Baskonia arrasa a un Real Madrid que no compareció en Vitoria (77-62)

El primer partido de 2017 del Real Madrid despertó de nuevo esos fantasmas que empiezan a ser tan familiares en el mes de diciembre. Viendo los precedentes desde que Laso llegó al Madrid, los últimos 31 días del año se han caracterizado por bajones físicos y de juego, con una única temporada como excepción: la 2013-14 en la que el equipo estaba en plena forma y todos recordamos cómo acabó la temporada (snif).

Y los lectores de esta crónica se preguntarán: ¿qué narices me está queriendo decir el becario este? Pues la respuesta es sencilla. Es una evidencia que estamos en uno de esos picos bajos de forma, que las piernas fallan y que las ideas desde el banquillo y en la pista ahora mismo escasean. No pasa nada por decirlo, y tratar de obviarlo no hace bien ni a la plantilla, ni al entrenador ni a nosotros los aficionados. La autocrítica constructiva siempre es necesaria. Fuera de casa nuestros problemas en ataque crecen y nos quedamos lejos de los 80-85 puntos (cifras en las que en condiciones normales ganaríamos partidos como visitantes) pero viendo lo cargado del calendario diría que lo raro hasta ahora había sido no sumar derrotas en ACB. Y hoy, volviendo ya a lo que es la crónica, nos pasó un poco de todo lo que he contado anteriormente.

Sin ideas en ataque, fallando muchísimo (Baskonia también lo hizo en el primer tiempo) y concediendo diez rebotes ofensivos, nos fuimos únicamente 5 abajo al descanso (32-27) con un marcador más propio de minibasket que de ACB. Doncic era el único que veía el aro con facilidad y contestaba junto a Rudy al primer arreón baskonista. El problema llegó en la reanudación, cuando tras un parcial de 5-0 los de Sito Alonso respondieron con otro de 13-0 que destrozó el partido (33-15 el marcador del tercer periodo) mientras el Madrid se desangraba en un festival desesperante de pérdidas y falta de intensidad. El 65-42 tras 30 minutos sentenció el encuentro y el último cuarto sirvió para que el Real recortara algo el marcador mientras que en la cabeza de todos estaba ya el partido del viernes del CSKA.

Porque todos sabemos que una victoria ante el vigente Campeón de Europa supondría dejar en un segundo plano el nefasto partido de hoy y dar un golpe encima de la mesa en la máxima competición continental.

Pablo Herrero – @pablohm29

P.D. A todos los que han llegado hasta el final de la crónica, y con unos días de retraso (propio del criaturismo), ¡FELIZ AÑO!

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies