Mundobasket 2014 – Croacia no se puso en huelga y elimina a Puerto Rico (103-82)

saric

Se lo jugaban todo a un partido, con todas las dudas que se habían generado previamente sobre ambos conjuntos y solo Croacia estuvo a la altura. Los hombres de Repesa, que unas horas antes del inicio del partido pensaron en ponerse en huelga para forzar la dimisión de su seleccionador, brillaron como no lo habían hecho hasta ahora en Sevilla y sacaron del torneo al conjunto de Paco Olmos, donde solo Barea rindió al nivel esperado.

Desde el principio se vio que Croacia no quería dejar escapar la oportunidad de estar en octavos de final. Un parcial inicial de 13-0 liderado por un brillante hoy Dario Saric provocaba que ya desde el comienzo del encuentro el conjunto boricua tuviera que estar remando a contracorriente. Un triple de Barea frenaba la sangría, pero el buen trabajo en general del conjunto croata impedía al base de los Timberwolves acercar a su combinado en el marcador, que pese a firmar 11 puntos en este primer parcial veía cómo la diferencia al finalizarlo era de 28-16 para los de Repesa.

Nada más comenzar el segundo cuarto dos triples de Ukic y Markota distanciaban aún más a Croacia, que empezaba a romper de verdad el partido. Muchas imprecisiones en el equipo de Olmos provocaban que la renta para Croacia siguiera subiendo en el marcador. A falta de Barea eran Sánchez y Huertas los que intentaban tirar del carro boricua, pero el gran hacer de Tomic y Bogdanovic en este parcial hizo que el resultado al descanso fuese todavía más que amplio para los de Repesa (53-36).

Si Olmos les echó un rapapolvo en el descanso a sus chicos podemos afirmar sin temor a equivocarnos que a estos no debió importarles mucho. Al volver de la reanudación Zoric hizo de la zona su casa y llevó a Croacia a superar por primera vez la veintena de puntos de diferencia. Barea intentó echarse el equipo a la espalda, pero cada canasta suya era contrarrestada rápidamente por Bogdanovic y por Saric. Los problemas de faltas de Barea y dos técnicas consecutivas terminaron de sacar a Puerto Rico del partido. Un Bogdanovic imperial llevaba a su selección a una renta insalvable para los boricuas al finalizar el tercer cuarto (84-57).

El último parcial no tuvo historia. Pronto Barea realizó su quinta falta, siendo eliminado y siendo aplaudido de forma unánime por el público sevillano, consciente de que el pequeño base hizo todo lo que estuvo en sus manos por mantener a los suyos en el partido. Finalmente el marcador fue 103-82. Croacia parece dejar atrás sus fantasmas (habrá que ver qué sucede finalmente con el tema Repesa) y se clasifica para octavos demostrando que cuando quieren pueden ser un equipo peligroso y capaz de ganar a cualquiera, mientras Puerto Rico abandona España por la puerta de atrás y siendo una de las grandes decepciones del campeonato.

CROACIA (103): Tomic (7), Andric (6), Lafayette (5), Bogdanovic (23), Saric (15), Rudez (6), Ukic (7), Simon (9), Markota (10), Hezonja (2), Zoric (9), Babic (4).

PUERTO RICO (82): Clemente (2), Barea (20), Franklin (13), Rivera (7), Díaz (0), Sánchez (11), Huertas (9), Balkman (6), Galindo (11), Santiago (3).

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR