El FCB, primer finalista de la Copa del Rey (87-79)

1424546097304

El FC Barcelona impuso su condición de equipo copero sobre el Unicaja, líder de la Liga Endesa, y venció en el duelo entre ambos para alcanzar su sexta final de Copa Endesa consecutiva.

Un gran final de partido de Brad Oleson contribuyó a que el Barça se impusiera, después de que el cuadro malagueño fuera por delante en el marcador la mayor parte del partido. La sangre fría y la confianza del de Alaska (Estados Unidos) inclinó la balanza.

Oleson hizo tan solo once puntos y 16 de valoración. No fue un partido de grandes actuaciones individuales, puesto que el mejor valorado fue Ante Tomic (19) por su labor reboteadora fundamentalmente; solo anotó 10 puntos. El máximo encestador también fue un barcelonista, el estadounidense DeShaun Thomas, con 13.

Comenzó golpeando primero el Barça con un triple de DeShaun Thomas. Unicaja tuvo que ir a remolque, pero gracias al poder reboteador de los de Joan Plaza estos no dejaron que los azulgrana se marcharan en el marcador durante el primer cuarto.

Thomas le cogió la medida a los triples desde la esquina con otros dos, Toolson y Suárez trataron de dar la réplica pero la efectividad del barcelonista dio a la tercera la mayor ventaja del Barcelona en el primer periodo (15-10).

Granger y Vasileiadis, de tres, igualaron momentáneamente, pero otro lanzamiento de 6,75 de Marcelinho dejó el marcador con el Barça por delante al final del primer cuarto (18-15).

Unicaja remonta de tres en tres
Le tomaron gusto al tiro exterior los cajistas y así lograron darle la vuelta al electrónico con Kuzminskas, Granger y Vasileiadis (22-24) como artífices, aunque el recién entrado Hezonja les recordó con un mate que aún quedaba mucho partido.

Del duelo de triples se pasó al duelo de mates para ver cómo al Unicaja se le escapa de las manos una ventaja de cuatro puntos (24-28) que Satoransky y Doellman anularon colgándose del aro. El rebote ofensivo malagueño seguía funcionando, pero fallaban las segundas jugadas.

Entre Kuzminskas y Caleb Green lideraron al Unicaja para llegar por delante en el marcador al descanso, con la tortilla dada la vuelta, aunque fue otro triple -el noveno en veinte minutos de Unicaja- convertido por Stefansson (32-39) el que les otorgó la mayor diferencia. Por suerte para Xavi Pascual, estaba el capitán Navarro para que la sangría no fuera mayor (34-39).

Primeros veinte minutos y un cuarto para cada equipo, aunque faltaba lo mejor por venir; el desenlace. Lo importante era quién terminaba por delante al final del minuto 40.

Oleson y Tomic meten presión
El intercambio de canastas, y de triples, no se enfrío con el paso por vestuarios, como demostraron Green, Satoransky y Doellman. Sin embargo, Unicaja entró demasiado rápido en ‘bonus’ por faltas y el Barça aprovechó para recortar con un libre de Tomic (45-46).

El croata no aprovechó la ocasión de igualar al fallar uno de los dos tiros, pero Oleson sí que igualó (51-51) tras un duelo de triples con Carlos Suárez. La sociedad Oleson-Tomic, que ya había funcionado con un ‘alley-oop’, volvió a aparecer para poner por delante al Barça (51-53).

Se le escapaba la ventaja y el partido a los de Joan Plaza, por lo que el técnico catalán se vio obligado a pedir tiempo muerto. Tuvo que salir de nuevo Kuzminskas con la ametralladora a punto para igualar con un triple (57-57) a falta de un minuto para terminar el cuarto.

Con las espadas en todo lo alto tras un intercambio de canastas comenzaba el emocionante último cuarto de partido. Diez minutos para decidir el primer finalista de la Copa 2015 en el partido más vibrante de lo que iba de torneo; el líder frente al pentafinalista.

Diez minutos de adrenalina
Si temporadas atrás el eslogan de la Copa fue cuatro días de adrenalina, en esta edición el Barça-Unicaja deparaba diez minutos de pura adrenalina. Y empezó ese cuarto golpeando primero el Unicaja con la que había sido su mejor arma hasta ese momento: el triple.

Lo convirtió Vasileiadis (59-62). Posteriormente, una gran canasta de Germán Gabriel -el antídoto contra Tomic en el tercer cuarto- puso de nuevo al Unicaja de cinco en el marcador.

Incluso se fueron de seis gracias a Markovic, pero un triple de Hezonja y una canasta de dos de Lampe volvieron a meter presión a Unicaja (67-68). Para aumentar el hándicap a los de Plaza, de nuevo se cargaron de personales a falta de más de cinco minutos por jugar.

El croata Hezonja fue el baluarte culé para la remontada, anotando la canasta que daba la vuelta al marcador. Se desajustó Unicaja en defensa, algo que aprovecharon Satoransky y Lampe para abrir brecha. Plaza tuvo que pedir tiempo otra vez (73-68).

El técnico dio entrada de nuevo a Caleb Green y Granger para poner toda la carne en el asador, pero en el Barça seguía unos enchufados Oleson y Hezonja. Sus triples, sobre todo el segundo del croata a falta de dos minutos (81-72), dejaron casi sentenciado el partido.

Que luego entrara otro de un pívot como Lampe y no el de un tirador experimentado como Kuzminskas (84-72) fue un fiel reflejo de cómo encararon ambos equipos los últimos minutos. Al final, la contribución de Kuzminskas y Granger solo logró maquillar el resultado.

Oscar Lopez

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies