Victoria sufrida en el derbi para terminar el 2017

El Real Madrid finaliza el año 2017 con una victoria en casa ante el Movistar Estudiantes. Los blancos consiguen su séptima victoria seguida en el derbi de la ciudad de Madrid y continúan liderando la clasificación de la Liga Endesa con doce victorias y solo una derrota.

El partido comenzó muy igualado y con muchas alternativas para los dos equipos. Por parte de los blancos, Fabian Causeur era el jugador más inspirado, que hizo de sus puertas atrás su mejor arma. Los defensores del Estudiantes perdían de vista al francés en cada jugada, y así Causeur era capaz de terminar el primer cuarto con ocho puntos. Y no estuvo solo. Trey Thompkins continúa en un estado de forma magnífico y así lo demostró en el primer cuarto, anotando 7 puntos. Al final de los primeros diez minutos el marcador estaba 19 a 16 a favor de los locales.

El Madrid buscaría marcharse en el marcador en el segundo cuarto, cuando apareció en el encuentro Luka Doncic, que parece como si jugara contra rivales de categorías inferiores en cada choque. Nadie puede pararle. El esloveno metió el miedo en el cuerpo a los visitantes durante todo el segundo cuarto. Acabó con 13 puntos, además de dirigir al equipo con mucha eficacia. Así, el Real Madrid conseguía en este cuarto ventajas de hasta 12 puntos. Pero Estudiantes se mantenía en el encuentro gracias a los rebotes ofensivos (10). El partido se marchaba al descanso con 7 de ventaja para los de Pablo Laso (46-39).

Tras el paso por vestuarios el Estudiantes volvió a la cancha con una marcha más y tras un parcial de 0-11 logró empatar el encuentro a 50. Laso paró el partido y metió en pista a Doncic y Felipe Reyes. Así, los blancos reaccionaron y volvieron a tomar las riendas en el marcador, pero los visitantes seguían haciendo daño sobre todo al contraataque. El tercer cuarto terminaba con cinco puntos de ventaja para el Real Madrid (68-63).

El alero estudiantil Landesberg comenzaba el último cuarto con 9 puntos consecutivos para poner por delante a su equipo. Entonces, Facundo Campazzo y Felipe Reyes aparecieron en el encuentro para poner la energía suficiente en el conjunto blanco y evitar que los visitantes siguieran por delante en el marcador. Tras un parcial de 10-0 el Real Madrid ponía ventaja y se acabó llevando el encuentro por 96 a 89. El MVP del encuentro, una vez más, fue Luka Doncic con 24 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.

Y así termina el año 2017 para el Real Madrid. Un año difícil, en el que se ha conseguido el título de la Copa del Rey. Esperemos que para este 2018 continúe esta buena línea que han mostrado los blancos en los últimos meses y se consigan mucho más éxitos. ¡Feliz 2018 madridistas!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies