Euroliga | Un triunfo que vale un liderato en solitario (71-79)

El Real Madrid sale reforzado de su visita al Buesa Arena tras ganar por 71-79 y ponerse líder en solitario, con un triunfo de ventaja sobre CSKA Moscú y Olympiacos. Un partido que sólo tuvo en color blanco de la camiseta del Madrid ya que el Baskonia tan sólo fue una vez por delante en el electrónico (15-14, min. 9). Desde este momento, el equipo de Pablo Laso dominó, sin grandes rentas, la máxima llegó a 11 puntos; pero acumulando pequeñas ventajas al final de cada cuarto cuál hormiga de cara al invierno.  

El resto fue un trabajo muy serio de un Real Madrid que prolonga su racha de victorias consecutivas en Euroliga a 7 y, además, empieza a acostumbrarse a ganar también aquellos partidos que se juegan por debajo de 80 puntos como recientemente hizo ante Maccabi o en su visita a Kaunas.

Una labor coral de todo el grupo blanco, prácticamente todos los jugadores aportaron en ambos lados de la cancha, pero donde sobresalió Luka Doncic. El esloveno destapó el tarro de la esencias en el último cuarto, llegando a firmar una jugada antológica que apacapará los highlights de la jornada. Autor 9 puntos en el periodo de la verdad y, sobre todo, dejó esa sensación de manejar el encuentro a su antojo. Sus números hablan por sí solos: 16 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias y 5 faltas recibidas.

Si Doncic fue el destello, Taylor fue fiel reflejo de la seriedad con la que el Real Madrid encaró su visita a una pista que se le ha dado mal durante los últimos años y ante un rival que le había derrotado dos veces durante la presente campaña. El alero sueco realizó un gran trabajo defensivo sobre Larkin, que se quedó en 5 puntos y 3 asistencias cuando viene promediando 13/3.

El trabajo de Taylor sobre la pista no sólo se dejó notar en defensa, impidiendo que Larkin imprima el ritmo rápido que le gusta a Baskonia, también estuvo acertado en ataque al firmar 16 puntos con una serie de lanzamiento de 5/8 en tiros de campo y 6/8 en libres.

Trabajo en equipo

Sin Doncic y Taylor se mostraron como los jugadores más acertados, el triunfo del Real Madrid también dejó constancia de la fortaleza de esta plantilla. Como ejemplo el partido de Llull. No anotó hasta el tercer periodo, lo que no impidió que su equipo fuera comandando el marcador durante todo el choque. Sin embargo, el menorquín no anotó tanto como nos viene acostumbrando, terminó con 7 tantos, pero dirigió al equipo con acierto y sumó 8 asistencias.

El juego interior blanco también salió bien parado del choque. Si bien no consiguió cerrar el rebote defensivo, el gran lunar del encuentro ya que Baskonia consiguió atrapar 19 rebotes ofensivos, sí que aportó 33 puntos entre Ayón (11), Randolph (9), Hunter (7) y Thompkins (6) e intimidación con 4 tapones.

Ficha

Baskonia: Larkin (5), Voigtmann (10), Hanga (12), tilie (4) y Bundinger (4) -cinco inicial- Bargnani (5), Sedekerskis (-), Beaubois (20), Diop (3) y Laprovittola (8).

Real Madrid: Randolph (9), Maciulis (3), Ayon (11), Llull (7) y Taylor (16) – cinco inicial- Draper (2), Nocioni (-), Doncic (16), Carroll (2), Hunter (7) y Thompkins (6).

Árbitros: Sreten Radovic (CRO), Matej Boltauzer (SLO) y Ioannis Foufis (GRE). Eliminados por cinco personales Larkin (min. 39) y Beaubois (min. 39). Señalaron una falta técnica a Hunter (min. 26).

Incidencias: Partido de la 21ª jornada de competición en la Euroliga disputado en el Buesa Arena de Vitoria ante una asistencia de 13.735 espectadores.

Carlos Ayllón

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR