El Real Madrid asalta el OAKA, empata la serie y recupera el factor cancha (82-89)

Tras el correctivo del primer encuentro muchos dudaban sobre cómo respondería el Real Madrid en este segundo choque. Y si alguno tenía dudas, que pida perdón por desconfiar, ya que los de Laso dieron un golpe encima de la mesa para romper el efecto OAKA y empatar la serie.

No era muy difícil mejorar el esperpéntico inicio del martes y el equipo salió centrado, que ya es algo. Doncic superaba mejor la presión de Antetokounmpo y Taylor hoy sí anotaba, consiguiendo 5 de los primeros 7 puntos de su equipo. El gran lunar del arranque del partido eran las pérdidas, que daban opciones claras de contraataque a los verdes. Un par de pérdidas absurdas de Trey y Ayón permitían al Panathinaikos dar el primer estirón de la noche (15-7) y por si fuera poco Luka se iba al banquillo con dos faltas. Pese a todo, el Madrid no se arrugó y con esfuerzo, actitud y peleando cada rebote poco a poco nos volvimos a acercar en el marcador. Los tiros libres se fallaban más de lo aconsejable y un triple de Singleton sobre la bocina colocaba el 21-16 tras el primer cuarto.

El segundo parcial fue una guerra de trincheras. Fallos, faltas y carrusel de tiros libres (35 entre ambos equipos al descanso). Carroll empataba a con un triple, el Real estaba algo más cómodo y casi siempre sacaba algo positivo de los ataques. Salió Felipe Reyes y el capitán se hinchó a pegarse en la zona con sus defensores, a coger rebotes ofensivos y a conseguir tiros libres. Nos adelantábamos (23-25) aunque secundarios del conjunto griego como Payne y Denmon volvían a apretar y los locales cogieron algo de aire a 3 minutos del descanso (37-32). Más tiros libres, más fallos y más pérdidas provocaban que los últimos minutos de este cuarto fueran un horror para el espectador y el electrónico mostraba un 40-36 en el final de este periodo. Como dato, el primer tiempo duró una hora.

La salida tras pasar por vestuarios no fue demasiado buena aunque un triple de Felipe Reyes volvía a poner la desventaja en cuatro puntos. Doncic cometía su tercera falta aunque el Madrid encontró en Carroll a su guía: 7 puntos seguidos del escolta de Wyoming mantenían a los suyos en la pelea (49-49, min 25). El segundo triple de Felipe ampliaba un parcial de 3-12, ponía al Real tres arriba y obligaba a Pascual a parar el encuentro para que su equipo volviera a tener cierto orden. Tres tiros libre de Luka tras falta de Calathes ponían la máxima de los blancos en el partido (51-57) pero Lojeski y un robo de Singleton apretaban de nuevo el encuentro y hacían rugir de nuevo a los 18.000 aficionados del OAKA.

Felipe Reyes, el hombre de la noche, sumaba en la zona y asistía a Carroll para un 3+1 (13 puntos para el escolta en este cuarto) que de nuevo daba aire al Real. Y un último triple de Trey en el último ataque daba la máxima cuando sonaba la bocina (61-68).

Quedaban diez minutos de sufrimiento y el arranque no dejó buenas sensaciones. Cuatro puntos de James, que se echó el equipo a la espalda, y un triple de Denmon empataban el partido a 68 con más de siete minutos por jugar. El OAKA era una olla a presión pero llegaba la hora de los valientes y aparecieron Rudy y Thompkins. El alero con un triple, el americano con una canasta a tabla y un 2+1 de Taylor estiraban la diferencia de nuevo a seis a menos de cinco minutos de la conclusión (72-78).

Pero el Panathinaikos no se iba a rendir y un triple de James y un robo de Payne, que anotaba un tiro libre tras la falta, ponían el encuentro en un pañuelo a 2:28 del final (78-80). Y de nuevo emergió la figura de Trey Thompkins, que con un triple sobre la bocina de posesión dio el empujón que necesitaba su equipo para cerrar el encuentro (78-83). Mike James seguía a lo suyo, Ayón penaba en los tiros libres y a 1:17 del final Doncic recuperó un balón, sacó la falta y anotó los dos tiros libres para poner 6 arriba al Real ya en el último minuto. Calathes tuvo dos triples para acercar a los suyos a uno pero el balón no entró y el Madrid cerró un triunfo sufridísimo en el OAKA. En los instantes finales, Antetokounmpo y Rudy tuvieron una trifulca tras provocación del griego que terminó con técnica para el primero, antideportiva para el segundo y descalificante para Singleton.

El Real Madrid recupera el factor cancha, se dio un baño de confianza tras la derrota del martes y dispondrá de dos partidos en el Palacio para lograr el pase a la Final Four de Belgrado. Este equipo nunca muere.

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Panathinaikos (21+19+21+21): Calathes (12), James (20), Antetokounmpo (5), Gist (5), Singleton (11) -cinco inicial- Rivers (0), Payne (13), Pappas (1), Denmon (8), Vougioukas (0), Gabriel (3), Lojeski (4)

Real Madrid (16+20+32+21):  Doncic (8), Causeur (2), Taylor (8), Thompkins (12), Ayón (8) -cinco inicial- Randle (0), Randolph (4), Rudy (10), F. Reyes (18), Yusta (0), Carroll (17), Tavares (2)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies