#Crónica | Y dijo Llull: aún queda eliminatoria (80-76)

Un inconmensurable partido desde la pizarra del Madrid, comandado por el Sergi Llull de las grandes noches europeas, permite recuperar esperanza cuando todo estaba perdido. El jueves, más.

Al 2-0 acumulado en Estambul en esta “final” anticipada en los cuartos de la Euroliga se unía el más difícil todavía: se confirmaba la ausencia de Edy Tavares, el jugador clave blanco esta temporada. Pero, como comentaba Llull al término del encuentro, “Llevar esta camiseta es creer siempre en la victoria”.

Salía el Madrid con un equipo titular atípico, con Carroll de la partida, Alocén dirigiendo las operaciones acompañado por Abalde y con Usman Garuba y Alex Tyus encargados del juego interior. Enfrente, Larkin, Micic y Simon como exteriores, y Adrien Moermann y Sertac Sanli de pívots.

Y era el de Wyoming el encargado de abrir el marcador. Fundamental el acierto de Jaycee después de un paso de lo más discreto por Estambul, aunque seguía fallón. Otra de las sorpresas de la pizarra de Laso, una zona con variantes como la que proponía en otros tiempos con Marcus Slaughter. Y a base de defensa dejaba seco durante 5 minutos a Efes. Aun así, no lo aprovechaban los blancos, erráticos en ataque y sumando pérdidas tontas. Al rescate, un clásico: Llull, relevo de un Alocén con 2 faltas sobre Larkin, anotaba un triple en transición y otra canasta ante Micic para marcar distancia… Que borraba en el último segundo Beaubois con un triple desde la esquina. El tanteo en este primer cuarto, 15-15.

Penalizaban a base de faltas la inexperiencia de Tristan Vukcevic, lo que permitía a Efes sumar fácil desde el tiro libre y abrir brecha por primera vez en el partido. 7 puntos seguidos de Causeur y la vuelta a la zona rompían el parcial negativo… Aunque respondían los turcos con sendos triples de Sanli y Micic. Su estadística desde fuera del arco mejoraba mientras la del Madrid empeoraba, dejando el marcador al descanso con una distancia ya preocupante: 28-38.

Beaubois seguía mostrando el magnífico nivel de toda la eliminatoria con la primera canasta del tercer cuarto. Micic, también a lo suyo: imparable para cualquiera de sus defensores. Al menos Carroll encestaba su primer triple (en cuatro intentos). Garuba, por su parte, no tiraba la toalla poniendo todo de su parte a pesar del martilleo constante desde el triple de Efes. Llull se unía a la pequeña revolución para conseguir bajar la distancia por debajo de la decena… Hasta que otra genialidad de Beaubois ante Thompkins dejaba el resultado en el tercer parcial en 48-58.

Y de pronto, la locura. La vieja guardia se remangaba: defensas de Rudy, Llull respondiendo a base de heroicidades a pesar de la aparición de Larkin y el recital de Micic (29 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias).

Y a falta de menos de un minuto, se confirmaba la remontada. El primer triple de Rudy daba la vuelta al marcador, otra buena defensa permitía aumentar la distancia hasta alcanzar el 80-76 final.

Porque este equipo NUNCA SE RINDE. Ya nos han demostrado en múltiples ocasiones que hay que creer en ellos. La eliminatoria está viva: el jueves, otro partido a cara de perro. Disfrutemos.

Real Madrid 80 (15+13+20+32): F. Causeur (9), R. Fernández (3), A. Abalde (11), A. Tyus (10), N. Laprovittola, T. Vukcevic, C. Alocén, U. Garuba (10), J. Carroll (7), S. Llull (20), T. Thompkins (8), J. Taylor (2).

Anadolu Efes Istanbul 76 (15+23+20+18): S. Larkin (6), R. Beaubois (18), C. Singleton (4), S. Sanli (7), A. Moerman, T. Pleiss, V. Micic (29), J. Anderson, B. Dunston (9), K. Simon (3).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies