Campazzo dinamita el partido y lanza al Madrid a semifinales de la Copa (89-84)

Encuentro el de altos vuelos el que disputaron Real Madrid y Unicaja en los cuartos de la Copa ACB 2018. Un partido que no dejó indiferente a nadie y tuvo de todo. Tensión, defensa, presión, táctica, triples, triples… y más triples. Un intercambio de golpes del que salió victorioso el conjunto madridista gracias a la mejor gestión del juego en los minutos finales. Eso y, por supuesto, una soberbia actuación de Campazzo que permite a los suyos seguir con las posibilidades intactas de revalidar título por quinta vez consecutiva. 

La Copa ACB comenzó lenta para el Madrid, con un planteamiento inicial de Laso apostando por los bajitos que no convenció en absoluto al técnico vitoriano. Tanto fue así que con poco más de dos minutos de juego, dio entrada a Tavares y resolvió ese problema de centímetros e intimidación zonal, tal y como demostraron sus dos tapones y otros tantos rebotes ofensivos. Pese a ello, durante muchos minutos de juego la principal arma blanca fue Causeur. El francés, con sus penetraciones y acierto desde el tiro libre, fue el máximo anotador blanco del primer cuarto (9 puntos) y fue el gran artífice de la leve ventaja final con un triple sobre la bocina (26-23). En Unicaja, Mccallum y Salin, con 6 puntos cada uno, fueron las grandes amenazas.

En el segundo cuarto, sin embargo, sería Unicaja el gran dominador durante muchos minutos. Los de Joan Plaza respondieron magistralmente al 5-0 de salida madridista y, con Waczynski y Suárez metiendo todo lo que llegaba a sus manos, endosaron un contundente 3-20 que les llevó a su máxima renta del encuentro (34-43). Ahí llegó el momento Campazzo. El base argentino se sirvió de su rapidez, del apoyo de Doncic —11 puntos y 4 asistencias al descanso— y de su gran asociación con Tavares, para rematar el cuarto con un parcial de 10-0 a favor que devolvió a los suyos al liderazgo del encuentro al descanso aunque, eso sí, con la mínima renta posible (46-45).

luka doncic en la copa acb 2018

Nadie pudo con la ambición de Campazzo

Al igual que sucedió en el periodo anterior, Unicaja salió y fue mejor, pero su superioridad se vio de nuevo neutralizada por un gran parcial blanco liderado, cómo no, por Campazzo (58-55). Antes, Thompkins se había mostrado como arma más fiable, anotando los 7 primero puntos del equipo. Por parte andaluza, Mccallum continuaba siendo el gran quebradero de cabeza para el Real Madrid, unido al acierto de Suárez. Gracias a ambos, su equipo consiguió dar la vuelta al partido, otra vez, y llegar al periodo decisivo por delante en el marcador (64-66).

Con todo el pescado por vender, el Madrid fue mejor en los momentos decisivos, pero no sin sufrimiento. Unicaja semejaba infalible desde 6,75 y Waczynski no daba su brazo a torcer. Suárez, de nuevo, secundaba bien a su compañero y Unicaja obtenía una renta importante (70-77). Ahí apareció Rudy Fernández con 5 puntos consecutivos y Campazzo, el mejor del encuentro, se encargó del resto. Con el partido empatado, gestionó los ataques de maravilla, defendió como nunca, y no le titubeó la muñeca desde 4,70. Así, el resultado final solo podía ser positivo y para alivio merengue, así fue.

Los de Laso se llevaron una trabajadísima victoria ante un enorme Unicaja que solo perdió el pulso al final. Waczynski terminó con 15 puntos y Suárez con 17, mientras que Campazzo se fue hasta los 18, con 7 asistencias de regalo. Thompkins secundó al argentino con 14 y certificó la victoria final (89-85). Sábado, semifinales ante Iberostar Tenerife.

Imágenes: ACB Photo

Parciales: 26-23, 20-22, 18-21 y 25-18

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies