El Real Madrid es equipo de Final Four tras vencer de nuevo a Darussafaka (78-89)

El Real Madrid volverá a Estambul, pero no para enfrentarse a Darussafaka Dogus. Y es que, por cuarta vez desde que llegó Pablo Laso al banquillo de este equipo, el Real Madrid vuelve a estar entre los cuatro mejores equipos del Viejo Continente. Sí, el Real Madrid vuelve a ser equipo de Final Four tras derrotar en el Volkswagen Arena por 78-89 a Blatt y sus chicos.

El mazazo que sufrió el viernes pasado el Real Madrid en el Palacio de los Deportes fue severo. La pérdida del factor cancha, gracias a demérito madridista y un indudable mérito turco, obligaba al nueve veces campeón de Europa a vencer, como mínimo, en uno de los dos choques de Estambul. Igual que el pasado miércoles, la actitud con la que ha entrado el Real Madrid al encuentro ha sido colosal. Guiado por un enorme Llull, la puesta en escena del equipo blanco se saldaba con un 21-24 merengue.

Hay un elemento de esta plantilla que se reserva para las grandes ocasiones, para momentos especiales. Ubicado la gran parte de la temporada en el banquillo, sin hacer ruido ni tampoco quejarse, entre lesiones y ausencias a veces nos olvidamos de que Pablo Laso tiene un recurso entre sus hombres tan útil como es Trey Thompkins. El interior americano se hacía dueño del segundo cuarto. Darussafaka, con un parcial inicial de 7-2 gracias a Wanamaker y un 2+1 de Zizic, volvía a situarse por primera vez en el marcador tras el 5-0 inicial. Y ahí comenzaba el recital de Trey. Del 28-26 favorable a los locales al 28-36 con 8 puntos sin fallo de Trey. Anthony Randolph, autor de 11 puntos en la primera mitad, también ayudaba a llegar al ecuador del choque con un favorable 38-45 para los intereses blancos.

El Real Madrid no estaba jugando su baloncesto más brillante, pero sí en equipo y con una defensa sobresaliente. Tras el paso por vestuarios el Real Madrid seguiría con la misma energía y trabajo de la primera mitad. Doncic, el mejor valorado en los dos partidos en Estambul, con un triple que colocaba su número 9 (, colocaba de nuevo a los blancos por encima de la decena de ventaja (41-52). Ahí llegó el arreón turco.

Los de Blatt han demostrado durante toda la serie que, aparte de tener un gran dominio del uno contra uno, son un equipo que se aferra a los partidos con uñas y dientes. Un parcial de 8-0 volvía a meterles de lleno en el encuentro y provocaba que aparecieran otra vez más unas pequeñas dudas en el conjunto merengue. Un triple de Taylor y de nuevo el trabajo de Thompkins en el aro rival. Blatt y Harangody, presos de la desesperación por ver cómo el sueño de la Final Four se les escapaba en su casa, eran castigados con dos técnicas tras una falta sobre triple de Carroll. Jaycee anotaba los cinco tiros libres, que sumados a dos más de Doncic para acabar el tercer parcial, situaban al Real Madrid con una ventaja de catorce puntos (58-72). La Final Four estaba a diez minutos.

Si algo ha sido característico también durante la serie ha sido el problema que han tenido los de Laso para cerrar los partidos. Pese al buen inicio de cuarto, en el cual el Real Madrid flirteaba con los veinte puntos de ventaja (60-77 tras triple de Rudy), las dudas volvieron a aparecer en el lado merengue. Llegar a una Final Four, y más en terreno hostil, no es fácil. La permisividad arbitral en el último cuarto favorecía la a veces excesiva intensidad defensiva de Darussafaka, que sin Doncic en pista volvía a acercarse al Real Madrid rebajando la diferencia a ocho puntos a falta de dos minutos para el final (76-82). Pero hay alguien a quien no le quema el balón en las manos en los momentos finales. Llull, con un 2+1 fundamental, tiraba por la borda las esperanzas turcas. Finalmente, el Real Madrid cerraba el partido con un marcador de 78-89.

De esta forma el Real Madrid vuelve a pisar una nueva Final Four. La quinta en siete años. La cuarta en las seis temporadas de Pablo Laso en el banquillo del Real Madrid. El sueño de la Décima está a tan solo dos partidos. Soñemos con este equipo.

Ficha técnica:

Darussafaka Dogus (78): Wilbekin (14), Batuk (0), Wanamaker (25), Clyburn (11), Moerman (2), Aldemir (0), Anderson (10), Ziziz (6), Slaughter (0), Bertans (8), Harangody (2).

Real Madrid (89): Randolph (15), Draper (0), Rudy (5), Doncic (11), Reyes (0), Ayón (8), Carroll (12), Hunter (1), Llull (17), Thompkins (17), Taylor (5).

Víctor Vera
@victorverasants

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies