RMB 61-56 FNB: El Madrid es el primer campeón de la fase regular de la historia

El Real Madrid sufrió para doblegar a un correoso Fenerbahce que apretó hasta el último instante. Las decisiones arbitrales, muy cuestionadas por los locales. Llull, una vez más, decisivo aunque no tan deslumbrante como en otras ocasiones. El Madrid, primero en Euroliga. 

La visita de Fenerbahce no se antojaba sencilla y así fue. Un equipo de Obradovic nunca va a ponerte las cosas sencillas y hasta el final peleó un partido que al descanso parecía negro para el Madrid. Pero al Madrid hay que matarlo varias veces para que se muera y los turcos dieron un aire de esperanza en el tercer cuarto y el Madrid se sirvió de él para acabar imponiéndose sin grandes alardes pero una demostración de robustez en todas las líneas.

Bogdanovic abrió la veda y Llull dio respuesta. Lo siguiente, por si había dudas, también vino de la mano de Llull. El de Mahón está en un momento dulce y con él al frente (8 puntos) el Real Madrid supo imponerse al arreón inicial del Fenerbahce. Los turcos encontraron en los driblings de Dixon su mejor arma y con el podería de Vasely en el interior y el acierto de Bogdanovic, evitaron una mayor renta blanca al final del primer cuarto (20-16).

El parón no sentó bien al Madrid. En 10 minutos solo fue capaz de anotar 9 puntos siendo, además, 5 de ellos desde la personal. Laso buscó soluciones pero la segunda unidad no respondió en ataque aunque, al menos sí lo hizo en defensa. De no ser así, Fenerbahce se hubiera ido con una ventaja a vestuarios bastante más amplia de la mínima obtenida finalmente (29-32).

Tampoco comenzó bien el tercer cuarto para el Real Madrid. El atasco era evidente en ataque y poco a poco las fuerzas defensivas parecían minar. Ahí Vesely aprovechó para poner a los suyos más arriba que nunca (32-39). En ese preciso instante apereció Rudy. Tras varios fallos y malos tiros, el 5 blanco anotó dos triples casi seguidos para enganchar de nuevo a los suyos (40-41). Porque Rudy puede fallar, puede estar mal, pero lo que nunca va a hacer es arrugarse.

Para culminar la remontada volvió el de siempre. Llull, que levaba sin anotar desde el primer tiempo. Como este chico no entiende de medianías lo hizo a lo grande, con un 2+1 y un triple de los suyos, marca de la casa, que auparon 5 arriba a los de Laso tras muchos minutos por debajo (48-43).

Con el ultimo cuarto llegó el momento de la tensión. El aro se veía pequeño, el balón quemaba en las manos y los tiros libres no entraban, sobre todo por parte visitante. Y ahí, en esa situación de máxima tensión, el mejor fue el Madrid, aunque sufriendo hasta el final. Tras ponerse 9 puntos arriba (59-50), Fenerbahce tuvo bola para empatar pero falló y el Madrid ya no dio una más. Llull anotó dos tiros libres y puso el 61-56. El Madrid, primero de Euroliga.

Ficha técnica

Real Madrid (20+9+19+13): Randolph (6), Rudy (11), Nocioni (-), Doncic (5), Maciulis (7), Reyes (3), Ayón (6), Carroll (0), Hunter (2), Llull (16), Thompkins (3) y Taylor (2).

Fenerbahce Istanbul (16+16+11+13): Hersek (-), Udoh (7), Mahmutoglu (2), Antic (5), Bogdanovic (15), Arna (-), Nunnally (0), Ugurlu (-), Vesely (11), Kalinic (5), Dixon (11) y Duverioglu (-).

Árbitros: Christos Christodoulou, Sasa Pukl y Amit Balak.

Pabellón: WeZink Center (10.827 espectadores).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies