Unicaja y un arbitraje lamentable condenan al Madrid (99-92)

 

Unicaja

El Real Madrid no ha podido despedir el año con una victoria tras caer en la prórroga en la cancha del Unicaja en un partido en el que los locales fueron siempre a remolque de los de Laso, que fueron de más a menos, pero que una vez más tuvieron que luchar contra un arbitraje lamentable, algo que ya no puede ser una casualidad y algo claramente manipulado por las instancias de la competición: Criterio desigual en las faltas, tres técnicas en contra, antideportivas…en fin, una autentica verbena que siempre se sufre en contra. Ya sería hora de que desde el club se diese un puñetazo encima de la mesa, pues es una ofensa seguir callado ante esta situación de desagravio. El madridismo no se merece que desde nuestro club no se nos defienda.

Dicho esto, también hay que ser coherente y criticar las carencias del equipo de Laso, que son muchas, pues el momento de forma de gran parte de la plantilla es inexplicable, pues salvo Felipe Reyes con su garra habitual, nadie parece tener un rendimiento constante en esta temporada.

En un conjunto diseñado para mejorar el juego interior, es inexplicable que la lucha por el rebote sea tan desigual, aunque estadísticamente Unicaja sólo cogió tres rebotes más (38-35), hay que tener en cuenta que Reyes sólo ha sumado 12 de ellos. La curva descendente de Bourousis en esta temporada y el estrepitoso fracaso de Ayón en los duelos de altura son una losa muy importante para el equipo. A Laso hay que atribuirle su culpa, pues no tiene sentido mantener a un Nocioni que no ha aportado nada y dejar ignorado a Mejri en el banquillo.

Comenzó el partido de manera igualada hasta que Rudy decidió aparecer al fin en esta temporada y con un gran acierto en el tiro exterior puso con una cómoda ventaja a los blancos al finalizar el primer acto. La intensidad defensiva que no se vio el domingo en el Palau unido al acierto exterior ponía a los de Laso con la ventaja de 12 puntos (17-29). Parecía un encuentro cómodo, pero entre las pájaras habituales del Madrid y los árbitros el choque se igualó.

El segundo cuarto fue muy espeso por parte merengue, fallando demasiados tiros y dejando muchas segundas opciones a los andaluces, que veían como Fran Vázquez campaba a sus anchas por la zona merengue. Evidentemente, el criterio arbitral condicionó la intensidad defensiva, pues en este segundo acto no apareció. Tampoco entraron ya los triples, pues teniendo en cuenta que el choque se comenzó con un espectacular 75% de acierto desde el 6,75 (6/8) el partido se terminó con un 35% (11/32), lo que quiere decir que sólo se anotaron 5 triples de 24 intentos. Si tenemos en cuenta el fracaso del juego interior y el poco acierto exterior, la ecuación es clara…en varias fases recuerda mucho al derbi frente al Estudiantes. Esto lo aprovechó el cuadro de Plaza para llegar con el choque al paso por los vestuarios (46-48).

El tercer cuarto fue mejor para los de Laso, pues volvió a hacer acto de presencia Rudy Fernández. Curiosamente fue el único acto donde los malagueños llegaron antes al bonus de las personales que los de Laso. Eso explica que se pudiese defender mejor y dejar en tan sólo 11 puntos a los de Plaza. Sin estar finos en  ataque se llegaba al tramo final 5 puntos arriba.

El último acto fue el peor de los merengues, pues tan sólo los rebotes que conseguía Felipe Reyes lograban seguir manteniendo con opciones a los de Laso, que tampoco supo reaccionar desde el banco, y esto es algo que ya es habitual.

A pesar de que los árbitros seguían castigando a los merengues y estos cada vez más fuera del duelo, se tuvieron opciones de ganar el partido, pero un último ataque nefasto mandaba el partido al tiempo extra.

Allí ya no hubo color: La inercia del choque invitaba a ello. Un equipo que venía de remontar ante el gran apoyo de su hinchada, con un arbitraje descarado a su favor y frente a un rival desquiciado y sin poder de reacción por ningún lado…la ecuación de estos factores es muy sencilla: una nueva derrota.

Pocos pensábamos cuando se inició el 2014 que terminaría de esta manera: con el equipo en una dinámica perdedora y sin una idea de juego definida. Esperemos que Laso y los suyos sean capaces de revertir esta situación, pues como ya hemos dicho varias veces, las derrotas en esta fase no son importantes, pero las sensaciones no son en absoluto positivas.

Unicaja 99 (17+29+11+20+22): Suárez (6), Thomas (10), Vázquez (23), Vasileiadis (0), Markovic (2), Granger (21), Toolson (15), Kuzminskas (8), Golubovic (10), Green (4), Stefanson (0).

Real Madrid 92 (29+19+14+15+15): Llull (12), Rudy (24), Maciulis (5), Ayón (2) y Reyes (10). Rodríguez (11), Campazzo (2), Rivers (0), Carroll (8), Nocioni (9), Mejri (3), Bourousis (6)

Luis Alberto Reyes

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies