#RMBVintage – Blanca Navidad

32564118

Hubo un tiempo en que la Navidad consistía en familia, vacaciones, comilonas y reencuentro de seres queridos. Igual que ahora sólo que ahora duran más, algunos tienen vacaciones permanentes (jodida crisis) se come lo que se puede o el dietista te deja y los seres queridos igual ya no lo son tanto, sobre todo por el cuñado ese del Barsa, que tan buenos ratos te hace pasar.

Pues en esos felices tiempos todo se aderezaba con el estreno de la última película de Supermán o flipabas viendo a Travolta en Grease, y sobre todo, había un acontecimiento deportivo que estaba totalmente vinculado a las fiestas navideñas. El torneo de Navidad del Real Madrid.

Este histórico torneo navegó durante décadas. Con varias denominaciones y multitud de equipos. Se presentaba ante nuestros televisores los días 23, 24 y 25 de diciembre, por norma general, con varios formatos, liguilla, eliminatorias, etc…. Y sobre todo grandísimos equipos y no menos grandísimos jugadores.

Hubo años en que las mejores universidades norteamericanas visitaban nuestro país en navidad, y jugaban el torneo. Y a algún bien pensado, se le ocurrió una vez emparejarles con la selección cubana. Casi nada. Y claro, final igualado, canasta dese el medio campo en el último segundo, que si vale, que si no vale, que si el entrenador yanqui clamando contra los comunistas…. Salsa de la buena. Por cierto, en alguna de estas visitas estuvo George Karl.

Hubo años en que era de lo más común observar a las mejores selecciones del continente en este torneo. Y las mejores eran Yugoslavia y la URSS. Queda para la retina del aficionado esa final entre el Real Madrid y la Unión Soviética, con Sabonis machacando el aro y rompiéndolo en mil cachos. Antes que cambiarlo, viendo el resultado se decidió terminar el partido y darles el trofeo, vamos que pa qué seguir jugando, Sabas.

Hubo años en que los mejores baloncestistas europeos no pudieron seguir jugando a nivel de selecciones porque hubo una maldita guerra. Y cuando terminó, se eligió el torneo blanco como vuelta al escenario internacional de la selección balcánica. Y lo ganaron. Es que eran muy buenos. Y así era de importante ese torneo.

Hubo años en que los mejores equipos y jugadores viajaban a Madrid a pasar la navidad y jugar a baloncesto. Os hablo, de Radja, de Kukoc, de Danilovic, de Sabonis, de la Jugoplástika, del Maccabi, del Scavolini de Pésaro, de Bodiroga, de las leyendas incontables que ha tenido el club blanco en sus filas. Si tenéis curiosidad sobre el palmarés y múltiples denominaciones que tuvo el torneo (fue torneo oficial de la FIBA) haceros un favor y buscar en la wikipedia.

Era muy curioso, cuando un jugador de baloncesto negociaba su fichaje para con el Real Madrid, de las primeras cosas que se le advertía era que en navidades se trabajaba. Se jugaba a baloncesto y durante tres días seguidos. No valía luego lamentaciones y quejarse de que no había vacaciones. Como ahora los furgolistas, vamos. Igual.

En Navidad era una de las escenas familiares más comunes. Sentarte al televisor y ver el partido esperando que te llamasen para la cena/merienda/comida que tocaba ese dia. Fijaos que ahora cuando programan los partidos el dia de Navidad en la nba. Su objetivo es fijar al espectador delante de la televisión viendo baloncesto con amigos y familiares, creando una sensación de positividad y buenos recuerdos con este gran juego y deporte. Y el torneo de navidad del Madrid lo hizo durante un buen puñado de años.
Hubo un momento en que se dejo de jugar. Cada vez era más difícil encontrar buenos equipos. El calendario se apretó. El equipo no iba muy bien, bueno iba mal. Empezó a programarse liga y competiciones europeas durante esas fechas. La sociedad también evolucionó, llegó internet las descargas a cascoporro y multitud de nuevos canales. Todo un conglomerado que hizo que una de las reseñas deportivas de la infancia de muchos televidentes y espectadores (había muchas familias madrileñas que solo iban al baloncesto en navidad) desapareciera.

Estas navidades hay acb. Y euroliga, empieza el top 16. Y será apasionante. Pero no tendrá el glamour y la chispa navideña que tenían esos partidos. Que mala es la edad, y el paso del tiempo.

Felices blancas navidades.

Oscar Antón Antón

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR