Final Four Milan – El Madrid no puede con Blatt (86vs98)

chachomilan

El Real Madrid no puede con David Blatt. Ese podría ser el titular de este partido. Un Real Madrid que ha enamorado a toda Europa durante buena parte del año, con un juego ofensivo, atractivo y por momentos imparable ha perdido el encuentro decisivo, ese día marcado en rojo en el calendario. Un partido muy igualdado que se resolvió en la prórroga. Los nervios de los jugadores madridistas en el tiempo añadido unido a la enorme efectividad maccabea desde el tiro exterior fueron las claves de esta derrota.

Tyrese Rice volvió a ser el más destacado del equipo israelí con 26 puntos. Por parte de los de Laso, Sergio Rodríguez anotó 21 puntos y Rudy Fernández 15. Sergio Llull se quedó esta vez a cero. Es la sexta Copa de Europa para el Maccabi.

El partido comenzó con una enorme intensidad por parte de ambos equipos. En la grada mandaba el amarillo del Maccabi pero en la pista lo hacían los blancos con un Rudy estelar. El escolta balear, con problemas en la muñeca, ha tirado del carro del equipo en el inicio. La idea de Maccabi Electra estaba clara, no permitir ninguna canasta fácil interior. Mientras tanto, en ataque todos los balones pasaban por las manos de Big Sofo. Máxima igualdad que se resolvió con un 16vs15 al término del primer cuarto.

En el segundo cuarto, con Sergio Rodriguez en pista, la figura del partido fue Felipe Reyes. El capitán del Real Madrid fue el dueño del rebote y con 10 puntos en este cuarto lideró la brecha madridista en el marcador. Además, la defensa apretó en intensidad con un Marcus Slaughter brillante en la faceta defensiva. Llull empezó a dirigir con mucho acierto (6 asistencias en la primera parte) y el Madrid empezaba a controlar el tempo del encuentro.

Cuando más lo necesitaban los de David Blatt, ahí apareció el capitán, David Blu para devolver a su equipo al encuentro 35vs30 y encarar la recta final del partido con mejores sensaciones. La línea de tiro libre fue su gran aliado y con un acierto perfecto desde la línea la distancia fue quedando en nada. Al descanso se llegó con los dos equipos prácticamente igualados en el luminoso 35vs33 a favor del Real Madrid con un triple sobre la bocina de Blu.

Tras el paso por vestuarios, Hickman y Sergio Rodriguez aparecerían en escena para sostener a sus equipos. El Maccabi llevó de nuevo el partido a su terreno tras el descanso. Ritmo bajo, tanteos bajos y muchas interrupciones para frenar al mejor ataque de Europa. Esta fue la receta de David Blatt, impecable en la dirección. Y le funcionó. El Maccabi se logró poner por delante en el marcador empezando unos minutos de intercambio de golpes en ambos lados de la pista. Pese a esto, no todo eran buenas noticias para los macabeos y es que Sofocles Schorchanitis cometió su cuarta falta y Blatt tuvo que sentarlo. Al término del tercer cuarto el Madrid seguía dominando, pero las sensaciones no eran buenas (55-53).

El partido era ya una guerra, el terreno que le convenía a Maccabi, pero el Madrid no se arrugó. El Chacho tomó el mando del partido y, pese a algún fallo, mantuvo en el partido a su equipo hasta que hizo su cuarta personal. Sus triples sostenían a un Madrid esforzado. Blu y Smith hacían lo propio para Maccabi. El gran trabajo de Big Bou en la zona lograba controlar el rebote. La cosa mejoraba con la quinta falta personal de Sofo.

El partido llegó igualado a falta de tres minutos del final, y en ese escenario se movió mejor el equipo israelí. Todos los rebotes fueron suyos, todos los balones sueltos quedaron en manos macabeas, que entraron en el último minuto 4 arriba. Pero el talento del Real Madrid salvaría al equipo in extremis forzando una prórroga que parecía impensable a poco más de 50 segundos para el término de los 40 minutos reglamentarios.

La primera prórroga en la historia de Euroliga en la final de la Final Four empezó muy bien para el base de Maccabi Electra Tyrese Rice con 8 puntos consecutivos que mantenían a su equipo por delante en el electrónico (79vs81). El partido aumentaba estuvo cargado de tensión, y ahí se vio de nuevo mejor al Maccabi. La sangre fría de los jugadores maccabeos fue suficiente para liquidar a un Real Madrid que llegaba con el depósito vacio. Sin frescura en ataque, el equipo entrenado por Pablo Laso veía como se le escapaba el título a poco más de minuto y medio para la conclusión. Al final, 86vs98.

Un nuevo subcampeonato de Europa para el Real Madrid por segundo año consecutivo. La próxima Final Four en Madrid. La Novena deberá esperar un año más.
Ficha técnica:
REAL MADRID 86 (16+19+20+18+13): Llull (0), Darden (7), Rudy Fernández (15), Mirotic (12) y Bourousis (12) -cinco inicial–; Sergio Rodríguez (21), Carroll (5), Díez (0), Reyes (12), Slaughter (2) y Mejri (0).
MACCABI ELECTRA 98 (15+18+20+20+25): Ohayon (4), Hickman (18), Smith (15), Pnini (0) y Schortsanitis (9) -cinco inicial; Rice (26), Ingles (0), Blu (14) y Tyus (12).

Brais Iglesias Castro

Director de 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR