Mundobasket 2014 – España, una fuente inagotable de amenazas (88-64)

SELECCION DE ESPAÑA 14 SELECCION DE FRANCIA 14 CTO DEL MUNDO 14

En el día del octavo aniversario del único oro mundial de la selección española de baloncesto, la final vencida a Grecia en Saitama, España aniquiló a la imperante campeona de Europa, sin Parker, pero manteniendo un bloque sólido y con capacidades. No caigamos en la trampa, no convirtamos en usual y frecuente lo de acribillar rivales en mundiales. Debemos valorar cada recital de estos chicos como si fuese el primero, o el último. Eso ya al gusto del consumidor. Contemplar y disfrutar cada acción debe ser nuestra única inquietud. Todo lo que no sea eso estará infravalorado.

Exactitud y exigencia como un reloj suizo, uno de los principales atributos de nuestra selección. Saben estar bien y lo están cuando es necesario. Ofrecen su mejor versión cuando la ocasión lo demanda. Eso es una enorme virtud, en la vida y en el deporte. El comienzo de este mundial dejó algo de incertidumbre y perplejidad acerca del nivel de juego ofrecido versus dos oponentes inmensamente inferiores, Irán y Egipto, con la eterna comparación con el ‘USA team’ en el horizonte. Pero llegaron Brasil y Francia, dos equipazos con opción a metal, y la selección española estuvo sobresaliente (19 y 24 puntos de diferencia respectivamente) y todas las dudas generadas anteriormente se disolvieron como un azucarillo.

El partido arrancaba con un ritmo frenético y galopante impuesto por el playmaker del Masnou, Ricky Rubio, que monopolizaba los ataques nacionales. 3 asistencias y 4 puntos en apenas 4 minutos de juego y España ya dictaba en el luminoso 11-3. Un símil al arranque frente al combinado carioca. Vincent Collet, el técnico galo, reaccionaba y daba entrada a cancha a Diot, que posteriormente iba a ser uno de los protagonistas de la remontada, junto a Batum. 22-19 mandaban los de Orenga al término del 1º periodo, tras uno de tantos triples inverosímiles del capitán.

El segundo periodo arrancaba igual que el primero, con triple de Navarro y pequeña brecha para el combinado nacional (+6). Francia incrementaba la solidez y actividad defensiva y se encomendaban al talento de Nico Batum y al desequilibrio que el mismo generaba. Tras tiempo muerto, la selección española alternaba defensa zonal 2-3 con individual. Llegábamos al ecuador del encuentro con una renta considerable, 44-34.

Tras el paso por el túnel de vestuarios, el cuerpo técnico español lo tenía claro. Había que comenzar fuerte, con energía, con intensidad y agresividad defensiva para marcharnos cuanto antes en el marcador. Para ello, Ricky, Llull y Rudy en el perímetro, defendiendo como jabatos, en primera línea, corriendo y anotando. Dicho y hecho, 52-36 y ventaja que ya no dejarían escapar. Con Francia en bonus, el procedimiento estaba a la vista, sobrecargar el juego interior con los hermanos Gasol para acudir lo máximo posible a la línea del 4´60. 65-50 a la conclusión del 3º periodo.

El último y definitivo periodo en juego. España en la misma línea, buscando rápidas transiciones, más conocido como llegar jugando, o bien con pick and roll o bien penetrando y abriendo al perímetro, y así se llegó al 72-54, tras triples de Llull y Navarro. Heurtel y Fournier acaparando bolas en el ataque galo, y Vincent Collet pensando ya en el próximo encuentro, con sus estrellas sentadas en el banco. Orenga hizo lo propio y dio entrada a Felipe, Abrines y Claver.

La heterogeneidad de amenazas que presente esté plantel es descomunal. Hoy lidera uno, mañana otro. Hoy anota uno, mañana otro. Y así con todo. Amenazas desde el perímetro, amenazas en la pintura, amenazas en transiciones, amenazas en estático, amenazas desde el lanzamiento. Y todo esto, al rival, lo perturba como si estuvieran aturdidos. Ya no saben dónde realizar la ayuda, ni dónde está el daño, ni que zona sobrecargar. La variedad de recursos de estos chicos no dejan lugar a la duda.
España ya es matemáticamente primera de grupo, y se medirá en octavos de final al 4º clasificado del Grupo B, que será Puerto Rico, Senegal o Croacia.

Anotación:
-España 88: Marc Gasol 17, Navarro 14, Pau Gasol 15, Ricky 4, Ibaka 10, Calderón 2, Llull 10, Sergio 2, Abrines 2, Claver 2 y Felipe 2.
-Francia 64: Batum 11, Gélabale 4, Heurtel 6, Diaw 2, Lauvergne 8, Pietrus 3, Jackson 5, Diot 22, Gobert 4, Fournier 9 y Tillie y Kahudi 0.

Juan Moral

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR