#Euroleague: Cuartos de final Partido 1: Fenerbahçe 75-69 Real Madrid: Remoloneando

Una nueva semana de supervivencia arrancaba en la Casa Blanca. Superado ante el Khimki su lunes particular (ese momento crítico en el que el despertador suena, pero no sabes si serás capaz de levantarte), algo más de ilusión acompañaba al martes, pues el de hoy era día de cita importante. Nubes negras se alternaron durante todo el día con un sol resplandeciente en los cielos de Madrid, quizá una señal de que aunque las cosas no hayan ido todo lo bien que deberían, el campeón de Europa siempre puede y debe encontrar un momento para brillar.

Con el balón en el aire de Estambul, la tensión se palpaba en el ambiente y los aros del Ulker Sports Arena no eran ajenos a ella, pues escupían fuera todo balón que se les acercaba. Pero pronto los nervios se fueron calmando y el Madrid comenzó a relajarse, quizás demasiado. 8 puntos casi seguidos de Bogdan Bogdanovic asestaban el primer mazazo a los blancos, incapaces de penetrar en una muralla turca que no se forma con palmarés o con millones, sino con una palabra más válida que todo eso en estas citas: ACTITUD.

Atemorizado por esa primera bofetada de realidad que recibió en el primer cuarto, el Madrid se refugió entre las sábanas una vez más (como ya le hemos visto hacer en varias ocasiones esta temporada). Las ojeras se apoderaron de Sergio Rodríguez en el ataque y Udoh no encontraba oposición en su búsqueda del aro. La desventaja al descanso era de 12 puntos, con solo 29 anotados en los primeros 20 minutos de estos cuartos de final. En un partido intenso con continuos contactos rozando el límite de lo permitido (¿de verdad alguien esperaba otra cosa?) el Madrid estaba mostrando una cara desaseada, cansada, remolona, quizá acusando en parte los dos días de descanso de los que no dispuso y su rival de hoy sí.

Pero estos tíos ya nos tienen acostumbrados a despertares costosos, pero bruscos. Y serían el alma y el corazón de este equipo, las dos “erres”, Rudy Fernández y Felipe Reyes los que liderarían la reacción blanca. Con Bogdanovic cargado de faltas, los triples empezaban a entrar, Felipe encontraba recursos para anotar entre aquel mar de brazos turcos que no cesaba en su oleaje, Jeffery Taylor (novedad hoy en el quinteto inicial) se multiplicaba en defensa y cuatro puntos de Nocioni (cómo no) le darían la ventaja a los de Laso (51-52).

Pero cuando, aseado y vestido con sus mejores galas, salía el Madrid campeón por la puerta de casa se encontró con un invitado inesperado. El sol que se colaba por las ventanas se había desvanecido mientras bajaba por las escaleras. Su lugar lo había ocupado un chaparrón griego con nombre y apellido: Kostas Sloukas. Suyo fue el último cuarto y, por ende, el partido, que aniquiló con 10 puntos (sin fallo en los últimos 10 minutos). Un poco más de cemento turco (dejando al Madrid con solo 6 puntos en 7 minutos) y un triple desde la esquina de Bogdanovic terminarían sellando la primera victoria de los de Zeljko Obradovic en estos cuartos de final.

FICHA TÉCNICA

Fenerbahçe 75 (15+26+12+22)

Dixon (8), Bogdanovic (17), Datome (7), Antic (6), Udoh (10) – quinteto inicial – Sloukas (17), Hickman (4), Kalinic (4), Hersek (0)

Real Madrid 69 (11+18+23+17)

Llull (12), Rudy (10), Taylor (3), Reyes (13), Ayón (6) – quinteto inicial – Rodríguez (12), Carroll (6), Nocioni (4), Maciulis (3), Rivers (0), Lima (0)

Por Nacho Anaya Coll (@Anaya_Coll)

Redactor 24 segundos en blanco

Nacho Anaya Coll

Redactor 24 segundos en blanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies