El Joventut derrota al anfitrión y será enfrentará al Madrid

suarez-machaca-aro-del-granb-canaria-partido-cuartos-1424470370694

El duelo empezó con muchos nervios por ambos equipos. Para los locales, la responsabilidad de jugar ante su público les atenazó en los primeros minutos mientras que la Penya no encontraba su ritmo de juego. Un paupérrimo 4-4 marcaba tras los primeros cinco minutos y explicaba el colapso de ambos conjuntos. Hasta que despertaron los locales de la mano de Kuric (8 puntos), que les permitió abrir un hueco de cinco puntos al final del primer cuarto (16-11). Los verdinegros iban totalmente a remolque del Gran Canaria, que controló el ritmo.

Aunque todo cambió en el segundo cuarto. La entrada del veterano Sergi Vidal dio otro aire al equipo. Su primer triple animó a los verdinegros (19-18) que empezaban a cambiar la dinámica del duelo, con una agresiva defensa que bloqueaba el ataque amarillo. A Vidal se unió Mallet, que gracias a un triple daba a la Penya su primera ventaja (21-23). Con Tabares controlado en la zona y con fluidez en el ataque del Joventut, las ventajas visitantes fueron creciendo hasta los 8 puntos tras canasta de Savané (23-31). Los locales reaccionaron de la mano de Newley aunque un triple final de Vidal, devolvía el control a la Penya al descanso (28-34). Un parcial de 12-23 hacía justicia al buen partido de los de Salva Maldonado. Había que rematar el trabajo.

En la reanudación, el Joventut volvió a irse de 8 al inicio del cuarto (28-36), aunque fue un espejismo. Newley y Kuric se echaron el Gran Canaria a la espalda y después de un parcial de 9-0, lograron ponerse por delante (37-36). Ahora el ritmo del partido volvía a los locales y Maldonado se vio obligado a recuperar a Mallet, que anotaba para parar la sangría local. Aunque los locales recuperaron el control con un Kuric imparable, y un Joventut al que le empezaron a entrar las dudas. Tras otro parcial de 7-0, Kendalla daba la máxima renta a los locales (49-41). Los tiros libres y Mallet permitieron que la renta se quedara en cinco puntos abajo al final del cuarto (53-48).

En el último cuarto, el partido solo tuvo un nombre propio. Sergi Vidal, con dos triples al inicio volvió a dar la vuelta al electrónico (53-56) y ya no permitió que los de Salva Maldonado perdieran el control del partido. La confianza de los verdinegros fue en aumento con el veterano escolta dirigiendo operaciones y ni los intentos de Aíto García Reneses de romper el ritmo visitante con una zona, dieron resultado. Con un Vidal ‘on fire’ y Mallet controlando el ritmo, la Penya se ganó por derecho propio una plaza en las semifinales. Ahora espera el Madrid.

Ramón Palomar / Sport

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies