#ReversosBlancos | Sírvanse otra copa

Un nuevo título para las vitrinas blancas, en este caso la supercopa ACB,  trae otra edición de Reversos Blancos. 
Para ser un torneo sin prestigio,
no está mal haber sido campeones.
Me quedo con muy buenas sensaciones
de cómo resolvieron los litigios.
 
Cierto es que no fueron un prodigio
ni que el basket fluyera a borbotones,
pero sí que exhibieron sus galones
y de extrañar a Luka ni un vestigio.
 
A Prepelic se le vio un ramalazo
de su determinación y su peso.
Me encantó el liderazgo de Campazzo
y Sergi Llull, que está de regreso.
El desenlace el de siempre: entre abrazos.
De nuevo soy optimista, os confieso.

Davide Mossi

Juntaletras aficionado, músico amateur y jugador de baloncesto por retirar. Adicto a los cubos y a la novela negra.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies