#Crónica | La tercera consecutiva, en Belgrado: Crvena Zvezda 67-73 Real Madrid

Un tercer cuarto prácticamente perfecto, y unos extraordinarios Trey Thompkins y Anthony Randolph permiten al Madrid llevarse una difícil victoria en el Aleksandar Nikolic Hall de Belgrado.

Con Facu Campazzo al mando de las operaciones (mientras dure, hay que disfrutarlo) saltaba el Madrid a la cancha con la misión de mantener la racha, romper el empate con su rival de esta noche, y seguir mirando hacia arriba en la Euroliga.

Con un cometido bien claro: tratar de frenar al máximo anotador de la competición, Jordan Loyd. Viejo conocido de la afición española tras su paso por Valencia Basket, el de Atlanta se ha destapado esta temporada. Como primera espada indiscutible en Crvena Zvezda, promedia más de 20 puntos por partido.

Pero el duelo en los primeros compases estaba en la pintura, donde Ognjen Kuzmic buscaba las cosquillas a Edy Tavares… Y lo encontraba: el caboverdiano apenas duraba dos minutos en el campo, tras acumular dos faltas. El Madrid salía frío al partido, y Laso llamaba a capítulo a sus jugadores con 13-5 en el marcador.

La operación remontada venía de la mano de los cambios: Thompkins, la intensidad de Garuba, y esos momentos que siempre ofrece Jaycee Carroll. En un parpadeo, el marcador pasaba a 21-19 obligando a Sasa Obradovic a parar el partido. Funcionaba la pizarra del entrenador serbio, y se llegaba al final del cuarto con 26-21 tras el triple de Corey Walden.

En el segundo cuarto se embarraba más el juego. Jordan Loyd y Walden hacían daño sin que los blancos encontraran la tecla para pararlos, desquiciándose además por culpa de un arbitraje “intimidado” por la Sala Pionir… incluso vacía. La intensidad de Garuba, que nunca se esconde y le pone intensidad a cada segundo, y la clarividencia de Campazzo en contraste con Laprovittola, dejaba en el descanso el marcador en 42-36. Con mucho por mejorar, pero con margen para ello.

Thompkins reclamaba, en sus declaraciones al descanso, “unión”. Y el cuarto empezaba de la mejor manera: con un triple de Anthony Randolph. Pero la noticia estaba en la vuelta de Tavares, con todo lo que ello implica para el juego. Conectaba con Abalde para el alley-oop, y ofrecía su corpachón para la pantalla que permitía a Llull anotar sus primeros puntos en el partido, los que ponían también al Madrid por delante por vez primera. Con 46-51 tras un triple desde la esquina del Increíble, Obradovic paraba el partido para intentar que sus chicos no perdieran la cara al partido ante unos blancos que ahora se encontraban: a sí mismos, y a su juego.

El partido era un toma y daca, con Loyd anotando y generando peligro para su equipo, Johnny O’Bryant y Dejan Davidovac en la intendencia… Y Alberto Abalde metiendo un triple sobre la bocina para ejemplarizar la mejora madridista: 53-59 a falta del último cuarto. Era este cuarto el que giraba la tendencia: con un parcial de 11-23 gracias principalmente a que los triples lanzados, muchos, por fin acababan entrando.

Un mini-parcial de 4-0 obligaba a Laso a volver a sentar a sus jugadores en el diván… Para no permitir que las distracciones acercasen a Crvena Zvezda. La respuesta, de superestrella: un espectacular triple de Rudy Fernández al final de la posesión.

A pesar de la entrada de Tavares y Carroll, de la mano de Walden y Loyd (de quién si no) Estrella Roja volvía a ponerse por delante: 65-64 y sólo 4 minutos por jugarse. La respuesta volvía a llegar desde la línea de 6,75: Thompkins, con dos lanzamientos excelsos, daba de nuevo la vuelta al marcador para colocar el 65-70… Su compatriota Emanuel Terry no encontraba respuestas para frenarlo.

Loyd intentaba acercar a su equipo, mientras los serbios alargaban el partido llevando al Madrid a la línea de tiros libres. El resultado final, 67-73, permite a los blancos adelantar su rival de esta noche y acercarse a las primeras posiciones en esta Euroliga 2020-21. Buenas sensaciones tras un inicio dubitativo, y un nombre propio: Anthony Randolph, nombrado MVP con 16 de valoración, merced a sus 13 puntos (2/2 en T2 y 3/4 en T3), 6 rebotes y 3 robos. Toñejo está de vuelta.

El próximo partido, el miércoles 18 de noviembre en el WiZink Center frente a Maccabi Tel Aviv.

Crvena Zvezda mts Belgrado 67 (26+16+11+14): T. Rochestie, J. O’Bryant (7), L. Hall (2), C. Walden (16), J. Loyd (22), D. Davidovac (6), B. Lazic, D. Reath (4), O. Dobric, M. Jagodic-Kuridza, O. Kuzmic (6), E. Terry (4).

Real Madrid 73 (21+15+23+14): A. Randolph (13), R. Fernández (6), A. Abalde (3), F. Campazzo (8), N. Laprovittola, G. Deck (3), U. Garuba (4), J. Carroll (9), W. Tavares (4), S. Llull (9), T. Thompkins (14).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies