1º golpe para la ventaja de campo ante Maccabi.

jaycee-carroll-real-madrid-eb14

El Real Madrid se asegura ser 1º o 2º de su grupo del Top 16. Con solo una victoria en los dos encuentros que quedan, siempre que no pierda el average particular contra el Barcelona será primero sí o sí.

Hoy en la reedición 2.0 de la final de Milán, el Madrid apoyado en un gran primer cuarto de la pareja Ayón-Felipe y un tercero en la figura anotadora de Jaycee Carroll con 9 puntos consecutivos fueron los golpes maestros para derrotar a un correoso como siempre Maccabi que nunca da la espalda a los choques.

La pareja Ayón-Felipe marcaba el ritmo en un primer cuarto donde desactivaron a Sofo con una buena coordinación ofensiva (15-4). Haynes con un triple decía “aquí estamos” pero fue sepultado por la defensa blanca y 7 puntos consecutivos de Carroll en estado de dulce. Y cuando parecía que los macabeos llegaban al partido, Rudy Fernández con dos triples, el último desde 11 metros les sepultaba en el fondo de su banquillo al sonar la sirena (27-13).

No sabemos lo que encontró Goodes en esa cueva donde el Madrid había mandado a su equipo, pero de ella apareció Pargo para liderar a los suyos en un segundo cuarto donde el Madrid se atascó con un Sergio Rodríguez crispado sin poder hacer su juego y donde la rotación interior que funciono en el primer cuarto, ahora con las rotaciones no funcionaba igual contra Tyrus y Alexander. Una técnica a Sergio, ponía el 31 a 29 y la amenaza hebrea muy cerca. Maciulis con dos triples muy importantes y la vuelta de Ayón y Felipe normalizaba las cosas llegando al descanso (44-37).

En el tercer cuarto, Jaycee Carroll destapo la ametralladora y con 9 puntos consecutivos disparaba al Madrid hacía el triunfo (57-44). Brian Randle era ahora quien no se rendía por Maccabi, pero esta vez el Madrid lograba mantener una renta de 12 puntos para disputar el último cuarto (66-54).

En el último cuarto, el Madrid apretó en defensa y no dejo escapar el partido, manteniendo la renta de 10 puntos, con momentos para el agradecimiento de la grada para Felipe y Ayón, el Madrid casi certifica el objetivo de los cuartos de final con factor pista.

Con esta victoria, el Real Madrid llegará a Barcelona para el clásico con la misión de defender el Average. Ambos equipos solo pueden ser 1º o 2º y los 24 puntos de renta que llevará el Madrid al Palau deben ser una misión imposible para los cules, pero el Madrid ganando jugaría un partido de spa y masaje en la última jornada contra Zalgiris. Es el momento de la temporada donde hay que volver a dar el golpe a los eternos rivales.

Sergio Sosa

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies