El Real Madrid levanta al Palacio contra el CSKA (95-85)

El Real Madrid ha demostrado en esta noche del día de Reyes, batiendo al todopoderoso CSKA por 95-85, que es aspirante a todo.

La puesta en escena del Real Madrid resultó brillante. Con Llull por fuera, Felipe y Ayón por dentro, el trabajo de Maciulis y la defensa de Taylor sobre De Colo, el equipo de Pablo Laso era el primero en golpear con un parcial inicial de 8-2 que obligaba a Itoudis parar el partido. Tras el tiempo muerto el conjunto ruso comenzaría a hallar la forma de hacer daño al conjunto merengue, incapaz de defender las inmediaciones del aro. Demasiados despistes en la retaguardia merengue compensaban las pérdidas que forzaba la presionante defensa exterior, provocando así un porcentaje en tiros de 2 altísimo. Llegábamos a la finalización de los primeros diez minutos con 23-24 favorable a los vigentes campeones debido a unos malos minutos de Randolph, plagados de malas y egoístas decisiones.

El segundo cuarto arrancó con Doncic en pista. El todoterreno esloveno, que va quemando etapas rápido como nadie, levantaba pronto a los presentes en el Palacio de sus asientos. Lukita se ponía a repartir juego (5 asistencias en este cuarto) y lograba contrarrestar el acierto ruso. Con 40-40 Pablo Laso, viendo que no lograba arrancar la defensa de los suyos, pedía un tiempo muerto a los que seguirían unos minutos sensacionales del conjunto blanco. Un parcial de 10-2 a base de canastas de Llull, Ayón, Maciulis y Thompkins lograba distanciar en el marcador al Real Madrid. Pero aparecían unos actores sorpresa para añadir salsa al encuentro. El terceto arbitral se inventaba una falta de Llull, no pitaba más tarde una en ataque por parte de CSKA y llegábamos al ecuador del choque con un apretado 50-46 favorable a los locales.

Tras el paso por vestuarios se sucedía un intercambio de canastas entre ambos conjuntos. Poco después una técnica a Itoudis por protestar provocaría un tremendo cambio en el criterio arbitral. Las faltas en ataque, incomprensibles e inexistentes, se sumaban una y otra vez en el lado merengue. Pese a ello el Real Madrid no le perdía la cara al encuentro en ningún momento, y se llegaba a los últimos diez minutos con un apretado 74-70 tras un tercer cuarto que quedaba en combate nulo.

El último cuarto destapó el tarro de las esencias del Real Madrid. Los de Pablo Laso demostraron por qué son aspirantes como el que más a alzarse en mayo con el trono europeo. Un inconmensurable Llull, un enorme Doncic, un excepcional Maciulis, el trabajo de Ayón en los tableros, el de Othello, el de Randolph. El Real Madrid lograba sobrepasar a un CSKA en el que De Colo y Teodosic intentaban echarse el equipo a la espalda, mas su trabajo se mostraba insuficiente ante el acierto blanco. A base de triples y canastas imposibles el Real Madrid dilapidaba cualquier opción de remontada del CSKA, que en los últimos minutos solo pudo mirar impotente como sus estrellas no eran capaces de sobrepasar el muro en el que se había convertido la defensa merengue. Justo 95-85 para los locales que hoy les ha tocado lidiar con todo, uno de los mejores equipos de Europa y uno de sus peores arbitrajes.

De esta forma el Real Madrid se sitúa a tan solo una victoria de CSKA, conservando la segunda plaza de la clasificación y ganando el average a los rusos en caso de empate. Gran regalo de Reyes de Pablo Laso y los suyos.

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies