MOB 93-102 RMB: El Madrid sale victorioso del festival 6,75

Obradoiro y Real Madrid disputaron en el Multiusos Fontes do Sar un precioso duelo en el que ambos conjuntos dejaron constancia de su poderío exterior. Carroll y Bendzius anotaron 6 triples y Simons 7, para un total de 36 triples en todo el partido. Doncic brilló desde la dirección y Taylor apareció en el momento clave. Posible lesión de Rudy en los últimos instantes del partido.

La moral que dio la victoria en el clásico al Real Madrid hacía que los blancos llegasen a Santiago con unas sensaciones inmejorables. Enfrente un Obradoiro que venía de perder en Sevilla pero que, en cómputo, está disputando una temporada sensacional y de ello hizo gala en el encuentro. El equipo gallego nunca tiró la toalla y casi da un susto al líder de la liga, quien también se mostró sólido en los momentos más delicados del choque.

Se apoyó el Madrid en el triple nada más comenzar. Desde 6,75 fueron sus tres primeras canastas del partido de la mano de Campazzo, por partida doble, y Thompkins. Sin embargo, lejos de amedrentarse, Obradoiro fue poco a poco contrarrestando esa gran entrada blanca en el duelo y cerca de la mitad del primer cuarto volvió a ponerse por delante en el marcador (14-13). Los de Laso vieron como su rival tomó su relevo en el acierto exterior (4/7 por 3/10 al finalizar el cuarto) y, aupados por los 9 puntos de Simons, el conjunto de Moncho Fernández culminó el primer acto en cabeza 21-18 pese a los 10 puntos de Facundo Campazzo.

La alegría duraría poco en el feudo del equipo gallego. El esfuerzo de Obradoiro por competir de tú a tú al Madrid se vio rápidamente neutralizado por la dirección de Luka Doncic y el acierto, de nuevo, en el tiro exterior blanco. El joven esloveno superó con facilidad la defensa de 2 contra 1 que Moncho ideó para frenarle y cada jugada del Real Madrid en el segundo cuarto se tradujo en un castigo para Obradoiro. Los tiradores blancos fueron letales y en posiciones cómodas anotaron hasta 8 triples de 13 intentos posibles, suponiendo un parcial de 16-34 en el cuarto y de un marcador al descanso de 37 a 52.

Mencion aparte merece la puntería de Jaycee Carroll, con 5 de 7 en triples, y las 4 asistencias de Felipe Reyes, habitual receptor del pase de Doncic tras superar el 2 para 1. El capitán, con el campo abierto, fue el socio perfecto del 7 blanco para que el líder de la competición asentara un duro golpe a su rival con tan solo 20 minutos jugados, aunque quedaba mucho camino por delante y pese a que el marcador invitase a pensar en un duelo decidido, nada más lejos de la realidad.

El aro como un océano: Bendzius y Simons hicieron creer a Obradoiro

Bendzius se disfrazó del Jaycee Carroll visto en el segundo cuarto y Simons hizo o propio. Así que, en conjunto con sus compañeros, encestaron 7 de 11 en triples en el cuarto. El Madrid no se quedó atrás en cuanto a acierto (3 de 4) pero fue insuficiente para frenar el vendaval santiagués que minimizó hasta los 9 puntos la desventaja que traía del descanso (67-76). Obradoiro quería batalla y se sumó a la fiesta del triple (encestó 30 puntos en el tercer cuarto), esa que alcanzaría su cenit en el último cuarto, con cifra de triples récord de la competición incluida.

Porque, por lo que se había visto en los 30 minutos anteriores así tenía que ser. Ni Obradoiro ni Real Madrid bajaron el ritmo anotador desde 6,75 y solo una mejor gestión de los blancos en los dos últimos minutos de partidos le permitió volver a la capital con el triunfo. Lo más cerca que consiguieron ponerse lo gallegos fue a 5 puntos (77-82) pero ahí emergió la figura de un enorme Taylor. El sueco encaró el aro decidido cuando los huecos escaseaban y suyos fueron 5 puntos y una asistencia a Felipe que terminaría en un 2+1 que a la postre serían definitivo. Porque después de eso, Obradoiro cavó su tumba.

Dos triples precipitados de los héroes anteriores, Bendzius y Simons, impidieron que los de Moncho Fernández culminaran una remontada que hubiera sido histórica, ya que el Madrid llegó a tener una renta de 19 puntos. Reyes cerró toda posibilidad con dos acciones positivas consecutivas y el Madrid se hizo con una trabajadísima victoria que le permite seguir en lo más alto de la tabla.

Parciales: 21-18, 16-34, 30-24 y 26-26.

 

María Veiga

Periodista gallega que disfruta del baloncesto en Madrid... y donde sea.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies