Merengue Merengue | Y nada más

A todos nos ha pasado alguna vez perdernos un partido del Real Madrid Baloncesto, especialmente aquellos disputados entre semana en horario Euroliga, por tener obligaciones laborales, estudios o citas sociales ineludibles de difícil escaqueo. Incluso es habitual ingeniárselas para apurar al máximo dichos compromisos con el objetivo de llegar a tiempo de presenciar el tramo decisivo del encuentro.

Como sabéis, los derechos de TV de los partidos que el conjunto madridista disputa en Euroliga pertenecen a Movistar, plataforma de pago a la que muchos madridistas no tienen acceso. Cuando la opción de conectarse a Internet y buscar plataformas alegales está descartada, la única alternativa que nos queda es recurrir a RMTV, el canal oficial del club que cuenta con una maravillosa licencia TDT y que está al alcance de todo el madridismo patrio en una calidad de imagen HD. “Seguro que están informando acerca del partido”, pensé anoche iluso de mí. Pero no. En su lugar se estaba emitiendo una película “de estreno”. Exactamente, un estreno de 2007 protagonizado por Samuel L. Jackson. Se titulaba “El Último Asalto” (que obtuvo un raquítico 0,1 de share), para mayor escarnio y lamento de un servidor. Eran ya las 22:30h pasadas de la noche y el enfrentamiento entre madridistas e italianos estaba en su punto más álgido (o eso comentaban varios usuarios en Twitter). ¿¡Por qué narices no aparece en la pantalla Noemí Fernández informando sobre el resultado a pie de pista!? ¿Me he equivocado de canal y estoy viendo Paramount Channel? No. Era RMTV. Comprobado. Precisamente “el último asalto” que importaba al madridismo estaba en juego en el Palacio de Deportes y la única manera de seguir el resultado era a través de Twitter. ¡Que pena!

Noemí Fernández cubriendo la actualidad del RMB

No es algo nuevo el desprecio que desde el canal del club se tiene con la sección de baloncesto. Ni siquiera hay en parrilla un programa semanal dedicado a analizar la actualidad del equipo de Pablo Laso a pesar de los reiterados esfuerzos de la única redactora del canal especializada en baloncesto, Noemí Fernández, para que sus jefes autoricen su puesta en marcha y los escasos encuentros de cantera que se televisan se emiten habitualmente en riguroso diferido a horas más propias de teletienda, como las 8 de la mañana de un sábado o domingo. Y eso sin anuncio previo ni publicación de una programación detallada que especifique a qué hora se van a emitir. En su lugar aparece un macrocontenido llamado “Ciudad Real Madrid” en donde prácticamente tiene cabida todo: desde la retransmisión en directo de partidos de fútbol de cantera, tertulias o charlas sobre la actualidad del primer equipo, entrenamientos, conexiones con la sala de prensa de Valdebebas o diferidos de baloncesto. Imaginamos que esto es una ridícula estratagema para mejorar el share del fin de semana pero no nos deja de parecer una soberana estupidez y que imposibilita a sus televidentes estar al tanto de a qué hora se podrá disfrutar de la escasa programación dedicada a las categorías inferiores de baloncesto.

Esta misma mañana hemos podido observar el enésimo desprecio hacia el baloncesto. Pablo Laso renovado oficialmente hasta 2020 y en RMTV no se tiene a bien emitir ningún especial, tal y como se realiza en cada una de las renovaciones acometidas en el equipo de fútbol. Es sabido que la plantilla de colaboradores impuesta por Mediapro en las tertulias y en espacios informativos de este tipo está inundada de periodistas futboleros cuyos mínimos conocimientos sobre Laso se circunscriben en que es calvo y es muy muy bueno, que para eso está en el Real Madrid. Obviedades y frases fastuosas para ocultar el total desconocimiento de su figura. Probablemente desconozcan que antes de ocupar el banquillo del Real Madrid Baloncesto vistió su camiseta en los años noventa…

Precisamente, uno de los propósitos del canal con el baloncesto blanco debería ser instruir a una parte de sus televidentes en este maravilloso deporte de la canasta. Explicar por qué es importante dicha sección en la historia del club, aprovechar la emisión de los maravillosos documentales de “Campo de Estrellas” – encargados a una productora externa – dedicados a jugadores o ex jugadores del Real Madrid Baloncesto para difundir este deporte a un público netamente futbolero durante el resto de la semana. ¿Un periodista que no sabe ni quien es Santi Yusta o lo que es un pick´n´roll puede sentarse en una tertulia del canal a analizar la última actuación del equipo de baloncesto en Euroliga o ACB? Eso parece.

Hala Madrid Club de Fútbol. Y nada más…  en RMTV.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies