Un Real Madrid a medio gas sufre pero gana en Murcia (80-82)

En el día del regreso de Sergio Llull a las pistas tras un mes fuera por lesión, el Real Madrid tiró de oficio para ganar a un UCAM Murcia que se jugaba la vida, metido en esa pelea por la salvación. Sin un juego brillante pero sí eficaz, los de Laso sumaron un nuevo triunfo y empatan en la clasificación con el Barcelona a expensas de lo que pase en el partido pendiente que tienen contra Baskonia.

El protagonista del primer cuarto fue Facundo Campazzo. El base argentino regresaba por primera vez a Murcia tras dos temporadas allí, donde creció y maduró como jugador, y sumó ocho puntos de salida. El partido empezaba especialmente frío, con el público dormido y los jugadores algo apáticos. Ambos equipos intercambiaban canastas y era el Real Madrid el que mejores situaciones de tiro encontraba, con Randolph y Taylor dejando un par de buenos mates y con Tavares colocando dos tapones. Pese a todo, los locales sumaban muchos rebotes ofensivos que les permitían segundas opciones y mantenerse a un solo punto tras los diez primeros minutos (18-19).

En ese ambiente raro en el que se desenvolvía el encuentro, un par de buenas acciones de Trey anotando y asistiendo dieron un 23-28 al Madrid, pero cuando parecía que el partido podía empezar a romperse, un 8-0 de parcial para los murcianos que remató Dino Radoncic con un triple obligaba a Laso a pararlo. El técnico vitoriano reajustó su quintento, el Madrid volvió a apretar atrás y logró llegar al descanso con un 37-39 con Causeur tomando la responsabilidad ofensiva.

La salida tras el paso por vestuarios fue positiva, con el francés y Campazzo anotando y logrando la máxima del partido (37-43). Los locales se mantenían en el partido por la sangría en el rebote defensivo que tenía el Madrid y con Booker cogiendo ritmo anotador, Murcia se volvió a poner por delante (48-47). Un nuevo empujón defensivo de los blancos volvía a estirar la diferencia (48-54) y con Randolph muy enchufado y los primeros puntos de Llull del partido el Real alcanzaba la máxima de la noche (52-63). De nuevo el rebote ofensivo permitió a los de Sito Alonso acercarse un poco y cerrar el tercer cuarto con un 56-63.

Con todo por decidir en el último periodo, el Ucam apretó para intentar meterse en el partido y lo logró acercándose a un solo punto (64-65). Pero apareció Llull con un 3+1 para volver a poner tierra de por medio. El encuentro se ensució, con Sadiel Rojas metido en todos los líos -para variar-, y los locales se pusieron por delante a tres minutos del final tras varios malos ataques del Madrid (74-73). Laso pidió tiempo muerto, Campazzo volvió a pista y un 5-0 de parcial volvía a dar el mando del partido a los suyos con dos minutos por jugar (74-78). Tras varios minutos de fallos el marcador no se movía entrado el último minuto hasta que un 2+1 de Soko a 17 segundos del final les colocaba a un solo punto. Campazzo no perdonaba con los tiros libres y en la acción polémica de la noche, los árbitros pitaban unos pasos muy rigurosos a Soko que dejaba el partido casi liquidado. Trey sumaba un tiro libre para el 77-81, Booker anotaba un triple a la desesperada y la falta final a Facu sirvió para poner fin al choque con un 80-82.

Triunfo sufrido tras un partido gris en el que lo mejor es que no hubo lesionados. El sábado, visita a Burgos.

 Pablo Herrero – @pablohm29

Foto: ACB.COM

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies