El Panathinaikos arrasa al Madrid y decide el primer punto de la serie en el primer cuarto (95-67)

Bastaron cinco minutos de partido para que el primer punto de los playoffs se tiñera de verde y los locales se pongan por delante en la eliminatoria. Sin opciones durante toda la noche, el Real Madrid se quedó en el vestuario de salida y el Panathinaikos lo aprovechó para lograr una renta inalcanzable que mantuvo sin demasiados apuros durante los 35 minutos restantes con James ejecutando y Calathes haciendo historia (16 asistencias, récord en playoffs).

Dos pérdidas en menos de diez segundos solo fueron un anticipo de la avalancha que se venía encima. Calathes primero y James después robaban el balón a un Randolph dormido y lograban un 5-0. La torrija seguía, sin lograr ataques con sentido y con Doncic sufriendo mucho ante la presión a toda pista de Antetokounmpo ordenada por Pascual. Hasta el 12-0 Laso no pidió tiempo muerto y a pesar de que cambió a cuatro de los cinco jugadores del quinteto inicial Calathes seguía castigando con asistencias muy sencillas y el parcial de salida llegó a ser de 20-0. Las cosas solo podían mejorar y desde ese momento el Real logró un 6-13 de parcial, logrando reducir la desventaja a 13 puntos tras el primer cuarto (26-13).

La entrada de Ayón tuvo efecto inmediato, ya que el mexicano anotó cuatro puntos seguidos y colocó a su equipo a menos de diez. Eran los mejores minutos del Madrid en el infierno verde del OAKA pero un par de jugadas con pérdidas tontas permitieron a James sumar puntos fáciles y establecer la diferencia en los 12-14 puntos. Denmon desde el triple cortaba cualquier amago de acercamiento blanco y el ataque blanco se ahogaba ante la intensidad y los cambios defensivos del Panathinaikos. Los 30 puntos anotados al descanso daban muestra de ello y los 46 encajados demostraban que nuestra defensa brillaba por su ausencia. Con 10 pérdidas, un 2/10 en triples (por el 7/10 del PAO) y sin coger un rebote ofensivo en el primer tiempo, mucho tenían que cambiar las cosas para que el partido diera un vuelco.

En la reanudación las cosas no cambiaron: los verdes entraban como querían en la pintura, la defensa no comparecía y la diferencia crecía (58-35, min 24). Mike James y Nick Calathes seguían llevando el ritmo de partido que más convenía a los suyos y el Madrid tiró definitivamente la toalla con diez minutos aún por jugar. Los locales se gustaban, dejando acciones espectaculares y con los 18.000 espectadores que llenaban el OAKA volviéndose locos (77-44). 

El último periodo sobró. Ambos equipos pensaban ya en el choque del jueves, aunque los locales con la mitad del trabajo hecho. Muchísimo tiene que mejorar el Real Madrid para poder competir en el segundo encuentro y poder empatar la serie antes de venir al Palacio. Las sensaciones no son nada buenas pero, aunque suene (y sea) tópico, en un playoff da igual perder de 40 que de 1. Que nos sirva para aprender y al menos dar la cara el jueves. No pedimos más.

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Panathinaikos (26+20+31+18): Calathes (11), James (24), Antetokounmpo (6), Gist (8), Singleton (5) -cinco inicial- Payne (8), Pappas (3), Denmon (9), Vougioukas (4), Lekavicius (2), Gabriel (9), Lojeski (6)

Real Madrid (13+17+14+23): Doncic (10), Causeur (0), Taylor (2), Randolph (11), Tavares (5) -cinco inicial- Randle (8), Rudy (3), Reyes (0), Ayón (8), Yusta (4), Carroll (4), Thompkins (12)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies