Lección de coraje para el campeón (77-79)

El Real Madrid sumó una importante y prestigiosa victoria al ganar en la pista de uno de los grandes favoritos, por plantilla, entrenador e intereses, el Fenerbahce, vigente campeón de la competición. Sin lugar a dudas, una lección de coraje la ha que ha impartido el Madrid esta tarde en Estambul a todos, ya que como siempre, se luchó contra todos los elementos.

De esta manera, el Madrid suma cuatro victorias consecutivas en la Euroliga y cierra el año europeo de la mejor manera, dejando atrás las dudas del mal mes de noviembre y primeros de mes, donde tuvo una larga racha de derrotas. A expensas de recuperar lesionados, el Madrid da un golpe importante encima de la mesa.

Un equipo con una personalidad arrolladora, una lucha eterna, que dignifica el escudo y te hace sentirse orgulloso de ser madridista. A falta de efectivos y con unos arbitrajes más que cuestionables, a corazón no han inventado un equipo cápaz de ganar a los de Laso.

No empezó bien el partido para el Madrid, ya que los de Obradovic lograban adquirir ventajas con cierta facilidad, ayudados por un cuadro blanco muy espeso en ataque.

De la mano de Taylor y  Carroll el Madrid logró igualar la contienda, pero una doble antideportiva de Tavares en la misma jugada parecía echar por tierra el trabajo de sus compañeros. Una decisión polémica, pero viendo las repeticiones justa y absurda. Otra cosa es si en el otro lado de la pista se atrevieran a descalificar a un jugador local por las dos antideportivas. Quitando esta duda, cuya respuesta es fácil, creo que todos esperabamos algo mucho peor en cuanto a los del silbato se refiere.

A raíz de ahí, el Madrid, lejos de venirse abajo por perder a su única torre, se agrandó y de la mano de un marciano disfrazado de jugador de baloncesto con una camiseta del Madrid y el número 7 en la espalda, decidió que quería ganar este partido. Estuvo a tan sólo 2 rebotes del triple doble

Mención aparte merece un renacido Thompkins, soberbio en las tres últimas semanas y el padre de todas las batallas, Felipe Reyes, inconmesurable, colosal, dando un clínic de saber explotar todos sus recursos y capitanear al alza un equipo castigado cruelmente por las lesiones.

El último cuarto fue de infarto, con alternativas constantes en el marcador, con Carroll enchufado y Wanamaker siendo la principal amenaza de los locales. Al final, una doble falta sobre Doncic, le daba la oportunidad al esloveno de lanzar 4 tiros seguidos, anotó 3, lo que daba una renta de 4 puntos (75-79). Tuvo el Madrid dos ataques para cerrar el duelo, pero el aro se hizó muy pequeño. Finalmente, tras un agónico último ataque, Wanamaker falló la opción de llevar la contienda a la prórroga y el Laso Team se llevó una victoria de sideral importancia.

 

Luis Alberto Reyes

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies