El Madrid alcanza el sueño de la Décima (85-80)

El Real Madrid ha superado de manera más que merecida a Fenerbahce y ha alcanzado el sueño de la Décima. No fue fácil: se sufrió mucho: enfrente estaba el actual campeón y el mejor entrenador de la historia del baloncesto europeo, un Obradovic que está vez le tocó sucumbir ante la leyenda. Esta se llama Real Madrid y ni siquiera él fue cápaz de tumbar a un equipo con un espiritu indomable e irreductible.

Como en las semifinales, Laso ponía a Facu de títular y Ayón y Reyes en la pintura. No empezó bien el  cuadro de Laso, impreciso y superado en la pintura con un imperial Duverioglu, que metía sus únicos 8 puntos al principio. La buena noticia fueron las dos faltas rápidas de Vesely que le sacaron del partido para no volver. Tan sólo Doncic lograba ver aro en el Madrid.

La entrada de Llull y de un hiperactivo Rudy ayudó al Madrid, que a base de triples logró acabar el cuarto con ventaja (21-17).

Un buen inicio de segundo cuarto daba la máxima al Madrid, que fueron de 8 puntos, pero un tiempo muerto de Obradovic y sus constantes dialogos con Lamonica lograron cambiar la cara al partido. De la mano de un desatado e imparable Melli lograba dar la vuelta al marcador al paso por los vestuarios. Ayudó y mucho, que tan sólo les señalaran 3 faltas en todo el cuarto. El trabajo de Tavares en la pintura fue lo mejor de este acto, ya que Randolph, a pesar de una buena puesta en escena, se diluyó en defensa y no aportó nada. Al descanso (38-40) todo abierto.

El tercer cuarto fue el de Causeur, ya que el francés anotó 12 puntos y lideró el ataque del Madrid. Bien ayudado por la garra de Felipe, que hizo unos minutos espectaculares y un titánico Rudy Fernández en defensa. Doncic ponía los cimientos de su MVP, aunque a nadie le habría extrañado que fuera Causeur. Melli seguía on fire y era la única alternativa, junto a Wanamaker del cuadro de Obradovic. A falta de 10 minutos, que se hicieron eternos, teniámos una ventaja de 8 puntos (63-55).

Los tiros libres, tan nefastos el viernes, nos hicieron sonreir y a pesar de no tener un buen porcentaje, si, mejoramos y con creces, los fallos del viernes. Especial mención merece Thompkins, de menos a más toda la temporada. Anotó sin fallo sus tiros libres y palmeó, ese palmeo fue la final, los tiros libres fallados por Causeur. Era lo que acercaba la victoria al Madrid. Entre tanto, Llull, agotado como era de esperar, cometió la quinta. Lo mismo le pasó a Doncic tras dos pérdidas, una suya y otra de Carroll, que nos hicieron temer por una victoria hecha.

A pocos segundos del final, Causeur anotó dos tiros libres, el primero con suspense. Agotados los tiempos muertos, un ataque precipitado de los turcos acabó el rebote madridista y se acahó el partido. El sueño de la Décima es real y somos campeones de Europa.

El magnifico trabajo de Pablo Laso, imperial, la garra, la unión del equipo al superar todas las lesiones, la competitividad, el corazón, la épica, pudieron al talonario y al talento de Fenerbahce. Con todo en contra en el pabellón, todas las aficiones contra el Madrid, lo de siempre, sacamos ese escudo para pasearlo por toda Europa. Felipe y Llull levantaron la copa en una foto que quedará para la eternidad. Es increíble la grandeza del Madrid.

Hay noches donde el deporte te regala momentos épicos que recordaremos siempre: este es uno de ellos: hemos sufrido, hemos gritado, pasamos todo el día con un estado de nerviosismo bastante alto, durante el partido los chats de grupo no paraban de sonar. El final ha sido mágico: somos campeones de Europa, los mejores. Tiene un méritro tremendo. Este Real Madrid es el mejor regalo que te puede hacer la vida. Dentro de las cosas menos importantes de la vida, el Madrid es lo más importante.

Ficha Técnica

Real Madrid (21+17+25+22): Campazzo (0), Doncic (15), Causeur (17), Ayón (4) y Felipe Reyes (6). También jugaron Llull (5), Taylor (3), Rudy (5) Carroll (9), Thompkins (10) y Tavares (8)

Fenerbahce (17+23+15+25): Wanamaker (14), Vesely (3), Kalinic (7), Guduric (0), Duverioglu (8), Melli (28), Sloukas (7), Datome (6), Ali (7), Nunnally (0), Thompson (0) y Mahmutoglu (0)

Luis Alberto Reyes

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario en: “El Madrid alcanza el sueño de la Décima (85-80)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies