Triunfo cómodo en Bamberg para cerrar la semana de doble jornada con sobresaliente (66-81)

Cualquier precedente previo en Bamberg quedó rápidamente olvidado en el primer cuarto. Si las visitas a la ciudad alemana en los últimos años se caracterizaban por ser sufridas, con victorias agónicas decididas en la última posesión, en esta ocasión el Real Madrid cambió la tendencia y decidió en el primer cuarto que la noche iba a ser tranquila, dando de paso un regalo anticipado de Navidad a los aficionados blancos en forma de victoria cómoda.

La realidad es que el encuentro quedó decidido en el primer parcial. Con Facu y Causeur a los mandos, Trey ejecutando (llegó a encadenar 10 puntos consecutivos que rompieron el partido) y con Tavares sembrando el caos en la pintura, con incontables tiros cambiados y siendo resolutivo en ataque, el Madrid pronto se disparó en el electrónico (3-14 de salida) y logró una renta por encima de los diez puntos que supo administrar durante el resto del partido.

A pesar de que Daniel Hackett desde el triple intentó reducir el 13-29 con el que terminó el primer cuarto, los puntos y las asistencias de Luka Doncic (7 puntos y 6 asistencias en el primer tiempo), el trabajo impagable de Felipe Reyes en la zona y las ayudas en ambos lados de la pista de Maciulis y Taylor tiraban por tierra cualquier amago de remontada de los de Trinchieri. La defensa se cerraba a la perfección sobre Zisis, Maodo Lo y Hickman no encontraban espacios para hacer jugar a su equipo y solo Hackett lograba ver aro con facilidad. El 35-50 al descanso era una muestra clara de lo que habíamos visto sobre la pista en la primera parte.

El segundo tiempo fue un querer y no poder de los alemanes. Lo y Steiger desde el 6’75 lo intentaban pero cualquier mínimo acercamiento del Brose era rápidamente sofocado por la defensa blanca. A pesar del mal día en el tiro, Doncic sumaba asistencias casi sin querer (terminó con 8) y Tavares cuajaba un partido muy serio en ambos lados de la pista (9+10 rebotes). Con seis jugadores pasando de los dobles dígitos en valoración, la tónica de la segunda parte nos dejó un encuentro más lento y con más fallos. Thompkins anotaba por inercia, sus compañeros sabían encontrarle y todo estaba sentenciado tras los tres primeros cuartos (51-68). 

A pesar de que el Brose tuvo un par de triples para volver a “meterse” en el encuentro, la falta de acierto desde el perímetro terminó de enterrar cualquier opción de los de Trinchieri y la pelea de Felipe Reyes en la zona dejó el encuentro visto para sentencia (66-81). 

Segundo triunfo de la semana en Euroliga para el Real Madrid, que se coloca con un 8-6 antes de cerrar la primera vuelta viajando al Ulker Sports Arena de Estambul el próximo jueves. Una jornada más, otro triunfo, y un día menos para que vuelvan los lesionados. Hay muchos motivos para creer en este equipo.

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Brose Bamberg (13+22+16+15): Zisis (5), Lo (12), Wright (3), Heckmann (0), Radosevic (4) -cinco inicial- Hackett (13), Hickman (8), Nikolic (0), Staiger (12), Olinde (2), Rubit (7), Mcdowell-White (-)

Real Madrid (29+21+18+13): Campazzo (2), Causeur (13), Yusta (6), Thompkins (20), Tavares (9) -cinco inicial- Randle (0), Radoncic (-), Doncic (7), Maciulis (2), Reyes (10), Carroll (8), Taylor (4)

 

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies