Manita de finales para el Madrid

El Real Madrid se ha clasificado de manera merecida para la final de la Copa del Rey tras derrotar a un Iberostar Tenerife que plantó cara durante el primer tiempo. De esta manera, el cuadro de Laso accede a su quinta final consecutiva, una manita de finales, donde buscará otros tantos títulos de manera consecutiva ampliando la leyenda y el brutal dominio en el panorama español desde que Pablo Laso tomará las riendas de la entidad.

El Madrid no entró bien en el partido, muy espeso en ataque y especialmente errático en el tiro, expecialmente desde el 6,75, donde Thompkins y Campazzo fallaban lanzamientos habitualmente sencillos para ellos. Algún destello de Causeur fue lo poco salvable en la parte ofensiva, donde la entrada de Randolph, una vez más, no volvió a aportar nada. En la parcela defensiva, iba peor, puesto que Tobey, con 8 puntos aprovechaba la candidez de un  Tavares que a pesar de poner tapones e intimidaciones, se le ve muy pérdido en aspectos tácticos y colocación. 19-11 al final de los primeros 10 minutos en uno de los peores cuartos que se recuerdan.

El segundo cuarto fue mejor para los de Laso, que vieron como aportaron en el aspecto ofensivo dos jugadores: Doncic y Carroll, con 9 puntos cada uno. Por parte de los canarios, era Fran Vázquez quien cogía el relevo de Tobey y hacía aguas en la defensa merengue. Ni Reyes ni el mencionado Tavares pudieron frenarle. A quien si lograron secar fue a Vasileiadis y Abromaitis, que no estuvieron en el partido en ningún momento. Al paso por los vestuarios, uno arriba para los tinerfeños.

Tras el descanso, todo cambió y la defensa empezó a hacer su efecto, consiguiendo mutiples pérdidas, siendo Rudy un gran activo. Además, el balear aportó en ataque junto a un Thompkins, que seguía desacertadio desde el triple, pero logró imponer su superioridad en la pintura. Nos íbamos al último periodo con una ligera ventaja y lo que era mejor, la sensación de tener dominado al rival.

Y así fue en el último acto, donde Doncic y la defensa de Rudy terminaron por liquidar a su rival, que se puede ir con la cabeza muy alta por su gran participación copera. Carroll terminó por poner esa diferencia junto a un Thompkins que al fin logró su tan ansiado triple al séptima intento.

Ahora toca descansar y recuperar del esfuerzo de estos dos primeros partidos y esperar al rival que saldrá del duelo entre Gran Canaria y Barcelona para la final de este domingo.

Luis Alberto Reyes

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies