#Crónica | Victoria en el estreno liguero: Acunsa GBC 70-86 Real Madrid

El primer partido de la temporada ha parecido más un enfrentamiento de pretemporada, de coger sensaciones y de rachas. Una mala primera parte compensada con una segunda de trabajo coral, defensa y acierto permiten al Madrid sumar la primera victoria de la Liga Endesa 2020-21.

Por fin. Tras el aperitivo de la Supercopa, la competición ya está aquí. De manera anormal, pero el baloncesto vuelve. Y con él, el Madrid. Y la senda a la victoria. Así ha sido en un estreno liguero menos plácido de lo previsto, contra el Guipúzcoa Basket en Miribilla (exilio temporal para los donostiarras en su regreso a la ACB).

El primer quinteto blanco en la nueva temporada lo conformaban Laprovittola, Causeur, Taylor, Garuba y Tavares, siendo el galo el que sacaba a pasear su zurda para abrir el marcador. Por parte guipuzcoana, presentación por todo lo alto del colombiano Jaime Echenique… Que unido a la falta de intensidad provocaba que a falta de 3 minutos Laso parara el partido. El míster también empieza fuerte el año…

Para parar la sangría en el rebote, minutos para el gran capitán, que saltaba a cancha en la que es su 17ª temporada. Histórico. Así se alcanzaba el final del primer cuarto, con parcial de 21-25.

Llull en modo superhéroe

Empataba el partido GBC en los primeros compases del segundo cuarto merced principalmente a los desajustes defensivos blancos. Así que se erigía un nombre propio, venido directamente de Mahón: Sergi Llull se vestía con el traje de superhéroe, ése que se deja ver sólo en pequeñas gotas desde su maldita lesión, anotando 9 puntos sin fallo cuando más espeso estaba el Madrid. Aun así, el descanso llegaba marcando igualdad total: 41-41 y todo por definir en la segunda parte.

Del relevo de Llull, otro clásico: un Jaycee Carroll que se estrenaba en Liga Endesa demostrando que es como el buen vino, mejora con la edad. Abría el marcador tras el descanso, anotando fácil desde la corta y la larga distancia. Quizá hay que empezar desde ya con el JAYCEE QUÉDATE de nuevo. Por parte local era el argentino Faggiano el que ponía los puntos, mientras Echenique se encargaba de cerrar su propio tablero. Taylor puede dar fe de ello.

Pero por fin la defensa empezaba a carburar, y en el momento clave el Madrid producía en defensa y en ataque. Laprovittola se entendía con Tavares, anotaba desde fuera, Carroll seguía a lo suyo, y aumentaba así la renta a las dobles cifras. Se llegaba así con máxima ventaja de cara al cuarto final: 53-66.

Un cuarto periodo del que salía respondón GBC, reduciendo la desventaja a 4 puntos hasta la nueva irrupción de Llull en el partido. 8 puntos consecutivos, y la sensación de imparable que produce cuando está suelto físicamente. Buenos minutos también para Carlos Alocén, que por pocos minutos que juegue deja siempre perlas, y un Thompkins que sigue destacando por su elegancia y por sumar, casi a la chita callando, una decena de puntos. El marcador final lo dice todo: 70-86.

En definitiva, el estreno liguero llega con poca historia, más allá de la que puede suponer para ir engrasando las maquinarias. La temporada está aquí por fin. Rara, pero ha llegado. Disfrutemos.

Acunsa Guipúzcoa Basket (70): Johnny Dee (11), Pere Tomàs (3), Jan Span (6), William Magarity (9), Viny Okouo (11), Jaime Echenique (12), Dino Radoncic (7), Lucas Faggiano (11), Xabi Oroz, Brandone Francis.

Real Madrid (86): Walter Tavares (10), Nicolás Laprovittola (11), Jeffery Taylor (7), Usman Garuba (2), Fabien Causeur (7), Trey Thompkins (11), Gabriel Deck (4), Sergi Llull (18), Carlos Alocén (5), Alberto Abalde, Jaycee Carroll (11), Felipe Reyes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies