Triunfo plácido en el Palacio en la primera gran noche europea de Tavares (87-68)

No fue la victoria más brillante. De hecho la noche estuvo rara, el partido parecía falto de intensidad por momentos y el rival tampoco hizo nada por apretar al Real. Con Doncic renqueante aún de la amigdalitis Tavares se echó el equipo a la espalda y lideró a los blancos a su decimotercera victoria en Euroliga. Con poco ritmo y con el Efes dando las mismas malas sensaciones que en los últimos años (equipo nada sólido) el partido no tuvo demasiada historia pero el objetivo se cumplió.

Salió el Madrid muy enchufado desde el 6’75 (4 triples en el primer cuarto), algo que le permitió lograr una renta cómoda en los primeros minutos. Las faltas lastraban a Campazzo pero más penalizaban las pérdidas a los turcos. Ataman se desgañitaba en el banquillo y solo Dragic, Motum y McCollum eran capaces de anotar en los primeros diez minutos. El rebote era claramente blanco y del +6 del primer periodo (20-14) pronto pasamos a ventajas que llegaron a ser de diez puntos.

El cansancio de Doncic permitió a Randle tener minutos pero el base estadounidense fue un agujero en defensa y en ataque tampoco aportó nada. El Efes recortaba de la mano de McCollum y el trabajo de Balbay hasta que el esloveno volvió a la pista. Entre él y Tavares, enorme en defensa (7+5+3 tapones al descanso), los locales dieron otro estirón que culminó Rudy sobre la bocina del segundo cuarto con un triple (39-30). La anotación se repartía mucho -hasta 10 jugadores anotaron- y la diferencia en el rebote (25-18) daba muchas segundas opciones que el Madrid no desaprovechaba.

Campazzo y de nuevo Tavares estiraban la ventaja y a partir de un +13 (53-40) el partido quedó sentenciado. El pívot de Cabo Verde, en su mejor actuación como madridista hasta la fecha, cerró la zona y fue imparable en el otro aro. Ningún interior del Efes fue capaz de pararle sin recurrir a las faltas y en los mejores momentos del Madrid la diferencia llegó a ser de 15 puntos. Doncic, aún estando lejos de su mejor forma física, cambió el ritmo del partido y el Real se sintió cómodo por primera vez en toda la noche. El cuarto tapón de Tavares (con dedo a lo Mutombo incluido) cerró el tercer cuarto y la ventaja se mantenía por encima de la decena (60-47).

El último cuarto tuvo poca historia. Un servidor estaba más pendiente de pensar en la cena que en el partido y el Madrid ayudaba a ello, estirando la diferencia hasta los 21 puntos. Doncic se gustaba a pesar de algún palo turco que ¡oh sorpresa! no consideraron antideportiva, Carroll acribillaba desde fuera y Felipe hacía su trabajo de siempre en la zona mientras Tavares se tomaba el resto de la noche libre. Radoncic dejaba un canastón a aro pasado en los últimos minutos y el intercambio final de golpes dejó el marcador en un 87-66 final.

Ganar hoy era lo único que importaba y se consiguió con buena nota en el segundo tiempo. Tavares sigue siendo una de las mejores noticias de la temporada y desde ya toca mirar a Moscú el próximo jueves.

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Real Madrid (20+19+21+27): Campazzo (9), Causeur (6), Taylor (3), Thompkins (3), Tavares (14) -cinco inicial- Randle (0), Rudy (3), Radoncic (2), Doncic (17), Maciulis (9), Reyes (10), Carroll (11)

Anadolu Efes (14+16+17+21): McCollum (9), Dragic (18), Simon (2), Motum (8), Dunston (9) -cinco inicial- Balbay (2), Brown (12), Batuk (0), Demir (-), Stimac (2), Mustafa (-), Douglas (6)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies