Real Madrid 82-69 CSKA: Invitación a soñar con todo

El Real Madrid derrotó merecidamente al CSKA en un partido en el que se vio la mejor versión blanca hasta la fecha. Sergio Rodríguez, gris en su regreso al Palacio. La nota negativa la pusieron las lesiones de Kuzmic, presumiblemente grave, y Randolph. 

Partido de altos vuelos en el Palacio. Dos históricos de Europa desplegaron todo su potencial y el Madrid sacó las garras. Esas que invitan a pensar en grandes cosas esta temporada por el baloncesto desplegado ante un rival de mucha altura que en muchos momentos se vio desbordado por el juego blanco. Solo en el tercer cuarto titubeó la victoria blanca pero los triples, Randolph, Rudy y Campazzo lo enmendaron a tiempo.

El Madrid mandó desde el comienzo en la primera mitad. Con un gran trabajo bajo los aros de Felipe Reyes, los blancos consiguieron contrarrestar el ataque ruso, centralizado en Kurbanov, e implantar un ritmo alto en el duelo que se vio cortado a mediados de cuarto. CSKA se valía del rebote ofensivo, aunque sin rentabilizarlo, y el Madrid desde el triple, gracias al cual obtuvo su renta de cinco puntos al final del cuarto (20-15).

Con el segundo llegó la mala noticia de la noche. Kuzmic, solo, se lesionó la rodilla y ni las caras de sus compañeros ni sus gestos de dolor invitaban a la esperanza. El Palacio se quedó helado, solo interrumpiendo la frialdad el cálido aplauso que despedía a un Kuzmic roto sobre una silla de ruedas.

Pero, el baloncesto seguía y a partir de ese momento el Madrid se hizo más Madrid que nunca. Liderados por unos superlativos Doncic y Randolph (8 y 10 puntos al descanso respectivamente), el conjunto local disputó sus mejores minutos de la campaña y puso tierra de por medio tras 20 minutos disputados (45-33). Enfrente, solo el Chacho, con 8 puntos, y Hines, desde el rebote, incomodaron a un Madrid que se sintió cómodo y volvió a desplegar, al fin, un baloncesto de calidad.

Reacción rusa y resurgir blanco

El tercer cuarto y el Real Madrid es como la pescadilla que se muerde la cola. Vaya como vaya el partido, nunca es próspero. CSKA bajo al barro y a base de faltas y rebotes ofensivos, con Clyburn en modo todoterreno, volvió a poner el partido en un puño (56-53). En el Madrid, solo Randolph parecía estar enchufado aunque una lesión en el hombro lo dejó fuera del encuentro. Ayudaron también los árbitros a CSKA, con multitud de faltas rigurosas pitadas y una técnica a Doncic que crispó a todo el Palacio de los Deportes.

Pero, cómo no, los triples volvieron al rescate blanco. Primero Rudy, luego Maciulis y posteriormente Campazzo dieron aire al Madrid, quien recuperó la versión del segundo cuarto (69-59, 06:40 por delante). A partir de ahí, más triples para confirmar la victoria y exhibición de Facundo Campazzo para certificar una enorme y merecida victoria blanca.

Ficha técnica

Real Madrid: Causeur (5), Randle (5), Randolph (16), Rudy (6), Doncic (14), Maciulis (6), Reyes (7), Campazzo (9), Ayón (4), Carroll (5), Kuzmic (0) y Taylor (5).

CSKA Moscú: De Colo (9), Fridzon (5), Westermann (4),  Antonov (1), Sergio Rodríguez (8), Vorontsevic (0), Clyburn (15), Higgins (11), Khryapa (0), Kurbanov (5), Hines (8) y Hunter (3).

Pabellón: WeZInk Center de Madrid ( espectadores).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Euroliga de Baloncesto 2017-2018 que enfrentó a Real Madrid de Baloncesto y CSKA de Moscú.

Parciales: 20-15, 25-18, 11-20 y 26-16.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies