Mundobasket 2014 – Serbia, “El Talento Dormido”

sp-SERBIA-vs-TURKEY_061

Atrás queda el bonito recuerdo de una Yugoslavia unida y potencia mundial (no sólo a nivel deportivo). Atrás queda el sueño de una nación que dominó el mundo del baloncesto a nivel europeo y que muchos hubieran querido ver compitiendo con el único e irrepetible Dream Team. Serbia, como principal heredera de la estirpe yugoslava, consiguió prolongar en el tiempo, de una manera mucho menos autoritaria, el poder balcánico en el devenir del baloncesto europeo.

Pero de un tiempo a esta parte, el basket serbio vive una travesía por los infiernos. El talento yace bajo sospecha de una posible falta de educación en los valores de la antigua escuela yugoslava. Deserciones, conductas inapropiadas, peleas… han desviado la brújula del campeón. Ausentes en los Juegos Olímpicos de Londres y eliminados en cuartos de final en las ediciones del 2011 y 2013 del Eurobasket, los serbios buscan una vuelta a los orígenes. Para ello han concedido las riendas del equipo a un “todocampeón” como Sasha Djordjevic (sobran presentaciones). Algunos dudan de su valía como entrenador, pero de momento ya ha tenido los arrojos suficientes como para expulsar a un jugador como Micov tras la derrota y la ausencia de carácter ante Nueva Zelanda esta misma semana. “Esta camiseta ha sido defendida por jugadores mucho más importantes que él”, aviso para navegantes del carácter ganador del genial ex jugador del Real Madrid, entre otros.

Djordjevic afronta un reto importante en este mundial, en el denominado grupo de la muerte con Brasil, Francia y la propia España, con una mezcla de juventud y veteranía, pero sobre todo con un equipo de obreros al servicio de un mismo fin. Sin egos, buscando un juego colectivo. Destaca la presencia de Raduljica (Milwaukee Bucks), Teodosic (CSKA), Krstic (Efes) y Bogdan Bogdanovic (Partizan). Mucha versatilidad, centímetros y calidad en la plantilla. En contra, su irregularidad y la tendencia a la dispersión de muchos de sus jugadores y la ausencia por lesión de última hora de Nedjovic (jugador de Golden State Warriors). SI Sasha consigue reconducir ese talento por el buen camino pueden ser una de las revelaciones del mundial.

BASES: TEODOSIC/MARKOVIC/JOVIC

Milos Teodosic, de infausto recuerdo para la hinchada española en el Mundial de Turquía de 2010, es el principal referente de la selección serbia. Calidad y dispersión a partes iguales. Puede penetrar, tirar, asistir, robar… capaz de decidir un partido, también para mal. Sin duda, base de creación, que contrasta con la regularidad y sobriedad de Stefan Markovic, ex jugador de Valencia. Sobrio, buen defensor y un correcto lanzador de larga distancia. Un joven Stefan Jovic, sin apenas bagaje internacional, pero buen base asistente, completa la terna de creación.

ESCOLTA-ALEROS: BOGDANOVIC/SIMONOVIC/KALINIC/BJELICA

Bogdan Bogdanovic ha sido una de las grandes revelaciones de la Euroliga esta temporada. Ha comandado a un buen Partizan y se ha confirmado como uno de las grandes promesas del baloncesto europeo. Excelso tirador será uno de los llamados a mantener la amenaza exterior de los balcánicos. El otro será un Nemanja Bjelica que a la sombra de Zjelko Obradovic en el Fenerbache ha ganado en madurez y regularidad. Cuenta con versatilidad, puede alternar tanto el 3 como el 4, dotando de riqueza táctica a su equipo.

Les acompañan Marko Simonovic y Nikola Kalinic. Ninguno de los dos cuenta con una gran experiencia a nivel internacional, si bien son jugadores destacados del Estrella Roja de Belgrado. Ante todo son jugadores altos, que cargan bien el rebote y que acumularán los minutos de descanso de los principales espadas.

PÍVOTS: KRSTIC/KATIC/STIMAC/BIRCEVIC/RADULJICA

La línea más potente de los serbios. Dos obreros que cumplen a la perfección con su papel como Katic y Stimac (ex del Unicaja). Jugadores completos y sobrios, capaces de aportar buenos minutos de rotación. Dos jugadores de primer nivel como Nenad Krstic y Miroslav Raduljica que suman calidad, intimidación y determinación al poste bajo. A buen seguro que Djordjevic compaginará minutos de ambos en pista, dotando al equipo de poderío físico y anotación.

Bircevic, nuevo jugador de Tuenti Estudiantes, es un jugador de gran envergadura, que además cuenta con una gran muñeca de larga distancia. Puede ser una de los ases tapados de la selección serbia.

PRONÓSTICO: Semifinales.

Aún a fuerza de equivocarme y como un enamorado de la vieja escuela yugoslava, los colocaría en semifinales. Si bien es cierto que son capaces de caer en primera ronda. Espero que Djordjevic acabe con ese tobogán en el que se ha convertido esta selección y enderece el rumbo de un grupo de jugadores que destilan talento por todos sus poros. El baloncesto necesita a Serbia.

 

Jorge Gómez Bravo

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies