Llull decide sobre la bocina un partido vibrante en Alemania (89-91)

Quién si no. Otra vez fue Sergio Llull el actor principal de una película de suspense en la que todo quedó para la última jugada. Y en esos instantes, pocos jugadores con esa magia hay en este lado del charco para decidir partidos.

Si hubo una constante en el primer cuarto fue la combinación Llull-Ayón. El base y el pívot se entendieron de maravilla en los primeros minutos y el Madrid supo gestionar muy bien el balance entre el juego interior y el exterior. El mexicano no tenía quién le parara en la zona y Llull aprovechó las ayudas que hacían sobre el pívot para romper la defensa alemana. Y si algo nos indicaba ya el encuentro en los primeros minutos era que los ataques iban a dominar a las defensas (21-25).

La tendencia ofensiva no hizo más que crecer en el segundo cuarto, con ambos equipos yéndose a 26 puntos (47-51 al descanso). La segunda unidad del Madrid frenó los acelerones del Brose, con Draper especialmente lúcido dirigiendo y con Carroll aprovechando a la perfección las salidas de los bloqueos para finalizar con esa típica bombita suya. El escolta norteamericano se iba hasta los 11 puntos en este periodo y a pesar de lograr rentas de 10 puntos los de Trinchieri lograron seis puntos seguidos antes de irse a vestuarios que apretaron de nuevo el marcador.

En la reanudación Ayón castigaba sin piedad el juego interior alemán, reboteando, asistiendo y anotando mucho y fácil. El Brose se encomendaba a Miller y Melli aunque el agujero en la zona no tenía arreglo. Strelnieks ponía calma y el partido se encaminaba a un final de infarto. A falta de 10 minutos, el Madrid únicamente tenía un punto de ventaja (69-70).

En el último periodo las alternancias en el marcador fueron constante. Las diferencias se mantenían en uno o dos puntos y Carroll daba vida al Real cuando peor pintaban las cosas. Todo parecía estar encaminado hacia un final de infarto y así fue, a pesar de que los de Laso desperdiciaron un +5 a poco más de un minuto para la conclusión del encuentro que parecía decisivo. En el carrusel de tiros libres Llull y Zisis no fallaron y con 9 segundos por delante, el base amagó con un tiro de media distancia para finalmente soltar el balón muy arriba y anotar la canasta de la victoria a menos de un segundo del final.

El propio Llull (26 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes), Ayón (16 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias) y Jaycee Carroll (24 puntos) fueron los más destacados de una victoria que pone al Madrid líder tras el tropiezo del CSKA en Kaunas. Y esto no para. El viernes el Real recibe en el Palacio al Armani Milán con el objetivo de mantener esta tendencia positiva.

Pablo Herrero – @pablohm29

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies