Euroliga – Machada! RM 90 – EFES 85

Satellite

Cuando en un partido te ganan sobradamente en rebotes, el rival defiende mejor, controla mejor el tempo del partido y tiene un base que da quince asistencias y un pivot que anota 23 puntos, lo normal es que gane sobradamente ese encuentro. Eso es lo que estaba pasando en el Palacio de los deportes de Madrid. A mediados del tercer cuarto, el Efes Pilsen ganaba al Real Madrid por 17 puntos de diferencia. Una diferencia basada en lo ya dicho, el buen hacer de sus dos pilares ofensivos y coincidiendo con los mejores minutos del jovencísimo Osman. A ello hay que añadir el paupérrimo partido de los blancos. Pese a un buen comienzo con un inspirado Rudy, el segundo cuarto fue todo un cúmulo de despropósitos, con triples tirados sin ton ni son, ausencia de defensa y rebote, que se vio reflejado en el parcial, 15-29 para los de Estambul.

En el Madrid se esperaba con ansia el tercer cuarto. Ese tercer cuarto que esta temporada ha resuelto muchísimos problemas con el aumento de intensidad en todos los aspectos del juego. Hoy no ocurrió así. Con un Krstic martilleando desde fuera y dentro y un Heurtel que dio todo un clinic de pase, el partido parecía que no se le podía escapar a los turcos cuando una ventaja de 17 puntos y una caricatura de equipo enfrente, hacía preveer.

Pero esto es baloncesto. Y en la pista estaba un equipo que se llama Real Madrid. Y en un momento dado, decidieron enchufarse, apretar los dientes, defender y recuperar el acierto, hasta ese momento, casi inexistente.

Y buena culpa de ello lo tuvieron Sergio Llull y Andrés Nocioni. Un triplazo a tabla sellaba el final del tercer cuarto, dejando a tres puntos solamente a los de Estambul, ante la mirada incrédula del enfervorecido público presente en el acto.

Pero no iba a quedar ahí la cosa, incluso después de ponerse los blancos por delante, los turcos volvieron a reaccionar, y volvieron a ponerse siete arriba mediado el último cuarto, y parecía que la reacción se iba a quedar en nada. Pero claro, cuando tienes a un jugador que le hace un mate en la cara a una presumible futura estrella nba, cuando tienes a un jugador como el chacho que si bien hasta entonces no había jugado nada y se pone a jugar, y cuando TODOS defienden y se cierra un poco el rebote, y el ánimo y entusiasmo se apodera de todos, pues pasa lo que ha pasado hoy. Que en el baloncesto y si el Real Madrid está enfrente, tienes que hacerlo muy bien, bordarlo para poder ganarle en su casa. Y eso no ha sido así.

La serie se va con un 2-0 para Estambul, con la sensación de que quizá una victoria en el zurrón turco no hubiese sido injusto. Pero hoy el corazón y la garra ganó al juego. Ah, y a las decisiones un poco absurdas de los señores colegiados, que me van a permitir, son MUY MALOS.

Destacar por parte blanca a Sergio llull, 18 puntos y 12 asistencias, y el alma hoy del equipo, aunque el mejor jugador del partido estuvo en filas turcas, Heurtel, hizo lo que quiso todo el partido, aunque no fue suficiente.

La semana que viene más. La final a cuatro está muy cerca.

FICHA TÉCNICA:
REAL MADRID 90 (22+15+26+27): Llull (18), Rudy (15), Rivers (14), Reyes (6) y Ayón (8) –cinco inicial–; Campazzo (-), Sergio Rodríguez (11), Nocioni (10), Carroll (6), Maciulis (0), Slaughter (2) y Bourousis (0).
ANADOLU EFES 85 (16+29+21+19): Draper (5), Heurtel (16), Perperoglou (11), M. Bjelica (2) y Lasme (2) –cinco inicial–; Janning (3), Balbay (0), Osman (12), Krstic (23), Batuk (0), Saric (11) y Kilicli (-).

Oscar Antón Antón

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies