Las pérdidas de balón condenan al Real Madrid en el OAKA (88-82)

El Real Madrid se vio lastrado por las pérdidas en Atenas y dejó escapar un partido que durante gran parte del tercer cuarto parecía estar bajo control. Ante un OAKA casi lleno, Panathinaikos sumó una importante victoria que incrementa sus opciones de estar en los playoffs, logrando un pequeño margen sobre sus perseguidores.

Los de Pascual salieron más centrados al partido, con Calathes encontrando bien las continuaciones de Gist y Singleton y los pívots haciendo mucho daño cargando el rebote ofensivo. El Madrid tardó en reaccionar pero lo hizo de la mano de Randolph, que anotó 8 puntos en el primer parcial. El 21-19 dio paso a una serie de pequeños parciales de ambos equipos, que lograban ventajas nunca superiores a los siete puntos pero que eran incapaces de mantener. Esta tendencia se repitió durante todo el encuentro aunque finalmente fueron los locales los que supieron gestionar mejor su ligera ventaja al final.

La salida de Doncic y Hunter en el segundo cuarto dio aire al Real ya que fueron estos dos jugadores (más Rudy) los que rebajaron la euforia del OAKA tras una racha de KC Rivers. Mike James acompañó bien al exjugador del Real Madrid y con otro parcial a favor lograron mantener esa mínima renta al descanso (43-41).

Tras el tiempo de bocata y visita al baño, el partido se reanudó con un conjunto blanco más entonado, sabiendo mover bien el balón a pesar de varias pérdidas absurdas y desconectando por momentos a los locales, que parecían estar a merced de lo que quisiera hacer el Madrid. Pero ese apagón terminó casi sobre la bocina del tercer periodo, con un triple de Feldeine, que fue el gran referente del equipo del trébol en este parcial y que dejaba el marcador en un 58-58 a falta de diez minutos.

A pesar de los puntos de Carroll y Hunter, las pérdidas (16 en total) que terminaban en puntos fáciles para el Panathinaikos dieron una pequeña renta a los locales, que mantuvieron en la recta final sin demasiados apuros. A poco más de dos minutos, Doncic tuvo un triple para empatar el encuentro que no entró y en la jugada posterior James castigó desde el 6’75 dando un +6 a los locales. El carrusel de tiros libres dejó el electrónico en 88-82, por lo que el Real Madrid tendrá que esperar hasta el miércoles para asegurar una de las cuatro primeras plazas (o quizá mañana mismo si se dieran los resultados).

Vuelo directo a Santiago de Compostela para jugar contra Obradoiro el sábado y a partir de ahí el equipo afrontará la última semana de doble jornada europea de la temporada. Miércoles en casa contra el Barcelona y viernes en El Pireo. Casi nada.

Pablo Herrero – @pablohm29

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies