El Khimki asalta el Palacio y se lleva el partido de los parciales (80-86)

No fue la mejor noche del Real Madrid. Especialmente espesos en ataque y con continuos altibajos durante el encuentro los de Laso siempre fueron a remolque ante un conjunto ruso que supo aprovechar muy bien sus rachas y que a pesar de encajar algún parcial en contra no se vino abajo y supo sufrir al final cuando el Madrid llegó a tener un triple para ponerse por delante en el último minuto.

El Khimki salió a la pista con intención de imponer su ritmo de juego y vaya si lo consiguió. Los de Bartzokas empezaron castigando al Madrid por dentro y cuando la defensa blanca empezó a ajustarse el ataque ruso acribilló desde fuera.

Anderson y Shved hacían lo que querían y anotaban con mucha facilidad, mientras que Thomas y Gill aprovechaban su polivalencia para encestar de media y larga distancia. Causeur lideraba al Madrid y solo Doncic sumaba con facilidad. El peso del partido lo llevaba el Khimki, y su +2 al final de un primer cuarto muy ofensivo (23-25) pasó a convertirse en un +12 mediado el segundo periodo.

Pese a que los blancos se llegaron a poner 26-25 con un 2+1 de Felipe Reyes, un parcial de 2-13 liderado por Markovic, Shved y Thomas ponía al Madrid contra las cuerdas en casa por primera vez esta temporada. Randolph, que volvía tras lesión, estuvo muy ansioso y su precipitación se tradujo en tiros muy cortos y alguna decisión errónea. Laso pidió tiempo muerto, puso a Luka Doncic de nuevo en pista y el Real Madrid se transformó. De la mano de la joya de la cantera los locales se pusieron las pilas y con un buen parcial final redujeron la distancia al descanso a solo 6 puntos (39-45).

El Real salió de vestuarios con otra intensidad y pronto se vio en el marcador, con un 48-47 tras unos buenos minutos. Bartzokas pidió tiempo muerto, reorganizó al equipo y de la mano de Charles Jenkins, que desesperó a Doncic en el tercer cuarto, volvió a ponerse nueve puntos arriba. Shved apagaba cualquier intento de reacción blanca, que tuvo en Jeff Taylor a su mejor hombre. El sueco apretó en defensa y cuajó buenos minutos cuando más perdido estaba su equipo. Pese a ello, tras 30 minutos los rusos seguían mandando con cierto margen (59-66).

Un 10-2 de salida culminado con un triple de Campazzo volvía a poner al Madrid por delante (69-68) pero tres pérdidas bastante tontas y evitables permitieron a Shved seguir ampliando su estadística y dieron de nuevo una ventaja peligrosa al Khimki a 5 minutos del final (69-75). La diferencia volvió a llegar a los 9 y cuando el encuentro parecía visto para sentencia dos tiros libres de Causeur, otros dos del Facu y una canasta de Ayón pusieron al Madrid a solo tres puntos a 2 minutos del final. El Madrid tuvo incluso tiro para ganar, con 80-82. Facu dejó atrás al defensor y en vez de tirar prefirió pasar a Doncic, que completamente liberado vio como su triple no entraba. Ahí murió el partido y el Khimki se llevó un triunfo merecido del Palacio.

Primera derrota de la temporada en un encuentro gris pero en el que a base de pelea y lucha se llegó a tener un triple que podría haber cambiado el resultado final. 

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Real Madrid (23+16+20+21): Causeur (10), Doncic (12), Taylor (10), Radoncic (2), Ayón (10) – cinco inicial- Randle (-), Randolph (6), Rudy (4), Maciulis (8), Reyes (6), Campazzo (9), Carroll (3)

Khimki Moscow (25+20+21+20):  Shved (20), Jenkins (8), Anderson (16), Gill (12), Thomas (11) -cinco inicial- Robinson (6), Vyaltsev (2), Zaytsev (0), Markovic (9), Monia (-), Todorovic (0), Zubkov (2)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies