En el BackStage – Una décima de segundo

Michael Jordan Action Portrait

“Un momento en una agenda, una décima de segundo más” (Antonio Vega)

La eternidad es una estrella que, caprichosa, se esconde en un balón de cuero. El mismo que, de espaldas a ti, protege el pivot contrario como si en ello le fuera la vida; el primer manotazo roza la gloria, con el segundo, robas las llaves de la puerta del Paraíso.

Diecisiete segundos, dieciséis, quince….el aire pesa como una losa, catorce, trece…dos puntos en la última página del libro de tu carrera, el base contrario lanza sus ojos, sus manos, pero sus pies se quedan clavados en el centímetro de cancha que, desde ese momento, ya es pasado. El veintitrés vive en el aire y, desde allí, flexiona una muñeca confiada para, siete, seis, cinco….ganar plaza perpétua en los sueños de todos los que nacieron para mirar al cielo y no al suelo.

Y es que, como cantaba Antonio Vega, “no hay nada mejor que componer sin guitarra ni papel”…o soñar, delante de un televisor, de madrugada, que todo es posible.

Gracias, Michael, por enseñarnos que los límites, si existen, están más allá de las estrellas.

Miguel A. Hernández

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies