Los Nombres de la #Euroleague: Gigi Datome

DATOME

A pocas horas para el comienzo (por fin) de la temporada 2015-16 en la Euroliga, reinauguro esta sección en la que tienen cabida los mejores de Europa, los hombres que hacen que la máxima competición continental sea seguida a lo largo y ancho del globo y que las tardes de jueves y viernes sean un momento reservado al baloncesto. Y para esta re-apertura, pocos jugadores más indicados que un italiano que busca su segunda oportunidad en Europa. Todo un killer de barba poblada al que se le hizo grande el otro lado del charco.  El inconfundible Luigi, “Gigi” para los amigos, Datome.

Gigi Datome (Montebelluma, Italia, 1987) es un 2.03 que alterna las posiciones de ‘3’ y ‘4’. Uno de tantos tweeners que no han sabido encontrar un sitio fijo en la NBA en ninguna de las dos posiciones. De hecho, en los (pocos) partidos que jugó en los Boston Celtics, llegó a actuar como escolta, algo poco probable que veamos aquí. En una palabra, la función de Datome en la pista es ANOTAR: el italiano las enchufa de todos los colores cuando. Su especialidad es el tiro tras bote, recibiendo más allá de la línea de 3 y fintando para buscar su tiro de media distancia, con el que más cómodo se siente, aunque también tiene un muy buen tiro desde fuera. Más allá de su capacidad anotadora, que está fuera de toda duda, hay que destacar lo buen pasador que es, y un manejo del balón que, como he dicho antes, le ha permitido jugar sus mejores partidos en la NBA como escolta.

Su principal punto débil es la defensa, pues le faltan centímetros y físico para defender en la pintura a ‘4s’ poderosos y, aunque es algo mejor en este aspecto, tampoco tiene una defensa exterior de élite, principal motivo de su fracaso (o falta de oportunidades) en la NBA. Tampoco es especialmente bueno en el rebote. En definitiva, es un gran jugador en el lado ofensivo de la cancha, pero que sufre mucho en la otra canasta.

Criado en la cantera del legendario Montepaschi de Siena, Datome debutó en la Serie A italiana con 16 años. Pasó 4 integrando la primera plantilla de Montepaschi (debutando en la Euroleague en la 2004-05) donde no logró hacerse con un hueco. Tras un año en Scafati como trampolín, llegó a la Virtus Roma en 2008. No fue hasta la temporada 2012/13 cuando su nombre empezó a sonar con fuerza, ganando el MVP de la Liga Italiana y llegando hasta la final, donde cayeron con el Montepaschi Siena. Ese verano lo fichan los Detroit Pistons, tras una lucha con los Boston Celtics por hacerse con sus servicios.

Llegó a la NBA con un muy buen Eurobasket de Eslovenia bajo el brazo, pero de poco le iba a servir. No tuvo continuidad en temporada y media con los Pistons, muy pocas oportunidades y muchas llegaron en minutos intrascendentes. 37 partidos en temporada y media en la NBA, alternados con apariciones en la D-League. Fue entonces cuando llegó su traspaso a los Boston Celtics de Brad Stevens, que sí le dio algo de confianza. En unos Celtics que peleaban por entrar en Play-Offs, Datome encontró un sitio como “microondas”, apareciendo desde el banquillo para anotar puntos importantes. Todo esto culminó en el último partido de la temporada, en Milwaukee, donde, saliendo como titular por primera (y única) vez en su carrera NBA, anotó 22 puntos.

Pese a estos destellos, los Celtics no renovaron su contrato ante el “overbooking” que presenta su plantilla. Fenerbahçe estuvo atento para llevarse a un jugador que vuelve a Europa con pedigrí NBA y con vitola de estrella. A sus 27 años, todavía tiene una ilusionante carrera por delante en el baloncesto europeo.

 

Nacho Anaya Coll

Redactor 24 segundos en blanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies