#Euroleague | El Real Madrid recupera el factor cancha (81-88)

El Real Madrid recupera el factor cancha gracias a su triunfo en el primer partido de los dos que esta semana se disputarán en la cancha de Darussafaka. Una victoria que en el tercer cuarto parecía que se iba a alcanzar con comodidad tras conseguir un +19 en el electrónico (49-68) y que se complicó en el último. Wilbekin, Wanamaker y Zizic no dieron su brazo a torcer y obligaron al Madrid a luchar hasta el último minuto para conseguir un triunfo en el que Carroll (21) y Ayon (18) fueron los máximos anotadores blancos.

El próximo viernes, 18.30 horas, el Real Madrid tendrá la posibilidad de cerrar la serie o bien, de tener que regresar a la capital de España para dilucidar su suerte en un quinto encuentro. A tenor a lo visto en el tercer choque, el conjunto blanco tiene más armas para afrontar el encuentro, pero Darussafaka no es un equipo que dé fácilmente su brazo a torcer.

El equipo de David Blatt se recuperó de una renta de 14 en el primer cuarto; de otra 15 en el segundo; de dos consecutivas de 18 y 19 en el tercero; para llegar a situarse a tan sólo 3 puntos en los instante finales. Cuando Wanamaker y Wilbekin ven aro, Darussafaka es capaz de competir de tú a tú con el plantel de Pablo Laso. El partido de hoy es fiel reflejo: 6 puntos de la pareja exterior al descanso y 28 de los 48 de su equipo en la segunda mitad. Cuando la dupla estuvo bien controlada por la defensa madridista, gran trabajo el realizado en esta faceta por Taylor y, sobre todo, Draper; el Madrid no encontró rival.

Dominio blanco

Tras unos minutos de tanteo, donde el conjunto turco intentó desequilibrar a través del emparejamiento entre Clayburn y Randolph, aunque sin sacar mucho rendimiento salvo por el triple inicial (3-0); el Real Madrid comenzó a buscar a sus hombres cerca del aro. Ayón y Randolph hicieron daño en la pintura y el juego exterior realizó una buena selección de tiro en los primeros minutos. 8 canastas logró el Madrid en la pintura y acertó 3 de sus primeros 4 triples intentados en este periodo. Un acierto que le llevó a conseguir sus primeras ventajas en el marcador: 17-26 al final del cuarto inicial.

Tan sólo Zizic consiguió hacer daño al Madrid, con 9 puntos, pero el juego exterior de Darussafaka no se mostró muy acertado en el segundo parcial. Un único triple de Moerman y cinco fallos rezaba la estadística local al final del primer cuarto. Un desacierto exterior que se acrecentó ante la desaparición de Wilbekin y Wanamaker, autores respectivamente de 2 y 4 puntos al descanso.

Por el contrario, Carroll sí que se mostró acertado desde el perímetro con dos triples que daban al Madrid una renta superior a la decena (22-34). Una diferencia que prácticamente se mantuvo por encima de los 10 puntos hasta el descanso, de nuevo gracias a los triples de Llull y Carroll. El Real Madrid anotó tantos tiros de 3 como de 2 durante este segundo cuarto para marcharse a vestuarios con un 33-46 favorable a sus intereses.

El tercer cuarto siguió por los mismos derroteros. El equipo de Laso continuó jugando con seriedad y Ayón se convertío en el gran protagonista del cuarto: anotando, reboteando, pasando, robando,… mientras Carroll, Randolph y Draper secundaron desde la línea de tres puntos para dar a los blancos su máxima renta en el choque: 49-68.

A pesar del tiempo restante, todo parecía señalar que el duelo no se le iba a escapar al Real Madrid, pero llegaron los problemas en forma de dos pequeños y habilidosos diablos: Wilbekin y Wanamaker. El primero había sido el único en dar la cara durante los primeros minutos del tercer cuarto y el segundo empezó a producir desde el 49-68.

Con Wanamaker penetrando con agresividad hacia el aro y Wilbekin ametrallando desde el perímetro, Darussafaka volvió a creer en la victoria. Zizic regresó a pista para sumar un tercer pilar que permitiera voltear el marcador a los discípulos de Blatt. El electrónico se estrechó hasta un inquietante 74-77, pero de nuevo Ayón sumando en todos los apartados; un 2+1 de Doncic; dos tiros libres de Carroll; y dos canastas finales de Llull permitieron al plantel madridista ganar por 81-88. El viernes primera oportunidad de sellar el billete para la Final Four de Estambul.

Ficha:

Darussafaka (81): Wilbekin (18), Wanamaker (17), Clyburn (7), Zizic (20) y Harangody (3) -cinco inicial- Yagmur (0), Batuk (0), Moerman (11), Anderson (2) y Bertans (3). No jugaron: Aldemir y Slaughter.

Real Madrid (88): Randolph (12), Donci (13), Ayon (18), Llull (12) y Taylor (2) -cinco inicial- Draper (3), Rudy (3), Reyes (2), Carroll (21) y Hunter (2). No jugaron: Nocioni y Maciulis.

Parciales: 17-26, 16-20 (33-46), 25-24 (58-70) y 23-18 (81-88).

Árbitros: Sasa Pukl, Milivoje Jovcic y Olegs Latisevs. Sin eliminados

Incidencias: Tercer partido de la serie de play off de Euroliga que enfreta a Real Madrid y Darussafaka. El encuentro se disputó en el Volkswagen Arena de Estambul ante 4.943 espectadores.

Carlos Ayllón
@carlos_ayllon

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR