#Crónica | Un último cuarto concentrado le vale al Madrid para seguir invicto (101-92)

Dificilísimo el partido de hoy del Real Madrid contra un Club Joventut Badalona que ha estado acertadísimo en ataque y ha puesto las cosas complicadas a los de Laso para sumar su victoria 30 en ACB.

Tratando de mantener la cabeza fría ante el desafío que viene en Estambul… Y la brillante racha liguera. Así empezaba la tarde del domingo en un WiZink Center al que rendía visita un Joventut de Badalona cómodamente instalado en puestos de play-offs. Por parte del Madrid, la vuelta de Trey Thompkins y el posible debut de Poirier marcaban la actualidad en la previa.

Y el francés no se hacía esperar: la segunda falta de Tavares llegaba en el minuto 5 de partido, y saltaba a la cancha el nuevo jugador blanco, con el número 17. Mientras, la Penya amartillaba desde la distancia, con poca o nula respuesta de la defensa. Para muestra, un botón: un triple de Pau Ribas, una pérdida tonta en el siguiente saque de fondo y otro triple de Morgan ponían el 11-16 que implicaba una “lasina” importante…

Contestaba Garuba con 5 puntos seguidos, y llegaba también la primera canasta de Poirier como madridista, para dejar el marcador en 18-24 al final del cuarto.

El segundo cuarto seguía la tónica del primero, con Joventut marcando un ritmo bestial en ataque y el Madrid tratando de echar el cerrojo de todas las maneras posibles… Sin mucho éxito. Un Poirier fundido daba paso a Thompkins, y Carroll entraba a intentar frenar a un Dimitrijevic que había vuelto loco al renqueante Alocén, con éxito. Pero era Llull el protagonista del periodo, con dos triples cuando más falta hacían  y grandes defensas sobre los exteriores verdinegros. Siempre disponible el menorquín. Bien secundado por Garuba, omnipresente en la intendencia. Y remando, remando, llegábamos al descanso con 44-47.

Tavares trataba de agigantarse a la vuelta de vestuarios a pesar de su tercera falta, mientras los de Badalona seguían anotando de 3, y haciendo daño con el mismatch de Brodziansky con Laprovittola. Aumentaba así la distancia la Penya antes del último asalto: 65-72.

Un triple de Llull desataba las hostilidades. Primero Tavares, y luego Garuba se imponían bajo canasta, y el Madrid conseguía por fin igualar la contienda a 72, obligando a Duran a parar. Empezaba un nuevo partido, de poco más de 8 minutos de duración.

Reaccionaba Joventut gracias principalmente a las combinaciones entre Tomic y Dimitrijevic. Entraba Carroll para generar peligro mientras Llull se aprovechaba de las atenciones que provoca el de Wyoming para seguir sumando triples (5/9 hoy). Garuba seguía omnipresente en la defensa, y Poirier se animaba también desde la larga distancia para poner un cómodo y desahogado (por fin) +8 a falta de 4 minutos.

Vendía cara su piel la Penya, con Dimitrijevic como estilete, pero un último mate de Garuba, con el que se hacía daño en el gemelo, dejaba el partido visto para sentencia. Un magnífico partido entre el 1º y el 7º que acababa con 101-92.

El martes se inicia la batalla de Estambul. A recuperar efectivos y a competir.

Real Madrid 101 (18+26+21+36): F. Causeur (10), A. Abalde (12), N. Laprovittola (10), U. Garuba (14), W. Tavares (12), C. Alocén, V. Poirier (9), J. Carroll (13), S. Llull (15), T. Thompkins (6).

Club Joventut Badalona 92 (24+23+25+20): P. Ribas (20), C. Morgan (15), V. Brodziansky (15), F. Bassas (5), J. Parra (5), N. Dimitrijevic (13), S. Dawson (2), A. Parrado (2), A. Ventura (3), M. Allen, S. Birgander (4), A. Tomic (8).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies