#Crónica | El Real Madrid vence a Valencia Basket y sigue vivo gracias a un heroico Campazzo (95-90)

El Real Madrid ha vuelto a jugar con fuego. Si bien el sábado se quemó completamente contra San Pablo Burgos, hoy Facundo Campazzo (29 puntos y 11 asistencias para 42 de valoración) se ha vestido de bombero para apagar todas las llamas que se cernían sobre el equipo blanco. La victoria frente a Valencia Basket da aire a un equipo que se ha asomado al abismo por momentos.

Y es que el inicio de partido no hacía presagiar lo que iba a deparar a la postre este encuentro. Los chicos de Pablo Laso arrancaban con la maquinaria completamente engrasada, sobre todo desde el perímetro. Randolph y Carroll empezaban acertados, pero los focos miraban hacia Argentina. La dupla formada por Campazzo y Deck destrozaba a un Valencia Basket que se sostenía por un Alberto Abalde que cada día que pasa huele más a equipo grande. Rudy ya se está haciendo mayor, Cagancho. El Real Madrid cerraba los diez primeros minutos del encuentro con 31-21 y una sensación de superioridad que no hacía presagiar lo que vendría después.

El Real Madrid seguía actuando con el acierto de los primeros compases. Thompkins y Taylor, con sendos triples, otorgaban al equipo de la capital la máxima diferencia del choque (45-32). A partir de ahí crecerían los de Jaume Ponsarnau, que liderador por los triples de Marinkovic recortaban la diferencia al descanso a 56-52.

Mientras, el Real Madrid se cargaba de faltas en sus interiores. Entre Tavares, Campazzo y Carroll intentaban volver a abrir brecha, pero un parcial de 0-10 de los taronjas ponía al equipo contra las cuerdas (65-69). Los fantasmas del domingo volvían a aparecer sobre los merengues, sabedores de que de nuevo un buen inicio de partido se había desperdiciado para volver a situarse por detrás en el choque. Campazzo, el héroe indiscutible del encuentro, aparecía una vez más para sofocar la rebelión valencianista (74-71).

Dubljevic, desaparecido casi todo el encuentro, lideraba el arreón naranja en busca del triunfo. El interior montenegrino, muy escueto hasta la fecha en esta fase final, recordaba sus dotes y comenzaba a hacer daño a Tavares en el uno contra uno y se abría al triple en los momentos oportunos. Valencia se ponía de nuevo por delante gracias a su actuación junto a Marinkovic y Loyd, provocando de nuevo los sudores fríos en la afición madridista. Thompkins y Randolph volvían a aparecer desde el perímetro para los blancos y, a partir de ahí, sería cosa de nuevo de la dupla albiceleste. Entre Deck y Campazzo se echaban el equipo a la espalda para finiquitar a los de Ponsarnau (95-90) en uno de esos partidos que hacen afición.

Con este triunfo el Real Madrid escala a la segunda posición del grupo, igualado a triunfos con Valencia, Burgos y Gran Canaria. Además, este triunfo permite a los de Laso, en caso de triple empate con Valencia y Burgos, no verse damnificado.

Foto: ACB.com

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies