RMB 95-84 MBA: A semifinales sudando la gota gorda

El Real Madrid continúa su camino hacia el título liguero tras doblegar a un correoso Andorra que luchó hasta el último instante. Un sensacional Llull en el último cuarto, bien secundado por Ayón, Doncic y Reyes, dejó la victoria en casa. Shermadini, Jelinek y Stevic, vendieron cara la derrota. 

Andorra se plantó en Madrid en busca de la machada y no lo puso nada fácil. Sosteniéndose en un coloso Shermadini, los visitantes obligaron al Madrid a subir la intensidad y para ello lo mejor es recurrir a LLull. El 23 anotó dos triples seguidos y rompió el maleficio blanco desde 6,75 (3/10 en el primer cuarto), además de encaminar un 11-0 de parcial que daría la primera ventaja importante a los suyos (20-11). Stevic y de nuevo Shermadini intentaron reducir la brecha pero el pívot georgiano en su ímpetu cometió la segunda falta y el Madrid respiró al final del primer acto (27-18).

En el segundo acto la guerra pasó a librarse en la zona. Con Shermadini acotado por esas dos personales, Laso dio entrada a Reyes y Hunter y ambos sostuvieron la ventaja. Fundamental fue la labor del capitán bajo aro rival, capturando 6 rebotes ofensivos que propiciaron sendas segundas oportunidades, el gran lastre andorrado en el cuarto. Pero, cuando parecía que el Madrid se iría a la caseta con una renta cómoda, Andorra endosó un 0-6 de parcial en el último minuto que hizo que se la desventaja solo fuese de 7 puntos al descanso (46-39).

Los árbitros marcan el tercer periodo

Conscientes de lo que había en juego ambos equipos subieron la intensidad defensiva y las decisiones arbitrales encendieron a un ya de por sí ajetreado público del Palacio. Entre todo el barullo, reinó Ayón. El mexicano se hizo fuerte en la pintura y en el rebote y con él y un Rudy magistral, los blancos se fueron manteniendo en los 10 de ventaja.

Cuando más controlado tenía el Madrid el encuentro apareció el bochorno arbitral. Una serie de decisiones muy polémicas, entre ellas una incomprensible antideportiva a Rudy Fernández, propiciaron un 0-8 de parcial andorrano que puso el partido en un puño (66-63), había choque para rato y más tras el triple de Schreiner sobre la bocina. 69-66, todo por decidir.

Y apareció LLull. Nueve puntos seguidos anotó el de Mahón para seguir en cabeza aunque con renta corta. En la otra banda, Shermadini seguía siendo amo y señor de la zona y haciendo daño. Se decidiría entre ellos, aunque con invitados que harían que la emoción se mantuviese hasta el último instante. El decisivo Ayón, que con un 2+1 dejó la victoria en casa y el pase a semifinales. Respiró el Palacio, respiró el Madrid. La reconquista liguera, un paso mas cerca.

Parciales: 27-18, 19-21, 23-27 y 26-18.

 

Foto:  ACB Photo / A. Villalba

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies