24segundosenblanco opina sobre la temporada del Real Madrid en Euroliga

Este Martes el Real Madrid certificó su eliminación en Euroliga esta temporada tras caer en cuartos de final ante el Fenerbahce con un contundente 3-0. Hoy la redacción de 24segundosenblanco al completo opina al respecto y presenta algunas de las claves contestando estos tres puntos:

1. Valoración general de la temporada del RMB en Euroliga. Rendimiento de la plantilla y gestión de Pablo Laso

2. ¿Ha sido o no un fracaso? ¿Por qué?

3. ¿Qué cambios harías?

La Redacción contesta …

Abraham Rollán @AbrahamR_82 

1. Valoración rendimiento de la plantilla
Esta temporada el rendimiento de la plantilla en la Euroliga no ha sido bueno. En la fase de grupos se sufrió muy mucho para pasar, al igual que sucedió en el Top 16. El cruce de cuartos nos hizo ver la realidad contra un rival que fue claramente superior. Esta temporada el RMB en la Euroliga no ha estado, como quien dice. Su Euroliga no ha sido la que todos esperábamos.

Valoración gestión de Pablo Laso
Para mi mala. Ha fiado todo al núcleo duro del vestuario, al grupo que la temporada pasada ganó todo y no ha probado cosas nuevas, no ha confiado mucho en los fichajes de esta temporada. En mi opinión, debió haber probado cosas en muchos partidos viendo que las cosas no salían bien.

2. Para mi no, para mi ha sido más decepción que fracaso. Es cierto que esta temporada han faltado piernas y cabeza en Euroliga, que la defensa no ha estado, que la mala suerte en determinados momentos nos ha hecho polvo, y que los arbitrajes han sido… de esa manera. Con todo eso se ha jugado el cruce pasando en un grupo de Top 16 criminal. Para mi fracaso no. Jugar una Final Four es muy difícil.

3. El primero de todos el cambiar la planificación de la pretemporada, la de esta temporada ha sido horrible. También la preparación física del equipo viendo como esta temporada ha habido tantos problemas físicos. La planificación de plantilla, que en mi opinión debe ser de 12 jugadores. Y luego a nivel institucional tener más peso tanto en ACB como en Euroliga, porque en mi opinión ahora se tiene poco o ninguno.

Brais Iglesias Castro @Bricepinkfloyd

1. Lo que empezó mal en la primera fase de la Euroliga ha terminado de la peor manera posible en unos cuartos de final ante Fenerbahce, en donde hemos sido muy inferiores, no llegando a competir en ningún momento de la eliminatoria. Un contundente 3-0 que, esperemos, no repercuta en el equipo de cara a afrontar la recta final de la temporada en Liga ACB.

Valoración Rendimiento Plantilla.

A priori esta temporada teníamos un mejor roster, con más y mejores recursos pero el rendimiento de los nuevos fichajes ha sido bastante decepcionante. La escasa confianza en Thompkins y su falta de sangre en defensa, la irregularidad de Taylor, el escaso acierto en el tiro de KC Rivers en su regreso y la falta de tiempo para adaptarse a la dinámica de Augusto Lima han lastrado mucho al equipo. Por otro lado, el rendimiento de jugadores clave como el Chacho, Felipe, Maciulis o Nocioni en Euroliga ha sido bastante mediocre.

Valoración gestión Pablo Laso.
Deficiente. La escasa valentía en determinadas situaciones, sobre todo no apostando por jugadores como Doncic o Willy de forma habitual y la sobrecarga de minutos a jugadores como Gustavo Ayón son los dos puntos negros de Laso en Euroliga esta temporada. Tampoco ha estado muy fino en la dirección de equipo en los partidos.

2. Es un fracaso por la forma de perder, no por quedar eliminados en unos cuartos de final de la Euroliga ante uno de los grandes favoritos de la competición: el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic. Un Real Madrid recién campeón de Europa no puede permitirse no competir de tú a tú en una eliminatoria. Finalizar una temporada en Euroliga con 12 victorias y 15 derrotas, tampoco. En cuanto nos han fallado las piernas, la cabeza tampoco nos ha respondido en la pista. 

3. De cara a los Playoffs ACB modificaría el esquema fijo de rotaciones, apostando por un mayor protagonismo de jugadores como Doncic (el mayor talento joven de Europa se merece un puesto fijo en la rotación de cada partido), Willy e incluso intentaría recuperar a un jugador como Thompkins para el 4, un puesto en donde ni Nocioni (por falta de regularidad en el tiro) ni Felipe (por su tendencia a jugar debajo del aro) pueden aportarnos esa amenaza constante desde el triple, dejando más espacios a Ayón o Willy dentro de la zona.

En cuanto al juego del equipo, una mayor incidencia de nuestros interiores en el ataque, generando ventajas en el poste para finalizar o doblar al perímetro exterior en mejores condiciones. Menos yo-yo y más circulación del balón en ataque.

Por último, urge realizar una mini pretemporada para mejorar el estado físico de varios de nuestros jugadores más importantes.

En cuanto a la próxima temporada, creo que es precipitado elaborar listas de altas y bajas a estas alturas de la temporada. Ya tendremos tiempo de hablar largo y tendido sobre ello en los próximos meses.

Carlos Ayllón @Carlos_ayllon

1. Decepcionante. Creo que es un equipo preparado para estar en Final Four y si no ha llegado, la sensación no puede ser otra que la de decepción. Finalizar con un balance de 12 victorias y 15 derrotas es un récord que entiendo que está por debajo del nivel que tiene el grupo y de lo que se debe exigir.

La sensación de decepción no va solo por el resultado final, esto es deporte y con los condicionantes de esta temporada, perfectamente se puede encajar una eliminación en cuartos de final. El mayor problema es la sensación de equipo frágil que el Real Madrid ha dejado durante la competición, pero especialmente en la segunda vuelta del Top-16, con partidos perdidos en el primer cuarto (Palau y Pireo); y, sobre todo, en cuartos de final ante Fernerbahçe.

Valoración Rendimiento Plantilla:

La valoración en una temporada en la que hay más derrotas que victorias es negativa. Más allá de la aportación de Ayón, creo que el resto de jugadores no han sido constantes en su rendimiento aunque también es cierto que el rendimiento de todos ellos ha estado condicionado por lesiones y estado físico. A destacar el bajo rendimiento de las incorporaciones realizadas en verano y durante la temporada.

Creo que junto con el problema físico, al avanzar la temporada y con la clasificación en el aire, el equipo cada vez ha ido demostrando una carencia de ideas en ataque, donde se porfiaba todo a la puntería o a golpes de genialidad individual; y también cierta ansiedad por superar rápido y por la directa aquellas situaciones complicadas, con marcadores adversos.

Valoración Gestión Laso:

Creo que no ha sido su mejor temporada. Entiendo que ha sido una temporada turbulenta en Euroliga pero creo que podía haber sacado más partido al grupo. Es una plantilla de 15 jugadores y creo que se podía haber explotado mejor. Entendiendo todos los condicionantes de la temporada (pasaportes, ventas de última hora, falta de pretemporada, lesiones, edad, calendario, disponibilidad del pabellón, decisiones de club, ….) pero se hace complicado entender algunas decisiones.

Creo que la casi eliminación en la fase regular le hizo reducir mucho la rotación, a un rotación de confianza, y esto ha cargado de muchos minutos a algunos jugadores. Es cierto que en otras ocasiones casi no ha podido ni ampliar la rotación debido a las lesiones, especialmente durante el mes de enero.

Su gestión de la adaptación de los jugadores nuevos no ha sido la mejor. Creo que tanto Thompkins como Taylor tienen potencial para aportar más así como que Willy y Doncic gozaron de poco crédito en Euroliga.

2. Si. Creo que el equipo partía con la intención de volver a disputar Final Four y una vez allí, sabemos que todo puede pasar. Más allá de ser el vigente campeón de Europa, creo que el equipo estaba capacitado para alcanzar Berlín. Si no se ha llegado y además se han acumulado más derrotas que victorias, en una temporada en él hay una plantilla de 15 jugadores; creo que hay que pensar que ha sido un fracaso.

3. A día de hoy, los cambios los enfocaría a nivel de plantilla. Me quedaría con Llull, Chacho, Doncic, Rudy, Jaycee, y Ayón. Valoraría la continuidad u ofrecer renovación: Reyes, Lima, Willy y Maciulis. Al resto rescindiría o no renovaría.

Jorge Gómez @Jorgegomezbravo

1. La plantilla del Real Madrid estaba diseñada para llegar de nuevo a la Final Four. Tanto por amplitud (la más larga de la historia del Madrid), como por calidad. Al núcleo duro del equipo dominador se le añadieron piezas a priori interesantes como Thompkins, Taylor o las jóvenes promesas Luka Doncic y Willy Hernangómez. Pero el verano de 2015 fue muy largo para Maciulis, Llull, Chacho, Felipe, Rudy, Ayón y Nocioni y eso se dejó notar en un equipo sin pretemporada y con piernas castigadas desde el inicio de esta campaña.

En contra de su propia filosofía, en contra de lo que marcaba la lógica, Pablo Laso no apostó por dar minutos a los nuevos, para meterles en dinámica y dar descanso a las piezas clave, si no que cargó de más minutos a la vieja guardia pretoriana. Pero los resultados tampoco llegaron, el equipo nunca encontró el estilo de juego ni sus señas de identidad. Vivió en el alambre desde el principio de la Euroliga, salvando fases en el último encuentro, con muchas dudas y solo una certeza: la incertidumbre. Con una base sin frescura y las nuevas piezas totalmente fuera de dinámica. Laso no ha sabido explotar las condiciones de un Jeff Taylor, excepcional físicamente, pero limitado en las lecturas de juego -eso sí, con el peaje de su aclimatación a la ACB tras la NBA-; de Thompkins, mano de seda y con fundamentos al poste, aunque blando atrás; o de Doncic, que ha tirado puerta tras puerta que se ha encontrado en el camino y que ha merecido mucho antes un papel mucho más relevante.

El resultado de 3-0 ante el Fenerbache refleja la temporada de uno y otro equipo en Europa. Pero no la diferencia entre la calidad de sus plantillas. Por lo tanto, la valoración ha de ser negativa, tanto para jugadores como para el técnico.

2. Es un fracaso atendiendo al resultado de esta temporada y por potencial y trayectoria del equipo este curso. Pero si se engloba el ciclo desde que llegó Laso al banquillo no se puede tildar de fracaso cuando en las últimas cuatro temporadas ha llegado a tres Final Four (2 siendo finalista y una, campeón). Pero tampoco Pablo Laso ha de ser el muñeco de trapo al que todo el mundo se crea con derecho de atizar. Entre otras cosas, porque al considerar al vitoriano un técnico de perfil básico, desde la afición se le discuten (yo el primero) decisiones que a otros técnicos con más nombre (Messina, Mallkovic…) y peor trayectoria en el club, no se atrevería a juzgar.

3. Cambiaría pocas cosas. En cuanto a plantilla, un ala pivot joven capaz de tomar el relevo de Nocioni y Felipe. En cuanto a preparación o enfoque de la temporada muchas cosas: mayor protagonismo de Doncic (el gran mirlo blanco) y Willy. Mayor rotación, más balones interiores para no hacer el juego previsible y sobre todo un factor fundamental: que Laso vuelva a recuperar su esencia; que trabaje pensando en crecer, en el futuro, sin importarle las críticas, con valentía. Y no piense en los resultados inmediatos ni en el pasado. Que vuelva a ser lo que siempre fue y muchos no vimos.

Juan Moral @Juanmoral8

1. Pienso que la autocrítica es fundamental en cualquier aspecto de la vida, y la temporada del RMB en Euroliga ha sido muy negativa. Acabar la 1º fase con balance 5-5, el Top16 con 7-7 y los cuartos con 0-3 no son buenas cifras. Un balance negativo de 12 victorias y 15 derrotas. Arranque negativo en la máxima competición continental, jugamos con fuego y nos acabamos quemando, era una utopía no solo ganarle a Fenerbahce, sino competir contra ellos, pese a la ausencia de su mejor hombre, el checo Jan Vesely.

Valoración Rendimiento Plantilla
Rendimiento mediocre, mucha mediocridad para ser jugadores del Real Madrid. El grupo de españoles, más Maciulis, Ayon y Nocioni, muy castigados física y mentalmente tras ganarlo todo la campaña pasada y jugar en verano Eurobasket y Copa América hasta el final. Los fichajes han sido una auténtica ruina, no es que no hayan estado a la altura, es que no han aportado absolutamente nada.

Valoración Gestión Pablo Laso
Fatal. Como el resto del equipo. Muy lento a la hora de pedir tiempos muertos, muy mal en las rotaciones, en la gestión con los jóvenes, en el reparto de minutos, en abusar y sobrecargar a ciertos jugadores, en no apostar más por otros. Horrible en los finales de partido, perdiendo varios encuentros ahí.

2. No me gusta la palabra fracaso en el deporte, pero si es cierto que no se han cumplido las expectativas. Un equipo que viene de ganarlo todo y de pasar por encima de los equipos, de enamorar por juego y filosofía al mundo de la canasta no puede acabar la siguiente edición de la Euroliga con balance negativo y perdiendo partidos que se deberían haber sacado.

3. En cuanto al proyecto, al entrenador y al núcleo gordo del vestuario y plantilla, ninguno. Sigo creyendo y confiando en ellos plenamente. Pero si que largaría a los fichajes de esta temporada, y ficharía en condiciones. No mediocridades, sino jugadores top, que dominen y sean determinantes en la máxima competición continental. Prefiero a 2 jugadores TOP y tirar de cantera que a 5 malos que solo sirvan para entrenar y hacerse fotos con la afición.

Luis Alberto Reyes @LuisAlbReyes

1. Es la crónica de una eliminación anunciada. Se estuvo en la lona dos veces en las diferentes fases de grupo y se logró pasar con más corazón que juego. Ya en cuartos la entidad del rival hizo que el corazón sólo no bastase. Eliminación justa.

El equipo nunca dio sensación de que este año podía repetir entorchado, ya que fuera de casa, apenas hemos ganado partidos y el Palacio, dejó de ser ese fortín que era en años anteriores. Tampoco ayudó, aunque no es excusa, el nulo respeto arbitral al Real Madrid, ya que el día del Baskonia, ese triple de Bertrans era ilegal. O en el Palau, el Madrid en el último cuarto tuvo una gran desventaja en los tiros libres. Toda la Euroliga fue así y este año no se estaba preparado para luchar contra esos elementos. Dicho esto, que por ejemplo, el día del Fenerbahce lleváramos 3/21 en triples en el tercer cuarto no es culpa de los árbitros.

A fin de cuentas, este año no se dio la talla y se está fuera con justicia. Toca levantarse, mejorar y volver a intentarlo el año que viene.

Valoración Rendimiento Plantilla
Está claro que este año no se ha estado a la altura. No se puede reprochar nada a los jugadores porque lo dieron todo, pero a excepción de Ayón, aunque estuvo desaparecido en Turquía, nadie ha dado un rendimiento constante esta temporada. La base del año pasado ha pagado el cansancio arrastrado por las competiciones con sus selecciones y nunca han terminado de estar al 100 %. Entre eso, las lesiones y que los fichajes de este año han sido muy desacertados, la ecuación no podía salir de manera positiva. Se nota mucho la baja de Slaughter, ya que era ese jugador quien conseguía contagiar al resto a una intensidad defensiva que se ha perdido.

Valoración Gestión Pablo Laso
Al igual que siempre hemos dicho que Laso ha sido el entrenador que ha cambiado al Real Madrid y el respeto por ello lo debería tener siempre, hay que reconocer que este año no ha estado a la altura. Pocos entienden que no le haya dado minutos en esta competición a Doncic, cuando el resto de la plantilla no estaba dando el nivel. Pocos minutos también a Willy. Puede que este año esté pagando el perder a Tabak, en mi opinión, una de las claves el año pasado en el Madrid. Este año hemos sufrido con casi todos los pívots en Europa.

2. No considero que haya que utilizar la palabra fracaso, ya que al menos, el equipo ha estado entre los 8 mejores equipos de Europa. Un fracaso hubiera sido caer en la fase de grupos o el Top 16. Si es una decepción, especialmente por la contundencia de la derrota ante los turcos.

3. Queda la Liga ACB y no creo que sea el momento de hablar de cambios, es el momento de estar con el equipo. A final de temporada se deberá hacer un balance y tomar las decisiones que puedan ayudar a mejorar al equipo.

1838640-38770037-1600-900

Macarena García @Macagb84 

1. Ha sido una Euroliga durísima. Sacando los partidos a trompicones, perdiendo mucho en casa y dejando malas imágenes lejos del Palacio. La primera fase quizás fue peor por más inesperada, porque nadie imaginaba que el campeón iba a sufrir tanto para pasar al Top 16, jugándose la vida en los tres últimos partidos. Con el grupo del Top 16 configurado, nadie esperaba que la clasificación fuera a ser fácil, pero tampoco que el Real Madrid perdiera tres de los siete partidos en casa. Además, imágenes como la de Atenas contra Olympiacos no ayudaron a mejorar la confianza del equipo. Ya en el playoff, se ha visto un Madrid muy perdido ante un Fenerbahce muy superior. La defensa, que ha sido un gran lastre toda la temporada, tampoco ha sido mejor en los últimos tres partidos. La falta de acierto en tiros cómodos y el cansancio físico y mental de haber ido a remolque toda la competición han hecho que el Real Madrid parezca un equipo sin hambre e incapaz de plantarle cara a los de Obradovic.

La temporada empezó con la mayoría de jugadores agotados por las competiciones internacionales de verano. La suerte tampoco ha acompañado con las lesiones de jugadores importantes como Rudy Fernández o Sergio Llull, que además han contribuido a sobrecargar a otros jugadores como Jaycee Carroll o Sergio Rodríguez que han llegado fundidos al tramo decisivo. Los nuevos fichajes tampoco han sabido meterse en la dinámica del equipo, y desde el banquillo tampoco se les ha dado la confianza o el tiempo necesarios. La llegada de Rivers dio bastante aire al principio, pero ha ido de más o menos. En general, el rendimiento de la plantilla se ha basado mucho en el núcleo duro del equipo (Llull, Ayón, Reyes, Carroll), y Laso se ha centrado tanto en ellos que no ha sabido tener la paciencia necesaria con el resto de la plantilla. También es cierto que la trayectoria del equipo fue mala desde los inicios y eso tampoco ha ayudado a la integración de los nuevos, pero en muchas ocasiones se ha echado de menos el probar cosas distintas.

2. No creo que haya sido un fracaso. Ha sido una enorme decepción. Un tropiezo, grande pero tropiezo al fin y al cabo, no debería empañar la trayectoria del equipo. Para mí, el error está en usar la palabra fracaso porque eso implicaría borrar y empezar de cero. Y ha costado muchos años, muchos proyectos tirados por la borda y mucho esfuerzo llegar a conseguir una estabilidad que parecía imposible antes de Laso. Y con todo lo que ha costado llegar a lo más alto, la caída duele más. Pero este equipo se merece confianza, porque si algo han demostrado es que saben levantarse después de los golpes.

3. Para mí la base del equipo sigue estando clara. El núcleo duro nos llevó a la Novena y sigue perfectamente capacitado para llevarnos a la Décima. Para mí el problema está en los complementos. Los nuevos fichajes no han sabido encontrar su sitio o no se les ha sabido dar. Hay que rastrear el mercado buscando jugadores de calidad y con la ambición necesaria para ganarse los minutos en este equipo, que quizás sea el principal pecado de las nuevas incorporaciones. Y Pablo Laso ha estado demasiado desbordado como para hacer una buena gestión del banquillo y, sobre todo, de los jóvenes. Willy y Doncic se han merecido más oportunidades y eso la afición se lo reprocha bastante. Con eso, y una mejora en la preparación física, volveremos.

Nacho Anaya @Anaya_Coll

1. Diría que ha sido gris. Pero hay que tener en cuenta que este es el resultado de mezclar blanco y negro: Ha habido momentos catastróficos (la derrota en Estrasburgo, el segundo partido en Estambul) pero también otros que han permitido ver destellos del Madrid campeón (final de la fase regular o la victoria ante el Khimki). Incluso, hemos llegado a ver el paso de un estado a otro en un mismo partido, durante la descorazonadora derrota en el Palau después de remontar más de 20 puntos de desventaja y tomar el mando. Esa irregularidad se paga y que el Madrid tuvo la suerte de su lado para llegar a cuartos de final. Una vez ahí, un equipazo como lo es Fenerbahçe jamás concede segundas oportunidades ni perdona estos momentos de desconexión, y así ha transcurrido la serie.

Valoración Rendimiento Plantilla
Pienso que la temporada ha estado marcada por la sobrecarga de los pilares tradicionales del equipo, en buena parte provocada por el escaso acierto con los fichajes. Ni Thompkins, ni Willy han entrado en dinámica, mucho menos Ndour y quizá en momentos muy puntuales Taylor, pero no lo suficiente. Se notó muchísimo la baja a última hora de Slaughter y la llegada de Lima como emergencia de poco ha servido. Por último, a KC Rivers le ha fallado la muñeca en los momentos clave. Si a eso unimos las continuas lesiones, la mala temporada del Chacho y la escasa valentía de Pablo Laso a la hora de mirar al fondo de armario, tenemos este resultado.

Valoración Gestión Pablo Laso
Tampoco ha hecho Laso un buen trabajo. Me centraría en dos errores: las continuas minutadas en partidos de ACB durante todo el curso a hombres clave como Llull o sobre todo Ayón, que ha llegado fundido a cuartos de final y el equipo lo ha notado muchísimo. Por otro, le ha costado tirar de Luka Doncic, tampoco ha conseguido que Willy Hernangómez entrara en dinámica y considero que las aportaciones de los dos ‘niños’ podrían haber sido mucho mayores si el técnico vitoriano hubiera contado más con ellos.

2. Pese a todo, no tacharía la temporada de fracaso. Si ganar una Euroliga es complicado repetir lo es mucho más. Tal como ha transcurrido la temporada, con el Madrid sobreviviendo desde Noviembre, no esperaba mucho más del equipo en cuanto a resultados (sí en actitud competitiva) en estos cuartos de final. Dicho esto, creo que la pérdida de la corona europea coloca a la Liga ACB como un arma de doble filo entre una temporada exitosa o un fracaso.

3. Como digo, esperaría al desenlace de la Liga ACB para valorar la temporada y ajustar el equipo en función de ello. Salvo fracaso estrepitoso en la ACB, no creo que sea el momento de cesar a Laso, pues en una temporada gris los blancos han seguido ganando la Copa, han pasado a cuartos de final en el “grupo de la muerte” y tendrán opciones en la liga. Todo apunta a que Thompkins, Ndour y Taylor tienen las horas contadas en la capital por el poco uso que Laso les ha dado en los momentos clave. Con Lima me la jugaría un año más porque apenas ha tenido tiempo de hacerse sitio en un equipo plagado de urgencias. Y para terminar, lo vuelvo a decir: Hay que ver más a Luka Doncic. El hecho de tener 17 años no puede ser una barrera de más para un joven que derriba todas las que se le ponen delante. Ha demostrado tanto en ACB como en Euroliga que está para jugar mucho más y así quiero verlo el año que viene.

Óscar Antón Antón @Acidarro15

1. La valoración tiene un punto importante de decepción. El equipo no ha conseguido el objetivo mínimo, que reconocido por todos, era acceder a la final four. El hecho de haber sido barrido por el Ulker, acentúa esta sensación de decepción. Demasiada irregularidad, demasiadas derrotas, no se ha competido contra los equipos punteros del continente, y toda la temporada al filo de la eliminación, jugando siempre al límite. Mala temporada del Real Madrid en euroliga, la plantilla ha dado un paso atrás respecto al rendimiento del año pasado y los fichajes han sido un sonoro fracaso en cuanto a rendimiento. Pablo Laso ha estado al mismo nivel, mala temporada del vitoriano, que no ha sabido gestionar bien ni la planificación de la temporada ni partidos puntuales.

2. Si bien no se puede hablar de fracaso en su totalidad, como he dicho antes, si se puede hablar de un torneo decepcionante, sin quitar todo el mérito y títulos conseguidos por este equipo, está muy claro que en el máximo torneo continental, el Real Madrid tienen que lograr algo mejor que 12 victorias y 15 derrotas. Bagaje muy pobre.

3. Está claro que ha habido varios fichajes que no han funcionado y que saldrán del club, aunque se gane la liga. Imagino que se podrán cambiar cosas, hacer una buena temporada y fichar un par de jugadores, uno de ellos interior que sean de élite europea. También hay que dar ya galones a Doncic, y pienso que no debería ser negociable. También un toque de atención a jugadores como Llull y Rudy pro su mal rendimiento debería producirse. Y todo ello siguiendo las directrices de Laso, que no debería moverse del banquillo. Otra cosa son sus asistentes.

Pablo Herrero @Pablohm29

1. Con una plantilla con cambios continuos, bajas por lesión e incorporaciones a mitad de curso, la regularidad ha brillado por su ausencia. La falta de pretemporada es otra de las claves, algo que en esta serie se puedo ver claramente: faltos de piernas y cansancio anímico acumulado.

Valoración Rendimiento Plantilla
Muy irregular, con pocos jugadores que hayan mantenido el nivel esperado de forma continua. Quizá Gustavo Ayón ha sido el único con un rendimiento positivo toda la campaña. Las lesiones y problemas físicos de muchos jugadores les han lastrado y los fichajes no han aportado lo esperado.

Valoración Gestión Pablo Laso
Siendo Lasista, creo que este año ha caído en errores del pasado. La necesidad de mantenernos vivos en Europa y las bajas por lesión le han obligado a cambiar la rotación constantemente, pero se han jugado muchos partidos intrascendentes con los titulares, quemándolos a veces de manera innecesaria. En la serie de cuartos, muy superior Obradovic.

2. Buscaría un término medio entre fracaso y decepción, ya que no se ha cumplido el objetivo mínimo en Europa que era estar en la Final Four. Sin embargo, y viendo la sucesión de problemas de todo el año, no sería partidario de llamarlo fracaso. Fuimos muy inferiores a un señor equipo como Fenerbahce. Es justo reconocerlo.

3. No haría cambios hasta que acabe la temporada, eso para empezar. A partir de ahí, y en función de cómo transcurran estos dos meses, valorar quién merece seguir o no, dar algún toque de atención. Prioritaria la renovación de Ayón y asegurar minutos para Doncic el próximo año. Y salvo catástrofe mayúscula en playoff (caer 0-2 y de paliza en cuartos de ACB), Laso debe seguir. Sin duda alguna.

Sergio Sosa @sgiostar

1. La plantilla, especialmente su núcleo duro ha rendido al máximo teniendo en cuenta las circunstancias, cansancio y agotamiento mental fruto de la pasada temporada. El núcleo duro no ha tenido respiro y las lesiones han cortado su capacidad de jugar juntos. El problema ha sido encajar los roles de los nuevos jugadores.

Laso cuando ha visto que el equipo no da para más que el núcleo duro y dos o tres aportes de Willy, Lima o Doncic en partidos determinados, ha muerto con la guardia pretoriana. Su debe es el acoplamiento de los nuevos, pero en ese proceso, han decepcionado en ambos lados, no intentando involucrar aunque fuera un jugador: Más minutos Doncic en Euroleague en vez de buscar que 4 piezas entrarán en un engranaje perfilado con el paso de temporadas.

2. No ha sido un fracaso bajo ninguna de las formas. La temporada pasada marca una perfección que pocas veces se da y repetirlo en años consecutivos era un casi improbable. Casi nadie ha ganado la Euroleague dos años seguidos en los últimos 10 años (Maccabi con Jasickevicius y Oly en 2012 y 2013). Ese es el espejo donde mirarse, que otros enormes equipos como PAO o CSKA en su mejor momento no ganaron la Euroleague consecutivamente, sino cada 2 años. Repetir Euroleague es un hito muy difícil y debe ponerse en esa perspectiva

3. Evidentemente ha pesado el calendario, muy cargado de partidos, el Eurobasket y el año olímpico que reduce y comprime más fechas. Esto merece una solución global improbable con el enfrentamiento Euroleague-FIBAEuropa. No es baladí esto, porque el Real Madrid ayudaría mucho si en despachos logran una posición fuerte que ayude a los descansos de los jugadores.

Deportivamente el Madrid debe plantear si los fichajes que hacen son por “oportunidad” de mercado o con un plan caro. Pienso que Trey era una oportunidad, pero está como Mirotic. No por rendimiento que es incomparable, sino que es una pieza que no encaja.

O tal vez es que simplemente se fichó a los jugadores que se pensaba y por temas de cabeza, dinámica y entrar en un motor con las piezas y roles muy marcados, no funcionaron y fueron perdiendo la confianza de Laso. Quizás es más difícil que tirar la casa abajo y volver a construir desde cero.

Víctor Vera Santos @Victorverasants

1. Desde el principio el equipo ha ido a contracorriente. Una primera fase que se preveía dura acabó siendo infernal, con una presión enorme en los últimos partidos. El Top-16 nos destapó del todo lo que vimos en la primera fase: un equipo con mucho corazón pero quizá un escalón por debajo de los mejores. Fenerbahçe directamente nos desnudó. Sacó a relucir las carencias del equipo, mostrándose los turcos muy superiores e impidiéndonos siquiera competir en toda la serie.

Valoración Rendimiento Plantilla
Por debajo del nivel esperado. Es cierto que el núcleo que nos hizo campeón de todo ha llevado una carga física encima enorme durante el último año, sin apenas descanso y con muchos problemas físicos, pero no es excusa. La adaptación de los fichajes ha sido catastrófica. No haber sido capaces de lograr involucrar en condiciones a ninguna de las incorporaciones y depender tantísimo de un núcleo duro cada vez más desgastado nos ha pasado factura.

Valoración Gestión Pablo Laso
Su gestión en Euroliga no ha sido buena. Ha tenido que lidiar con largas bajas de quizá sus dos grandes pilares, Rudy Fernández y Llull, pero quizá ha pecado de conservador en algunos momentos donde el equipo ha necesitado de una frescura en el banquillo que no ha tenido. Su principal debe en mi opinión ha sido la gestión de los fichajes, Willy y Doncic, que quizá ha debido gozar de mayor protagonismo durante la ausencia de Llull en pos de evitar el desgaste final que hemos visto en el Chacho.

2. Sí. No el haber perdido en cuartos de final contra una plantilla del nivel de Fenerbahçe, sino por cómo se ha caído. La tremenda superioridad de los turcos ante un equipo que venía de ganarlo absolutamente todo deja claro que las cosas, por primera vez en la época Laso, no se han hecho del todo bien.

3. Veo necesario un rejuvenecimiento en la posición de ‘4’. Adoramos a Felipe Reyes y Andrés Nocioni, pero ambos tienen una edad y Thompkins lamentablemente no ha cumplido las expectativas. Un ‘4’ ágil, buen defensor, que cierre bien el rebote y a ser posible pelirrojo parece la mejor opción. Además no podemos frenar la progresión de Doncic. El esloveno pide paso y, dada su versatilidad, creo que debe haber una salida entre Maciulis y Rivers (mantendría a Taylor) para aumentar sus minutos en pista.

Y tú, ¿que opinas?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies