El Real Madrid se afianza en la segunda plaza tras una paliza histórica al Barça en el Palau (63-102)

El Real Madrid termina la semana de doble partido en Euroliga con sendas victorias. Tras la trabajada victoria del martes contra Panathinaikos se preveía un difícil partido contra el Barcelona en la noche de hoy, y más aún visto el precedente de hace dos semanas en la ACB donde el equipo catalán dominó con comodidad a los blancos.

Pero nada más lejos de la realidad. El partido empezó como terminó el del miércoles, con nn Llull enchufado en ataque haciendo de todo y sólo obteniendo respuesta por parte de Tyrese Rice. Pese a esta inicial igualdad, pronto se vislumbró que la manija del partido lo tenían los blancos. Buenas defensas, contraataques y el Barcelona que únicamente respondía intentando cargar el rebote ofensivo y buscando aclarados en el poste a Tomic, si bien el croata no se mostró tan efectivo como hace quince días.

Ya metidos en el segundo cuarto, con el Madrid empezando a marcar distancias, presenciamos el show de Anthony Randolph. El norteamericano nos obsequió con una serie de tapones a cual más espectacular, teniendo especialmente a Dorsey como objetivo. Dos recibió del nacido en Alemania, uno especialmente sangrante, cuando ya parecía que iba a ejecutar el mate pleno de fuerza física. Se encontró con un muro, propiciándonos quizá el tapón más estético y espectacular de los vistos en Europa en los últimos años. Bartzokas en el banquillo no creía lo que veía, perdiendo los papeles en más de una ocasión y ganándose una técnica. El Madrid se iba al descanso con ventaja significativa, pero la sombra de pasadas “pájaras” estaba en la mente de los aficionados blancos.

Pero ninguno de los sentimientos negativos que alguien pudiese albergar salieron a flote en el el parqué del Palau. El rodillo madridista siguió durante la segunda parte: enchufadísimos desde la línea de tres, corriendo y defendiendo, las distancias no dejaban de aumentar. Y el Barcelona no tenía nada que hacer frente al vendaval blanco. Los aficionados culés veían con incredulidad como su equipo recibía una de las derrotas más severas de su historia (esos los que aguantaron todo el partido, ya que empezó el pabellón a vaciarse antes del último cuarto).

El último cuarto solo sirvió para el disfrute de los blancos mientras los catalanes deseaban que terminase, con ventajas que sobrepasaron los 40 puntos, y que sólo un par de triples de Rice al final, maquillaron algo la humillación.

63-102. Un marcador histórico para el Real Madrid, que se coloca segundo en la clasificación, a una victoria del CSKA y sacándole 2 a su eterno rival. Un disfrute para los blancos hoy.

Oscar Antón – @Acidarro15

Ficha técnica

FC Barcelona (63): Rice (23), Oleson (6), Erikkson (2), Holmes (8), Tomic (5) -cinco inicial- Dorsey (10), Vezenkov (5), Peno (2), Koponen (2), Perperoglou (0)

Real Madrid (102): Llull (20), Doncic (8), Maciulis (5), Reyes (9), Ayón (0) -cinco inicial- Randolph (18), Draper (0),  Rudy (9), Nocioni (7), Carroll (19), Hunter (7), Taylor (0)

 

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR