Un Maccabi necesitado de victorias recibe al Madrid en el gran duelo histórico de Europa

El Real Madrid afronta esta tarde -20:05 horas- en el Menora Mivtachim Arena (La Mano de Elías de toda la vida) su sexto encuentro de la Euroliga con la intención de seguir invicto y mantenerse en esa pelea por el liderato que tiene con el CSKA.

Por enésimo año desde que levantaron su último título europeo el conjunto macabeo ha tirado de chequera en verano para afrontar una nueva reconstrucción que vuelva a poner al “equipo de Israel” a la altura de los grandes del continente. En las cuatro últimas temporadas, el Maccabi acumula una presencia en cuartos, una eliminación en fase regular que le condenó a jugar la Eurocup y dos actuaciones muy discretas en la Euroliga con este nuevo formato (10º y 14º). Por ello realizaron en julio el fichaje más caro de su historia (por buyout y sueldo) para llevarse a Scottie Wilbekin. El base norteamericano con pasaporte turco es la gran referencia amarilla aunque llegará a este encuentro entre algodones debido a una lesión en la mano, al igual que otra de sus grandes incorporaciones, Tarik Black. El pívot ex de Lakers y Rockets ya se perdió el choque de la semana pasada en el Palau y está prácticamente descartado para el partido de hoy.

Dirigidos por Neven Spahija, mantienen parte de la plantilla del pasado año, con jugadores secundarios como Michael Roll, DeAndre Kane o Alex Tyus. Junto a ellos, un viejo conocido del Obradoiro como Angelo Caloiaro y otro ex de la NBA que podría debutar esta semana, Ramon Sessions. La apuesta de futuro de los israelíes lleva el nombre de Yovel Zoosman, MVP del último Eurobasket sub 20 y uno de los grandes candidatos a llevarse el Rising Star esta temporada.

El Real recupera a Felipe Reyes para este partido mientras que Trey Thompkins sigue de baja. Laso, que confirmó que Llull no está al 100%, cree que la derrota ante el Andorra del domingo pasado (primera de la temporada) “hará aprender al equipo y sirve como lección“.

Sobre el rival de hoy, el técnico recalcó que “ellos apuestan por jugar muy abiertos y tienen gran capacidad en el uno contra uno. Es casi obligatorio dar un paso adelante en situaciones defensivas, de uno contra uno, de dos contra dos, ayudarnos mejor como equipo y dominar el rebote para tener el control del partido. Si se convierte en un ‘ida y vuelta’ tendremos más que perder que ganar porque tienen mucha calidad individual“.

El choque más repetido de la historia del baloncesto europeo (57 partidos con el de hoy, 33-23 para el Madrid en el balance particular) promete emoción y un gran ambiente en Tel Aviv.

Pablo Herrero – @pablohm29

Foto: Euroleague.net

 

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies