Reyes y Causeur apuntalan a un correoso Tenerife (74-84)

El Real Madrid venció Tenerife en un partido de tú a tú en el que los locales no supieron gestionar los minutos finales. Causeur, Reyes y Campazzo fueron los más destacados por parte visitante. Tobey, Ponitka y San Miguel, armas locales. Ayón y Doncic terminaron tocados

Venía el Madrid de una derrota apretada ante Khimki y no le esperaba una visita sencilla en la cancha del Iberostar Tenerife. Aun así, los blancos supieron imponer su juego pese a un duro inicio del que poco a poco se fueron resarciendo. El colectivo mejora día a día y cada vez ofrece más recursos. Esta vez clave la defensa zonal con Jeff Taylor a la cabeza. La mala noticia la pusieron una jornada más las lesiones. Ayón se retiró doloroso de un hombro en el tercer cuarto y Doncic terminó renqueante, aunque parece que ambos terminarán en un susto.

En lo referente al transcurso del encuentro, arrancó Iberostar Tenerife fuerte y decidido con un Madrid desacertado en ataque. Los insulares encajaron a los blancos un contundente 12-0 de parcial de salida que obligó a Laso a parar el partido cuando probablemente aún no se habían ni sentado todos los espectadores. A partir de ahí el Madrid reaccionó, aupado por Felipe Reyes. El capitán se echó el equipo a la espalda y junto con un acertado Randolph (7 puntos), y el buen hacer de la defensa zonal, que sirvió para encadenar un 0-11, los blancos concluyeron el primer acto solo 5 abajo que, visto lo visto, era para estar contentos.

En el segundo cuarto emergieron Doncic y Carroll. Las rotaciones, la defensa zona-press y el fondo de armario madridista (33 puntos blancos por solo 9 tinerfeños) se antepusieron a un voluntarioso Ponitka y un acertado Richotti, quienes no fueron suficientes para evitar que el Madrid igualase la contienda al descanso (42-42). Ambos equipos regalaron un vistoso encuentro en el que el dinamismo y el acierto hicieron, seguro, disfrutar al espectador —al menos al neutral— durante estos primero 20 minutos.

Bajó el ritmo en el tercer periodo pero no el buen hacer de una dupla de jugadores blancos, en esta ocasión honor para Campazzo y Randolph. Con el acierto de ambos en el aro y la adecuada dirección del argentino, el Real Madrid consiguió al fin una buena renta (50-58). Sin embargo, la lesión de Ayón acortó todavía más la rotación de interiores blancos, factor que aprovechó Tenerife para seguir en partido con Tobey creando muchos problemas. Buen acierto también de San Miguel que redujo sobre la bocina la desventaja local a solo 4 puntos (56-60).

Pero, al final, las aguas volvieron a su cause normal. El líder impuso su mayor fondo de armario y su mejor juego colectivo, combinado con una gran gestión de los momento finales que Tenerife no tuvo. Primero Causeur (15 puntos, 2 asistencias) y finalmente Reyes (18 puntos, 7 rebotes) apuntillaron a un correoso conjunto insular que vendió cara la derrota y que luchó hasta los minutos finales, donde de terminó por desinflar.

La victoria permite al Madrid seguir una jornada más como líder en solitario e invicto de la liga endesa una jornada más.

Parciales: 23-18, 19-24, 14-18 y 18-24.

Imagen: ACB Photo/Á. Pérez

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies