Rudy Fernández lidera un trabajado triunfo ante un gran Iberostar Tenerife (94-85)

copa

El Real Madrid sabe sufrir en el Palacio de los Deportes. Era un día festivo para el equipo campeón de Copa, que ofrecía el título a su afición, y que ha visto como un gran conjunto casi estropea la fiesta. Los chicos de Laso han logrado derrotar a un más que peleón Iberostar Tenerife liderados por un grandísimo Luke Sikma, imperial en la primera mitad mitad y hombre más destacado del Iberostar Tenerife; y Nico Richotti, que pese a sus estelares actuaciones no han conseguido añadir la victoria al casillero tinerfeño.

El partido comenzaba en el Barclaycard Center con las defensas brillando por su ausencia. Sikma por dentro (comienza a ser preocupante el destrozo continuo que nos hace un pívot mínimamente hábil) y Richotti por fuera hacían y deshacían a su antojo ante una inoperante retaguardia merengue. La labor ofensiva de un gran Sergio Rodríguez impedía marcharse al conjunto insular en el electrónico y hacía que concluyeran los primeros diez minutos de encuentro con un 25-26 favorable al conjunto amarillo.

Las tornas parecían cambiar al inicio del segundo cuarto. La intensidad de Marcus Slaughter y el acierto de Carroll hacían creer en una posible ruptura del partido en este parcial con un marcador favorable al bando merengue de 33-26. No obstante Alejandro Martínez volvía a dar entrada en pista a Sikma, que seguía con su show particular al cual se sumaron Rodrigo San Miguel (muy inspirado desde el triple en esta mañana de domingo) y Nico Richotti, que hacían desaparecer la renta madridista y llevaban a su equipo al descanso con el marcador favorable por un tanteo de 46-48.

Pablo Laso activó a los suyos tras el descanso. Una mejoría en la actitud defensiva y el talento de Sergio Rodríguez llevaban al equipo de la capital a un parcial inicial de 8-0 que obligaba al técnico del conjunto amarillo a pedir tiempo muerto. Luke Sikma no lograba encontrar las sensaciones del primer tiempo, obligando a aparecer a otros jugadores en el partido como Beirán, que ha cuajado una actuación completísima. Iberostar Tenerife insistía en mantenerse en el partido, pese a que comenzaba la exhibición desde el perímetro de Rudy Fernández. Tres triples del alero internacional más la inestimable aportación bajo los tableros de un incombustible Felipe Reyes hacían que los de Laso llegaran a los últimos diez minutos delencuentro con una renta de 78-72, haciendo frente al empuje de Lampropoulos.

Entre Llull y Rudy se encargaban de llegar por fin a los diez puntos de ventaja (86-76 a falta de menos de siete minutos). Último cuarto de muchas imprecisiones dónde Ayón sacaba petróleo con unos puntos valiosísimos en la pintura rival. Una falta técnica (ejem) pitada a Maciulis y una antideportiva al Chacho intentaban volver a meter en el encuentro a Iberostar Tenerife, mas en ningún momento pareció peligrar la renta adquirida por los merengues.

Un resultado final de 94-85 que lleva a los chicos de Laso a su octava victoria consecutiva en Liga Endesa y no perder comba con Unicaja, que se enfrentará esta tarde a Herbalife Gran Canaria sabiendo que su más inmediato perseguidor no ha fallado. No deben irse tristes los hombres de Alejandro Martínez de la capital española, con partidos como el de hoy, con el hándicap además de la baja de uno de sus mejores hombres como es Blagota Sekulic, seguro que estarán luchando hasta el final por meterse en playoffs.

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies