La Tribuna – “Maccabi, The Underdog”

blatt maccabi f4

Y MVP para David Blatt. Ha hecho creer a un equipo que era en todos los análisis de la Final Four, el rival más débil, el “underdog” pero han sido gigantes sobre la pista y la culpa es de Blatt. Les ha unido como equipo. Ha sacado el máximo de ellos al congeniar con la idea y luego ha sacado de sí mismo, las mejores ideas tácticas de su carrera. Es el MVP y los jugadores auténticos guerreros que se han dejado el alma y su juego, que juegan, ¿Por qué creéis que han llegado? Porque las meten.

El juego de Maccabi llevado al límite del “smallball” y ha salido ganador. Su idea ha desarbolado a equipos formados desde los centímetros y el físico como CSKA y ante un equipo con quizás las mayores posibilidades de jugar el mismo estilo de juego y pasar a un equipo superior en altura, fue sacando la virtud del ritmo, donde Hickman y sobretodo Rice, sacando los mejores recursos de lo que es (fue) Derrick Rose.

Maccabi como conjunto ha superado al mejor presupuesto, que no equipo, por mucho nombre en una reacción de fe en ellos 15 abajo. Y en la final, los jugadores han sabido jugar el partido de su vida contra el Madrid que ve como se le escapa una vez más su ansiada Copa de Europa, que de tanta ansía a lo mejor necesita sentirse menos favorito, parece que le quiere decir el destino o lo que diriga los hechos de la vida. Ahora es noche de lágrimas, de rajar de los jugadores a pesar de la temporada… – deporte nacional español – o recordar que el cuerpo técnico del equipo es inferior al 90% del resto de cuerpos técnicos de la liga – que se hará, aunque se tenga algo de razón – en el otro deporte nacional.

¿Qué le ha fallado al Madrid en esta final?

Lo primero el ambiente y segundo el corazón. Quizás se mostró tan superior en la semifinal contra el Barcelona. Tan imponente que el Maccabi tenía el punto psicológico mejor preparado. A veces ese partido sufrido como perros. Ese triple o canasta sobre la bocina deja tal nivel de testosterona en el cuerpo que te hace ver todo un segundo más rápido, que 48 horas entre partido, donde solo haces un entreno y una sección de vídeo, ese factor no desaparece. Es quizás la magia de los partidos de series de play off y en el formato de Final Four cada vez es más claro que ayuda y mucho.

Me repito la pregunta, ¿En qué falló el Madrid? En el punto físico seguro. Rudy mermado con un dedo roto que puede ser la noticia que remate al Madrid esta semana, que ya no pueda más y tenga que operarse para recuperarse. Que Draper no jugará, siendo un base con un punto de físico parecido a los bases de Maccabi y que Llull, el exterior más físico junto Darden para detener a Hickman y Rice, empezó bien en la dirección, pero sus puntos no llegaron, sufriendo el mal del anotador.

Quitó a Carroll de la ecuación. Como Ingles en el Maccabi, su participación fue testimonial y no llegaba en condiciones óptimas para jugar. Ahora pedirán minutos para él en esta final, cuando para mi Laso hizo lo correcto. Aposto a la rotación exterior más física: Rudy – Llull – Darden y la magia del Chacho. Para mí era la apuesta en el 90% de los casos.

Otro desajuste táctico, virtud de Maccabi es que su estructura de equipo es que salvo “bigSofo” el resto de jugadores son un calco cada uno. La estructura básica con Rice y su primer paso devastador en la final Four, Ohayon y Hickman anulaban el físico de Llull. Devin Smith contra Darden con similares características y en el interior a un David Blu jugando con rabia sus últimos partidos, sacando de la zona a Mirotic y Felipe más el Factor X, Alex Tyus que Blatt ha convertido en el nuevo Kyle Hines, coloso al rebote y con un juego por encima del aro al nivel del mejor Maceo Baston. Esto anulo la opción Slaughter y a pesar del notable partido defensivo de Bourusis, le quito una referencia para pivotar en ataque.

¿Qué le deparará al Madrid ahora?

Lo primero aislarse del vendaval de cuchillos, dardos de rivales, gente que no confiaba en el equipo pero que han sido silenciado durante la temporada y esperaban su momento de gloria – tomadlo – y hacerse fuerte en el vestuario. Le queda un play off, donde sí se quita el susto, este martes asegurará ventaja de campo en todo el camino hacia el título.

El segundo es que se de confianza al equipo. No se puede empezar a poner una maquinaria con los manidos mensajes de “si no gana ahora la liga, veremos”, “La liga decidirá”. Sería poner una presión extra en la plantilla y cuerpo técnico y una falta de respecto, que por fallar el día D a la hora H – y estoy mal por ello, creía que sería el día de la 9º – que tras una temporada con solo 6 derrotas de momento, se tenga que poner una espada de Damocles innecesaria.

Y lo tercero y más clave ahora será ver si Rudy puede jugar y si tiene que parar, como y cuanto tiempo de baja puede estar. Es el jugador diferencial del Madrid, por encima de Sergio Rodríguez y quien marca la defensa del equipo. Su baja puede hacer al Madrid el camino en play off una guerra, donde aún favorito, sufriría mucho para llegar a la final de la Liga Endesa.

A pesar de la derrota, pienso que este equipo tiene crédito y aunque le cueste llegar a próximos objetivos, seguiré creyendo, soportando el dolor que esta daga voladora me ha producido esta noche en Milán.

Sergio Sosa

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies