Llull y el Real Madrid alargan su dulce estado de forma destrozando al Darussafaka (101-83)

Llull sigue de dulce. Tras el MVP de la Copa, el gran referente del Real Madrid dio un recital en el primer cuarto que levantó a todo el Palacio de sus asientos y dejó a los 10751 espectadores con las manos en la cabeza en señal de incredulidad. Todo lo que tiraba lo metía.

El partido duró los 3 minutos que tardó Sergio Llull en calentar la muñeca. 4 triples del menorquín en el primer cuarto destrozaron las esperanzas de los de Blatt, que asistieron impotentes a la exhibición del base. 19 puntos en los 10 primeros minutos más 3 asistencias y, sobre todo, la sensación de dominio absoluto sobre la pista. El +16 del primer cuarto pudo ser aún mayor de no ser por los tiros libres de los turcos, que únicamente anotaban con comodidad desde el 4,60.

Los dos pequeños parciales que encadenó Darussafaka en el segundo cuarto fueron rápidamente respondidos bien por dos acciones consecutivas de 2+1 de Hunter o bien por dos triples seguidos de Rudy y Carroll. Wanamaker y Bertans intentaron aprovechar los problemas en ataque del Real Madrid, que quedó atascado varios minutos en el punto 36. Pero una buena serie de ataques, con Rudy dirigiendo y Randolph finalizando, puso de nuevo tierra de por medio en el electrónico y mantuvo la misma diferencia al descanso (53-37).

Las diferencias tras el paso por vestuarios siguieron creciendo, pasando los 20 puntos. Pero cuando todo hacía indicar que el partido estaba visto para sentencia, una serie de cinco triples casi consecutivos del Darussafaka obligó a Laso a pedir tiempo muerto ya que los de Blatt redujeron la distancia a tan solo 8 puntos. Y ahí aparecieron los interiores. Entre Randolph y Hunter dieron tranquilidad y pusieron el marcador en un +15 (75-60) al final del tercer periodo.

Entre Thompkins y Maciulis situaron de nuevo la diferencia en los veinte puntos pero una nueva lluvia de triples de Darussafaka les acercó de nuevo a 11. Penetraban y encontraban tiros cómodos, sobre todo Wanamaker y Anderson mientras Moerman castigaba desde el 6’75.

Pero cuando más apretaban los turcos apareció Trey Thompkins, que dio aire al equipo cuando más falta hacía con varios triples desde la esquina. Darussafaka no se rindió y tras una antideportiva de Sergio  Lllull se pusieron a 10, aunque el Real supo cerrar bien el partido y terminó cerrando el marcador con un triple desde el centro del campo de Llull para superar los 100 puntos. 101-83 y el liderato se sigue quedando en Madrid.

Pablo Herrero – @pablohm29

Real Madrid (101): Llull (26), Maciulis (9), Taylor (2), Randolph (13), Ayón (2) -cinco inicial- Draper (2), Rudy (6), Nocioni (0), Doncic (5), Carroll (8), Hunter (14), Thompkins (14)

Darussafaka (83): Wanamaker (15), Bertans (9), Clyburn (2), Harangody (7), Zizic (11) -cinco inicial- Wilbekin (9), Batuk (3), Ulubay (-), Moerman (9), Aldemir (-),  Savas (-), Anderson (18)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies