Una canasta de Guillem Vives fuerza el cuarto partido en un final polémico

Como viene siendo habitual en los Valencia Basket vs Real Madrid, especialmente en los encuentros disputados en la Fonteta, el vencedor no se decidió hasta los últimos instantes. Si en dos de los últimos tres partidos (sin contar este) la suerte había estado del lado del Real Madrid, y muy especialmente de Sergio Llull, en esta ocasión fue el Valencia Basket quien logró la canasta decisiva, forzando así el cuarto partido el próximo jueves a las 21 horas.

El choque arrancó con un intercambio de canastas, sin grandes diferencias y con un poco más de acierto de los taronjas, que se fueron 6 arriba tras los primeros diez minutos gracias a una gran efectividad y a la pasividad defensiva de los de Laso. El suceso negativo del primer cuarto lo protagonizó Shurna, que tras una falta normal de Maciulis cayó sobre el brazo y tuvo que ser evacuado a un hospital, donde será operado de urgencia. El Real reaccionó en el segundo periodo gracias al acierto desde el 6’75, con un Rudy muy acertado. Las ligeras ventajas blancas fueron rápidamente respondidas por los locales, que gracias a la actividad de Sato y unos buenos minutos e Jordi Trías llegaron al descanso dos arriba (47-45).

1465321741_502176_1465331880_noticia_normal

Las 8 asistencias madridistas contrastaban con las 7 pérdidas, dato que se incrementó a ¡¡¡17!!! al final del encuentro. Por si fuera poco, el tercer cuarto de los blancos (11 puntos) dio al Valencia una ventaja de 8 puntos, sostenida gracias al acierto exterior de Sato y San Emeterio y la contundencia de Lucic, que cuajó un gran partido saliendo desde el banquillo. Sin embargo, y a pesar de una más que dudosa expulsión de Llull tras una técnica muy barata, el Real logró entrar en los tres últimos minutos con ligeras ventajas. El muro en el que se convirtió Ayón (6 tapones) y el acierto desde el triple de Rudy (6/8 en triples) fueron claves para llegar vivos al último cuarto, en el que no se pudieron aprovechar las tres ocasiones claras que se tuvieron para ganar el encuentro antes de la prórroga.

En el tiempo extra de nuevo se logró una ventaja más que cómoda a falta de 3 minutos (+7) pero rápidamente se evaporó por errores muy tontos. En el último minuto, yendo dos arriba, Laso ordenó hacer falta para tener la última. Vives anotó los tiros libres, algo que posteriormente Felipe no hizo tras una falta que perfectamente pudo ser antideportiva. El capitán anotó únicamente uno, y el Valencia, de la mano de Vives, anotó en la última posesión tras una jugada en la que se reclamaron pasos y fuera de banda.

El jueves, más y mejor. Hay que aprender de los errores para que la serie no llegue al 5º.

Pablo Herrero – @pablohm29

87 – Valencia Basket (25+22+17+10+13): Vives (12), San Emeterio (17), Sato (17), Shurna (3), Hamilton (10) -cinco titular- Stefansson (3), Dubljevic (5), Diot (2) Trias (-), Lucic (18) y Peterson (-).

86 – Real Madrid (19+26+11+18+12): Sergio Rodríguez (8), Maciulis (-), Taylor (5), Thomkins (14), Ayón (4) -cinco titular- Rudy Fernández (22), Nocioni (10), Reyes (4), Carroll (8), Llull (11) y Doncic (-).

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR